viernes, 16 de febrero de 2018

3 Cosas Que Haces Mal En La Vida Y Te Urge Cambiar Para Dejar De Ser Débil Y Fortalecer Tu Carácter


3 cosas que haces mal en la vida y te urge cambiar para dejar de ser débil.

-

1.

Estar para servir a tus emociones.

Sentir es automático pero pensar y reaccionar, no. Eso requiere decisión e inteligencia.

Las emociones, igual que los sentidos, están ahí para ayudarte a entender el entorno, no para dirigirlo.

Si actúas o reaccionas según si estás feliz, enojado, triste, decepcionado, o si tienes miedo o flojera…

Si esperas a sentir motivación o ilusión para empezar algo, si dejas ir planes y sueños sin saber por qué…

Si renuncias cuando aparece el miedo, si dejas de intentar cuando aparece la flojera, si pospones cuando aparece la apatía…

Si todo esto... Eres un zombie infectado por las emociones.

No controlas, no piensas, no decides, no tienes convicción, consciencia, voluntad. No tienes nada.

Eres un autómata poseído y dirigido por las emociones.

Podrías si quieres vender tu mente en el mercado negro. No la estás utilizando.

Sentir es automático, pero pensar y entender, es tu elección, y por último, reaccionar acorde a lo que pasa según si eso es lo que más te conviene, es inteligencia.

Si este proceso no lo llevas así o no eres consciente de cómo pasa, puede que gran parte del día la pases en estado zombie.

¿Eres enojón, voluble, bastante vulnerable, te estresas fácilmente, te desilusionas con frecuencia? ¿Qué nivel de zombie eres?

Nivel 1: Tú te das cuenta que a veces estás alterado, eres zombie a ratos.

Nivel 2: Puede que tu transformación en zombie sea tan frecuente que ya no te des cuenta y ya no puedas ser salvado.

¿Cómo saber en qué nivel estás?

Pues si entre el “sentir” y el “reaccionar”, no puedes meter ahí en medio un “pensar, entender y elegir”, entonces, ya, te perdimos.

-

2.

Tener una romántica relación codependiente y aprensiva con tus traumas y tus malas experiencias.

Mira. Ser apegado con aquello que te causa una sensación de bienestar, ok, pero ser apegado con aquello que te hiere, es una tremenda-grandísima tontería.

¿Qué pensarías al ver a una persona que al tener una herida, la restriega todo el tiempo con limón y sal causándose más dolor y haciendo que se pudra?

Pensarías que esa persona no está bien de la cabeza… ¿verdad?

¿Tú harías algo similar? Seguro dirías que claro, que por supuesto que de ninguna manera, pero… ¿estás seguro, seguro?

¿Qué haces con las malas experiencias?

¿Tomas lo que sirve, aprendes de ellas y luego tiras la envoltura, o no aprendes nada, sufres con ellas, y las utilizas para mutilar tu vida?

Todos tenemos malas experiencias a veces, pero la gente más irracional, las toma, las convierte en veneno, se las traga y las vuelve parte de sí.

A la gente irracional le encanta, le fascina el drama, aferrarse a lo que les hace daño, y eso es muy triste porque… les hace daño.

Pueden envilecer su vida, renunciar a lo que desean, menospreciarse a sí mismos, pero no les toques sus preciados traumas y malos recuerdos porque esos sí los van a defender.

Pueden tener mil puertas abiertas por delante, pero como una vez fracasaron, y eso vale más, entonces, adiós a las mil puertas abiertas.

Es como coleccionar traumas, miedos, complejos y desilusiones en una apestosa caja y llevarla consigo a todos lados para recordarse que… todo apesta.

¿Tú no haces esto?, ¿tú te salvas?, ¿seguro? Si de verdad estás seguro, te felicito, eres excepcional, y si no, urge cambiar esto.

Literalmente, urge cambiar esto, porque quizás no te das cuenta pero tiene crueles consecuencias en tu vida todos los jodidos días.

Lleva la determinación de fracaso a tu próxima batalla, y vas a fracasar.

Deja de intentar las cosas sólo porque alguna vez fallaste, y fallarás para siempre.

Lleva los vicios, inseguridades y errores de tu relación pasada a tu próxima relación, y le harás exactamente lo mismo.

¿Por qué si lo que alguna vez salió mal, dolió, te lastimó y se sintió mal… por qué diablos, por qué carajos elegirías no aprender nada, y además conservarlo y llevarlo siempre a donde vayas?

-

3.

Dejar que tu propia mente se apodere de ti.

Sí, esto no lo había dicho antes. En la jerarquía de inteligencia emocional, la mente está por encima de las emociones, pero aun así, la mente tiene su propio jefe.

Considero la mente como el recurso más sexy, más atractivo, más poderoso, más valioso, y aun así, hasta a la mente debes aprender a decirle: “Ahora no.”.

Ya dije antes que sentir es automático, ¿verdad?, pues, pensar, sobretodo pensar de forma que dañe, también puede ser automático.

Si combinas el poder destructivo de las emociones negativas con una mente sin riendas, tienes un gran problema.

Será relativamente fácil, por ejemplo al sentir miedo, llenarte de imágenes tétricas, pesimistas, demoledoras, de todo lo que podría salir mal.

O por otra parte, hacerte del increíblemente devastador hábito, del impulso, de la pulsión, de criticarte, de juzgarte, de menospreciarte, de hacerte daño, de compararte destructivamente.

Por ejemplo: ¿Cuándo fue la última vez que te comparaste destructivamente con alguien sólo porque a tu parecer, es más feliz y exitoso que tú?

No es fácil evitar que la mente trabaje en dirección destructiva, pero puedes empezar a educarla y aprender a decirle: “Te escucho, pero ahora no.”.

“Tengo miedo, hay mil razones para tenerlo, pero en este momento no voy a escucharlas porque no voy a renunciar…”.

“Quiero rendirme, hay mil razones tentadoras para desistir, pero en este momento no voy a escucharlas porque no desistiré, porque sé que puedo dar más…”.

“Estoy triste, hay mil cosas que han salido mal, una tras otra, pero recordarlas y abandonarme ahora, no lo arregla, entonces, levantaré la frente, y continuaré…”.

Cuando guías constantemente a tu mente a trabajar en la forma correcta, ¿qué crees que pasa? Lo hace. Empieza a trabajar en la forma correcta.

No controlas todo lo que piensas pero sí elijes qué ignoras, y qué no, y qué acciones tomas, y cuáles no.

-

Corrige estas tres cosas. De ellas, literalmente, depende tu vida, y te quiero ver bien. ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario