jueves, 1 de marzo de 2018

¡No Hagas Esto En La Primera Cita!


1. Planear.

Sí, esa cosa no funciona. Olvídate de estructuras, planes y tiempos. No son tan importantes, en serio.

Que si ya deberías besarla, que si no deberías besarlo. Que si no es tan buena idea ir al cine pero sí lo es un restaurante, que si es mejor algo sencillo.

Sólo olvídate de eso, deja de preocuparte, no importa, no vas a un examen, no tienes que seguir una bitácora.

En tu primera cita y en todas las que sigan, literalmente, ve e improvisa.

Cuando una persona y tú se caen bien, podría caer una tormenta, podrían mojarse bajo la lluvia, podrían tener el plan más simple, podrían preparar frappé en tu casa, comer fruta, y se la van a pasar genial.

Podría ser que todos los factores externos a ustedes estén del nabo, y en serio, no importa, lo que importa son ustedes.

-

2. Agendar la próxima cita, en la primera cita.

Esto tampoco es recomendable.

Sí. Es posible que durante la primera cita sientas que esa persona te fascina con locura y tengas la seguridad de que quieras volver a verla cien veces más.

Puede que ella sienta exactamente lo mismo que tú, pero tanto si es así como si no, no tengas ninguna urgencia por asegurar que la volverás a ver.

Piensa que dar un poco de espacio a la incertidumbre, a que esa persona también piense en ti, a que también tenga ganas de verte, harán que cuando sepa que te volverá a ver, y cuando te vea, lo haga con más ilusión y más ganas.

Si esa persona es la que te pregunta que cuándo volverán a salir, ok, pueden quedar, pero, en serio, no le tengas miedo a la incertidumbre.

Aprender a darse esos pequeños sutiles espacios hará que de verdad empiecen a pensarse con ilusión.

-

3. Producirte demasiado.

Así es, parece tentador jugar tus mejores recursos estéticos para gustarle más a esa persona, pero no te pases.

Por supuesto, vístete sexy, ponte loción, ve fresco, pulcro, atractivo.

Todo eso, perfecto. Pero algo casual y despreocupado está bien, no tienes que llevar tu look más matador.

Aún si salieras de noche, a algún lugar elegante, sensual, puedes vestirte elegante y sensual sin que parezca que te produjiste mucho.

No es tan favorable que tu cita vea que lo apuestas todo a tu apariencia física.

Sí, claro, el físico es una ventaja, verte sexy es una ventaja, pero para una primera cita, ve tan atractivo como te sea posible, sin esforzarte.

-

4. Querer posicionarte muy alto.

O sea. Querer verte el más interesante, el que más pegue tiene, el de mayor popularidad, el más genial.

Es tentador, pero, evítalo. Sencillamente, no presumas nada.

Quien realmente es bueno en algo, no tiene que decirlo, no tiene que auto-halagarse, se ve.

Si sí eres genial, si sí eres interesante, si sí tienes un pegue arrollador, si sí eres un tipazo o una mujer increíble, se ve, y punto.

La gran ventaja de ser transparente, natural y auténtico con la persona que te gusta, es que podrá ver tus cualidades sin que tú las presumas.

Si eres así y tú también le gustas, cosa que es súper probable, genial, no tuviste que intentarlo.

-

5. Ir en plan de impenetrable, indescifrable, inconquistable.

También es tentador, pero, en tu afán de posicionarte y ganar atractivo, no te desconectes de las personas.

Eso sería lo opuesto a lo que buscas, no lo hagas, sobre todo si te gusta la actitud de la otra persona.

Si sientes que esa persona especial es transparente, auténtica, atenta, abierta, empática, sincera, sin trucos… Conéctate, valóralo, aprécialo, corresponde.

Esta inercia positiva no siempre se forma, porque no siempre te encuentras con personas en ese mode, pero cuando sí se forme, por nada la rompas.

Si te gusta el trato, el lugar especial que esa persona te da, la atención que recibes, el tiempo que dedica a ti, lo que hace por ti, corresponde.

De hecho esto es regla de vida: Siempre que valores algo en una persona, corresponde con algo por lo menos igual de valioso.

-

6. Hacerte superficialmente el difícil y el interesante.

Entiendo que deseas que esa persona esté y continúe interesada en ti, de acuerdo, pero no hagas esto.

Sé que piensas que si muestras que realmente estás interesado, y pones mucho de tu parte, quizás entonces el interés se pierda.

Bien. No estás tan perdido, sí tiene un poco de sentido, pero hay un gigantesco fallo.

Si en ti no hubiese tanto qué ofrecer, y lo poco que hay lo das y lo descubres demasiado rápido, sí, es ampliamente probable que el interés se pierda, y obviamente no quieres esto.

Te diré cuál es la solución perfecta.

Si llevas tiempo en el canal, sabrás que siempre cierro cada video pidiéndote que hagas algo en concreto que implique trabajar en ti.

¿Cierto? Pues, si tú lo haces, te vuelves basto, es como si tuvieras un ejército de cualidades que te dan respaldo y te hacen más atractivo.

Si eres muy inteligente porque tienes una curiosidad infinita… Si eres físicamente atractivo porque te encargaste de serlo... Si tienes una gran calidad humana y eres íntegro y estable porque entiendes tus emociones… Si posees una actitud sexy porque no te cohíbe expresar naturalmente tu sexualidad… Si eres desapegado y respetas la libertad de las personas… Si no eres intenso ni necesitas de nadie para sentirte bien con tu vida…

Si todo esto… Dime ¿quién carajos no se va a fijar en ti?, ¿quién carajos no mantendría su interés en ti?

Opciones tienes: Hacerte el difícil e interesante, o dedicarte a ser basto y que haya múltiples razones para interesarse y mantenerse interesado en ti.

Si honesta, objetivamente, sabes que te has dedicado a ti, que eres un gran partido, y alguien no lo valorara o no se fijara en ti, tranquilo.

Es literal que sí hay personas que tienen gustos bien extraños, o bien concretos, o malos gustos, y eso no depende de ti, por eso, jamás te lo tomes personal.

Ahora. Agarra el celular, abre WhatsApp, Facebook, Instagram o lo que tengas. Ármate de valor e invita a esa persona especial a salir. Luego, haz lo que te digo, y dime si no funciona carajo. ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario