jueves, 19 de octubre de 2017

¿Qué Odian Ellas De Los Chicos Buenos?


¿Por qué? ¿Por qué si eres tan dulce, tan bueno, tan entregado, tan detallista, tan caballeroso… por qué ella prefiere a otro? ¿Quieres saberlo de verdad? Porque tu exagerada bondad, dulzura, perfección y caballerosidad, es mentira.

Sí, así es, no eres tan perfecto como te quieres creer. Es muy probable que todo lo que haces para cortejar a una mujer, sea justamente eso, una versión tuya para cortejarla… ¿Y sabes qué? Que esa versión no es auténtica.

No eres tan bueno, tan detallista y tan encantador porque realmente lo serías con cualquier persona sin esperar nada a cambio, lo eres porque sí esperas algo a cambio, esperas que esa dulce versión de ti que te esfuerzas en mostrar, sea recompensada, y así no funciona.

Una persona por la que cambias para que piense algo especial sobre ti, es una persona a la que, aunque no lo sepas, estás tratando de engañar, y entonces, no te conoce realmente, no sabe qué piensas y cómo eres de verdad.

Te estás esforzando para luego ser premiado, y de ser así, ese es un gran problema, porque si eres lindo, atento y encantador sólo para caer bien, o si quieres quedar bien con ella sólo para que se fije en ti, no eres tú realmente.

Y ese, no sólo es tu problema, es el problema de muchas personas: Creer que el éxito en el amor, en la vida, en las amistades, se consigue a través del mérito de ser buenas personas, y entonces son buenas personas no porque realmente lo quieran y lo sean sino para ser premiados, para ganarse una recompensa.

Esto no parece tan malo pero sí lo es, piensa… ¿Cómo te sentirías si la persona que tienes delante, es tan buena, dulce y encantadora contigo, no porque realmente lo sea y le nazca, sino porque con eso quiere conseguir algo de ti? ¿Verdad que eso no se sentiría bien?

-

¿Has escuchado alguna vez de algún hombre enojado, triste o decepcionado porque hizo todo para merecer el amor de una mujer, porque lo hizo constante hasta que ya lo merecía y ella no le hizo caso?

Bueno, es demasiado común, hombres que se esforzaron, lo hicieron todo, mostraron su mejor versión, invirtieron su tiempo y esfuerzo, se lo ganaron, merecían gustarle a esa mujer, y ella, despiadada, fría, cruel, los traiciona no dándoles lo que merecían.

¿Quién es el malo aquí? ¿Ella? Sólo déjame decirte esto: Si esa mujer estuviese realmente atraída, te correspondería, no porque te lo merezcas, no porque te hayas esforzado, no porque te ganaste la recompensa, sino porque su piel, su mente, su corazón se lo reclamarían a gritos.

La atracción, el deseo y el interés de una mujer, no los vas a ganar cuando te hayas esforzado lo suficiente o cuando hayas hecho lo suficiente hasta que te lo deba y esté en deuda, porque el despertar atracción no es una cuestión de mérito y esfuerzo, no es así.

¿Quieres que esa mujer se fije en ti porque te lo debe, porque está en deuda contigo? ¿En serio? ¿Crees que así funciona? ¿Sabes cómo se llama eso? ¿Sabes cómo se le llama a hacer algo por alguien para que esa persona haga algo por ti? Se llama “chantaje”, y ninguna buena relación, si es que llegaras a tenerla, funciona así.

-

Por otra parte, si vives para alguien más, y crees que esa gigantesca muestra de dependencia debe ser recompensada, bye, en serio, bye. Ser dependiente y vivir para alguien más, sólo significa que dentro de ti está tan sólo, vacío y lúgubre que tú mismo estás huyendo de ahí refugiándote en otra persona.

Ya lo dije en otro video, y suena a cliché, pero, en serio, piénsalo… Si tú mismo no te prefieres, no te mereces y no eres digno de tu amor y atención… ¿Cómo esperas que alguien más te quiera, te prefiera y te haga digno de su amor y atención?

Y, a ver, detengámonos. Con todo esto no estoy diciendo que no valga ser una buena y valiosa persona, ser noble y tener buenas intenciones, sólo digo que seas esto porque eso es lo que eres y te satisface ser, y no de forma falsa y como moneda de cambio para que alguien más te premie.

Hay algo que debes entender muy bien para siempre: Ser una gran persona, y por otra parte, atraer y despertar deseo e interés, son cosas bien distintas. ¿Puede que hagas todo esto al mismo tiempo? Sí, por supuesto que sí, y qué genial, pero no confundas ser gran persona con ser atractivo.

Hay buenas personas que lamentablemente no atraen, y también, lamentablemente hay personas bien atractivas que están muy lejos de ser grandes personas. Así es esto, y si tú eres una de esas valiosas personas, entiéndelo, por ti.

-

La atracción y el interés que despiertes de una mujer hacia ti, debe nacer de ella, inclusive aunque tú no lo intentaras, o inclusive aunque no lo quisieras. El interés, la atracción y el deseo deben nacer desde dentro de ella.

Si alguien te hizo creer que para que una mujer se fijara en ti, tú tenías que ser un pan, una cosita dulce, tierna, inocente y bien intencionada, pero nada más, te engañó.

Bondad, integridad y buenas intenciones, como quiero creer que las tienes, no son las únicas cualidades que un hombre debe y puede tener.

Entonces, no te equivoques. Las mujeres sí quieren a hombres valiosos, pero su atracción más bien, responde a que seas auténtico, sexual, divertido, arriesgado, seguro, audaz, emocionante, independiente, autosuficiente.

Sobretodo… ¿Sabes qué más quieren las mujeres? Que seas real, aunque no seas perfecto, aunque no lo tengas todo, aunque tengas defectos, pero que seas real.

Y para esto debes lograr ser y sentirte más libre, debes aprender a expresarte, a decir qué quieres, qué te gusta, qué piensas, a tener estándares, a tener una personalidad y opiniones propias, a demostrar quién eres de verdad.

Pero, haz esto, no para las mujeres, no para esa mujer, hazlo para ti, porque eres leal a ti, porque te debes a ti primero.

-

Pregunta… ¿Estarías dispuesto a cavar en la tierra, enterrar tu propia esencia y fingir ser alguien que no eres sólo para gustarle a alguien?, y si lo lograras, ¿te satisfaría saber que le gustas por fingir ser alguien más, y no tú?

Si la respuesta fuese que sí, reconsidéralo, porque aunque llegara a funcionarte, no lo vale, no es necesario.

Si eres tú mismo, y te enfocas en lograr para ti tu mejor esencia, y pretendes a una mujer, y no le gustas, está bien. Es que no le vamos a gustar a todo mundo, y eso está bien, porque esforzarte para gustarle a alguien, que quizás hasta tiene mal gusto, no vale más que seguir siendo quienes somos y leales a nosotros.

Pero, además, ¿sabes qué?, ¿sabes algo bien interesante? Que cuando eres leal a ti porque te vale madres gustarle a todo mundo, gustas más, atraes más, y esa es tu gran ventaja frente a los “chicos buenos” que cambian con tal de agradar y quedar bien con una mujer.

¿De qué lado quieres estar? ¿Quieres seguir siendo el chico bueno que es bueno sólo porque espera una recompensa? No lo creo, entonces, basta. Si quieres estar del lado que más te conviene, debes dejar de sentirte y hacerte la víctima, porque no lo eres.

Y esto, el pedirte que dejes de hacerte la víctima, no es un ataque, es un despierta cabrón, ya, porque sabes quién es quien realmente se hace daño al hacerse la víctima, eres tú, y es esa parte de ti a la que debes eliminar, ya.

¿Sabes también quién se beneficia cuando los hombres valiosos no toman acción o se hacen las víctimas? Nadie, o los cabrones que sí son patanes, porque si los hombres valiosos se sienten poca cosa, se anulan y se descartan solos… ¿quién queda?

Toma acción, hazte responsable, decídete a cambiar, acaba con las excusas, acaba con esa tonta idea de creer ser atractivo no está en tus manos, acaba con la tonta idea de creer que tu actitud y tu personalidad no tienen nada que ver aquí.

Hacerte responsable, esa es la diferencia entre el hombre que crea su éxito y el que no, el que se hace de un buen físico y el que no, el que se hace de carisma y habilidades y el que no, el que suele ser correspondido, y el que no.

Entonces… ¿Qué chingados haces no haciéndote responsable? Pero, no me lo contestes a mí ni se lo contestes a nadie porque a nadie le debes nada. Mírate al espejo y contéstatelo a ti porque a ti es a quien te debes… ¿Qué chingados haces no haciéndote responsable? ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario