miércoles, 11 de octubre de 2017

Vive Tu Vida


Triste, muy tristemente, el mundo está lleno atiborrado de personas que no lograron lo que deseaban, que nunca vivieron lo que deseaban, que nunca pudieron sobresalir y que no van a sobresalir, no porque no puedan sino porque no van a cambiar.

Ellos cayeron en la trampa. Les fueron enseñados los límites, prejuicios y complejos que los demás tenían, y lo mismo quieren enseñarte a ti, ni siquiera por maldad sino por inercia.

Si pueden, los demás, sobre todo lo que no son felices y por eso es que ponen su atención en tu vida, van a imponerte límites que no tenías, van a enseñarte prejuicios que no tenías y van a compartir contigo inseguridades que no tenías.

No importa lo que tú creas y quieras y tu esencia. Si los dejas, los demás van a decirte qué debes hacer para ser feliz, qué debes tener para ser feliz, qué debes comprar para ser feliz, qué te debe gustar para ser feliz, qué debes opinar para ser feliz.

Todos ellos, alguna vez cayeron en la trampa de vivir no para ellos sino para tener contentas las opiniones de los demás.

-

Esta noche antes de dormir, y no en plan de hacer drama sino para reflexionar, piensa…

Si supieras que este fue tu último día de vida y que vas a dormir tranquilamente pero ya no volverás a despertar, que morirás mientras duermes… ¿qué tanto te quedaste a deber a ti mismo?

Si hoy es tu última noche… ¿cómo te sientes?, ¿te vas feliz?, ¿hiciste lo que querías?, ¿dijiste lo que querías?, ¿fuiste la persona que querías?, ¿te vas satisfecho por lo que hiciste con tu vida?

¿O habría indicios de que gran parte de tu vida la has vivido recortada, limitada, al margen de los límites, complejos y prejuicios de los demás?

Cuando tenías una opinión pero la callaste porque eso no iba a gustarle a los demás, cuando querías hacer algo pero te paralizó el miedo a hacer el ridículo, cada vez cuando querías hacer algo pero te detuviste a pensar en qué iban a pensar los demás, moriste, porque dejaste de vivir para ti y empezaste a vivir para ellos.

Si los dejas, todos los que no son felices, los que están llenos de límites, complejos y prejuicios, van a corromperte, van a limitarte, y entonces, empezarás a generar dentro de ti mismo el mismo veneno que ellos.

De su frustración nace su maldad y su disposición para dañar a otros, pero, es que ellos no querían frustrarse, simplemente se dejaron coartar y envenenar y no se dieron cuenta ni se darán cuenta de cuándo pasó.

Si eres libre y pleno y te sientes feliz… ¿Cómo te relacionarías tú con los demás? Es por eso que debes vivir bien para ti si quieres también vivir bien con los demás.

-

Literalmente, no vas a morir esta noche, pero quizás ya moriste si dejaste de vivir para ti, y de ser así, date cuenta, sal de esa trampa, y empieza a vivir para ti.

Como sea, aún si dedicaras tu vida a vivir para hacer felices a los demás, para complacer sus opiniones y para ganarte su aprobación, eso no los haría felices.

Si los demás logran encerrarte en la misma jaula en la que ellos están, significa que eres parte de ellos.

Eres uno más que se suma a los que en vida perdieron la vida, la identidad, la personalidad, la inocencia, la felicidad, los deseos, las ambiciones.

Es irónico, pero la gente querrá que seas como ellos, y si lo eres, desapareces, porque tienes el mismo tono de gris que ellos. Si los demás tienen la fuerza para detenerte y coartar tu esencia y tu identidad, desapareces porque ya eres como ellos.

Si superas la prueba y te mantienes leal a ti, a creencias, valores, ideales, gustos, deseos… entonces es que brillas para los demás.

Si los demás no tienen la fuerza para detenerte, entonces es que puedes brillar, y ser líder, y ser admirado y ser seguido aunque no lo busques, sólo porque eres un espécimen raro al que no pudieron detener.

Y si no te pueden detener es que algo tienes, algo que ellos quisieran para ellos.

-

La manera más óptima y auténtica de sobresalir, es vivir tu vida para ti, leal a ti, sin dividirte, sin dividir y desperdiciar tu energía entre tú y lo que tú quieres, y vivir al margen de satisfacer los gustos y las opiniones de los demás.

Si aprendes a ser leal a ti, a ver por ti y trabajar en ti, vas a funcionar maravillosamente, porque serás tú tu propia fuente, serás una especie rara que superó la frontera en la que todos los demás quedaron atrapados. Entonces… Vive tu vida para ti. ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario