sábado, 4 de noviembre de 2017

¡Haz Esto Antes De Contactar A Tu Ex!


¿Quieres evitar equivocarte?, ¿quieres estar bien?, ¿quieres superar a tu ex?, ¿quieres darle vuelta a la página? Ok, haz lo que te digo, pero antes, entiéndelo.

Aunque pareciera que nuestro cuerpo, mente y emociones, están diseñados en pro de trabajar para nosotros, no siempre lo hacen.

De hecho, muchísimas veces van a equivocarse en el peor momento y nos van a traicionar.

Por ejemplo: Estás frente a la persona que te gusta, y aunque deberías desenvolverte todavía mejor, más confiado y más entusiasta, resulta que si te pones nervioso, cada cosa en tu cuerpo, mente y emociones, salen mal.

Tu cuerpo revela tus nervios, se hace pequeño, quiere esconderse, tiembla, hace que tus manos suden.

Tu mente en vez de trabajar con la precisión y a la velocidad que es capaz, se bloquea o se vuelve torpe y te hace decir cosas torpes que normalmente no dirías.

Tus emociones, en vez de ser todas positivas y ayudarte a sacar lo mejor de ti, te sabotean, se vuelven negativas, paranoicas, paralizantes.

Bien. Estas últimas, tus emociones, no es que quizás van a traicionarte, sino que con seguridad van a traicionarte, ya lo hacen.

Tú quisieras estar siempre motivado, y no pasa, quisieras sentirte siempre feliz, y no pasa, quisieras ser siempre optimista, y no pasa, no siempre estás al 100%.

No te apures, es natural, pero, cómo te blindas o te proteges de emociones negativas que en cualquier momento podrían jugarte en contra.

Ok. La respuesta es “conciencia e inteligencia emocional”. En resumen: Ser consciente de tus emociones, de lo que quieres, de lo que no quieres, de lo que te hace bien y de lo que no te hace bien.

Ejemplo: Tu ex, por algo es tu ex.

Puede que te haya lastimado, y decidiste que jamás permitirías que te volviera a lastimar.

Puede que durante la relación con tu ex, la mayor parte del tiempo la pasabas o la pasaban angustiados, peleando, discutiendo, sintiéndose mal, haciéndose daño.

Puede que te haya engañado, y estás convencido de que una persona con dignidad, jamás permite que la traicionen dos veces.

Puede que haya habido violencia física o psicológica, y sabes que jamás debes permitir eso.

Puede que simplemente se hayan dado cuenta de que no funcionaban bien juntos, y ya.

La cosa es que tu ex, quieras o no quieras, por algo es tu ex, y por eso, ahora mismo, antes de que aparezca el deseo de volver a contactar a tu ex, toma un lápiz y una libreta, y escribe por qué terminaste con tu ex.

Escríbelo para ti del futuro, como si supieras que dentro de una semana o dos, o un mes o dos, habrás olvidado por qué terminaste, porque se te va a olvidar.

No literalmente, es sólo que después, el cariño, el deseo, el extrañar, la costumbre, la soledad… te van a contar la misma historia de una forma muy engañosa.

Te van a decir que esa persona, sí, quizás te maltrataba, pero al final, te quería, y se le veía que ya iba a cambiar.

Te van a decir que sí, te traicionó, pero que cada persona en el mundo merece una segunda oportunidad, sin importar que tengas que pisotear tu dignidad.

Te van a decir que sí, que pasaban mucho tiempo angustiados, discutiendo, pasándola mal, pero que al final eran más los momentos buenos.

Te van a decir que más vale mal acompañado, que solo, porque te harán creer nadie mejor se va a fijar en ti.

Te van a hacer creer que tú tuviste la culpa cuando quizás no, o infinidad de cosas más… ¿Y qué pasa si te crees todos estos cuentos?

Que muy seguramente darás un paso atrás, y volverás con tu ex a la misma destructiva etapa que con mucho valor tuviste o tuvieron la voluntad de terminar.

Porque nunca terminas una relación sólo porque sí. Siempre hay una razón, y la única forma válida para volver a intentarlo, es que tanto tú como la otra persona hayan cambiado montones.

Que sean ahora más seguros, más brillantes, más inteligentes, más autosuficientes… y sólo así es que habría buenas expectativas para una segunda oportunidad.

Ahora, para nada estoy diciendo que te centres en lo negativo, sólo digo que aprendas hacia futuro de las buenas pero también de las malas experiencias.

¿Qué pasaría si no aprendes nada? Pues que te verías sufriendo y tropezando una, y otra, y otra vez con la misma piedra… pero, tienes inteligencia, úsala.

Si terminaste con tu pareja porque se hicieron daño o lo que sea, perdona, eso sí está bien, pero no olvides, porque olvidar significa que no aprendiste nada.

Si estás a punto de contactar a tu ex por impulso, hazte un favor, lee lo que escribiste, y verifica si eso ha cambiado, porque si no ha cambiado pero con tal de volver con tu ex no te importa, te estarás traicionando.

Traicionarte a ti mismo es una grave, grave forma de fallarte, y como ya he dicho antes: A ti mismo nunca debes fallarte, porque fallarte a ti puede costarte como no tienes una idea, puede costarte la vida.

Gana experiencia, sé más inteligente, más listo, vuélvete mejor. Que los errores y las lecciones aprendidas del pasado te ayuden a construir el futuro que quieres, te lo mereces. ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario