lunes, 26 de febrero de 2018

¿Por Qué Siempre Terminas En Relaciones Tóxicas Y Cómo Evitar Que Vuelva A Pasar?


¿Por qué siempre terminas en relaciones tóxicas?

Porque tienes una gran capacidad de adaptarte a lo que nadie jamás debería adaptarse.

Porque eres romántico y crees que el amor lo justifica, lo permite y lo perdona todo, y no es así.

Porque crees que lo que es normal, está bien, y no siempre es así.

Porque a pesar de que sabes que las cosas con esa persona se están yendo al carajo gradualmente, decidiste que podías tolerarlo y continuar.

Porque tú eres tóxico, por eso.

Porque hay cosas que nunca, por nada ni nadie, deben aceptarse.

Revisar el celular de tu pareja porque desconfías de ella, no está bien.

Estar con una persona en la que no confías, tampoco.

Pelear algunas veces y estar angustiado, triste y preocupado otras tantas, no lo está.

Engañarle porque ella te engañó, hacerle daño porque ella te lo hizo antes, no está bien.

Los celos, el chantaje, la doble comunicación y por supuesto la violencia física o psicológica, no están bien.

Todo esto, si quieres, podría ser lo más normal para otros, y eso no significa que esté bien.

Si algunas de estas u otras cosas parecidas pasan, tienes una relación tóxica, y aunque eso sea relativamente frecuente, no está bien.

Y no, aunque sufras dentro de una relación tóxica, no eres víctima. Sea como sea, eres cómplice.

Uno, porque generalmente nos relacionamos con personas tan sanas y tan íntegras, o tan tóxicas y tan inestables como nosotros. Si tu pareja es tóxica, tú eres la contraparte.

Dos, porque si tus mejores recursos para ser querido y sentirte seguro son los celos, el chantaje, el miedo, la manipulación y el control, tú eres extremadamente tóxico.

Y tres, porque permitir lo que no se debe permitir, aunque tengas creativas justificaciones, te hace parte del problema.

-

Tu pareja explotó agresivamente contigo pero como le amas y el amor debe superarlo todo, tú tienes que aguantar.

Tu relación lleva tanto tiempo destruida que lo único que te causa es miedo, tristeza, dolor y angustia, pero mejor eso que estar solo, porque estar solo te da más miedo.

Aquel chico abusa física y emocionalmente de ti, y te obliga a hacer cosas que no quieres, pero aguantarás más porque eres ingenua y tienes la esperanza de que él cambie.

Aquella chica es egoísta, narcisista, interesada, frívola, superficial, pero como es guapa y sexy y no puedes imaginarla con alguien más, te tienes que aguantar.

Aquella persona que antes parecía perfecta ahora te maltrata, pero no lo hace tan frecuente, sólo cuando está enojada, entonces vale la pena aguantar y luchar por amor.

En serio, ¿qué te pasa?, ¿cómo pudiste llegar a este punto?, ¿qué carajos tiene que haber en tu cabeza para que aceptes cualquiera de éstas?

¿Sabes que te mereces, y no porque yo te lo desee sino porque eso es lo que ganarás?

Que te lastimen, te reduzcan, te boten y después te arrepientas de haber sido tan desechable.

Que nunca sepas lo que es sentirte íntegro, que nunca vivas una bella relación con una persona que te ame y te respete de verdad.

-

¿Luchar por amor? ¡Patrañas!

Se puede luchar junto a una persona, juntos, contra lo que tú quieras, para escalar, para salir adelante, pero luchar por amor, no.

En las relaciones sanas, aprendes y creces con esa persona, luchas junto a ella, avanzas con ella, no luchas por amor, por el amor no se lucha.

En la vida sí, se lucha, se aguanta, si te caes o te jodes, te levantas, te sacudes y continúas, pero si crees que esta idea puedes retorcerla y aplicarla a tus relaciones tóxicas, no es así.

He dicho que las personas que no se aman, no se respetan y no se atienden a sí mismas, van a buscar quién llene ese vacío a costa de lo que sea.

Por esa misma razón, si tuvieran que perder un poco de respeto, dignidad e integridad, con tal de mantener a una persona a su lado, sin duda, lo harían.

Se dejarían arrancar un trozo de integridad, a fin de cuentas es poco, no importa, luego un poco más, luego otro más, luego más.

Luego ya serán celosos, inseguros, explosivos, dependientes, sin dignidad, sin honor, sin orgullo, sin autoestima, sin amor propio.

-

Si estás dispuesto a ir perdiendo poco a poco trocitos de integridad, pronto no te quedará nada.

Sin integridad, no hay valía, y sin valía, no habrá quien ni por equivocación, pueda quererte y respetarte.

Ahora. Si estás dispuesto a ir arrebatándole trocitos de integridad a alguien sólo porque esa es la única forma en la que sabes relacionarte, estás bien jodido de la cabeza.

Esa lenta y gradual degradación humana, es envilecerse, convertirse en un desecho de los valores e integridad que algún día tuviste o pudiste tener.

Y siendo así y habiéndote convertido en eso, lo único que podrán hacer juntos tú y quien sea que sea tu pareja, será destruirse.

¿Por qué elegirías esto para tu vida?, ¿por qué querrías dedicar parte importante de tu vida a retroceder y sufrir con alguien?

No lo hagas, no lo aceptes, no te adaptes, no lo normalices, no te acostumbres a vivir mal.

Debe haber cero tolerancia a todo lo que no es ni contribuye a que tu relación con las personas sea sana.

-

¿Qué aburrido suena todo esto verdad?, ¿quién quiere escuchar a alguien dando el sermón y hablando sobre valores?

Quizás sí sea aburrido, pero tus valores son la configuración inicial de la cual depende todo:

Tu vida, tu familia, tu pareja, tus amigos, tu salud física, tu salud mental, tu atractivo, tu personalidad, tu grandeza, tu éxito.

Dicho así, abstracto, es difícil de cuantificar, pero piensa en un deseo, lo que más quieras con la persona que más quieres, y eso, es muy pequeño comparado con el resto.

Sé que mucha gente prefiere entretenimiento sin exigencias, ¿quién quiere que le hablen sobre valores?, pero de ellos dependen tus patrones de conducta, y de tus patrones, todo.

No importa si tienes buena o mala suerte, si conoces a buenas o malas personas, si tienes una segunda, tercera y cuarta oportunidad… Si el patrón es el mismo, lo mismo volverá a pasar.

Volverás a establecer relaciones tóxicas y gran parte de tu vida la pasarás ahí.

El tiempo no volverá, él no dará segundas oportunidades. ¿Etapa perdida? Etapa perdida para siempre.

Y, otra vez, nadie te hizo esto, nadie decidió por ti, tú te lo hiciste, tú te lo haces.

-

¿Cómo no volver a tener jamás en toda tu vida una relación tóxica?

Si te encontraste con la persona equivocada, una tóxica, aléjate, y a pesar de que eso duela, estarás mejor sin ella.

Sé que quizás le quieras y tengas la esperanza de que cambie, pero ese cambio no te corresponde a ti. No vas a arreglar a esa persona, no puedes.

Para que una persona cambie, ella necesita gran inteligencia y además desearlo por y para sí misma, y por más que quieras, esto no depende de ti.

Ahora. Si tú eres esa persona tóxica, equivocada, cambia tú, porque si no, te harás daño y también a las personas que quieres.

El top es tu integridad, eso es lo más importante y nada está por encima de ella.

La integridad es intocable, y la dignidad, el respeto, el amor propio, la libertad, entre tantas otras, son parte de ella.

Una persona que de verdad te respeta y valora, jamás, por ninguna razón, consentiría que algo amenace tu integridad, y tú harías lo mismo.

La integridad es sagrada, no se toca. Esta simple regla hará que nunca, jamás, vuelvas a comenzar, consentir o continuar una relación tóxica. ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario