miércoles, 13 de septiembre de 2017

7 Verdades Sobre La Vida Que Te Volverán Mucho Más Fuerte


1. No le confíes nada al tiempo.

Lo único que el tiempo hará por ti, sin tu ayuda, es hacerte viejo, y estoy seguro de que eso, no es lo que más deseas.

El tiempo arregla muy pocas cosas, así que no le dejes a él la responsabilidad de nada.

No tendrás tiempo para siempre, no tendrás vida para siempre y las personas que más amas no estarán siempre.

Es por eso que debes valorar y aprovechar ahora, lo que tienes ahora, o te arrepentirás cuando sea tarde.

-

2. La vida, es grandiosa, pero también es una cabrona que traiciona.

No es negatividad ni pesimismo. Quizás eres joven y no te ha pasado, pero aquel golpe traicionero de la vida, que lo cambia todo de un instante a otro, no avisa.

Traiciona cuando menos te lo esperas, y te arrebata de las manos, personas, salud, oportunidades, de la nada.

Por eso, si no quieres verte indefenso de cara a la vida, no bajes la guardia, no te confíes de más.

No creas que a partir de ahora o a partir de algún día, todo será sólo un mundo rosa y maravilloso, porque no será así.

Así que no dejes de crecer, no dejes de aprender, no dejes de prepararte, no dejes de fortalecerte y no dejes de ganar experiencia.

La vida va a golpearte, y puedes ser el cabrón que la enfrenta, o el pobrecito desafortunado que cayó noqueado.

-

3. La vida te obligará a elegir entre aprender, resistir, adaptarte, continuar, y levantarte, o renunciar a tus sueños.

Así que cambias, o cambias, pero, o lo haces ganando experiencia y superándote, o dejando ir poco a poco cada cosa que deseas.

Tendrás que elegir si quieres ser aquel cabrón lleno de convicción para mejorar y superarse, o aquel triste perdedor que terminó siéndolo porque nunca se levantó.

Así que si crees que probarás la miel de lo que más deseas “sin esfuerzo”, es que te crees a ti mismo un tonto incapaz, o por lo menos un holgazán.

Ser capaz de esforzarte con determinación, convicción, y la mirada fija en algo, día tras día, es una cualidad vital, es la diferencia entre la gente fracasada, porque ese es el nombre, y la gente grande, como la que quieres ser.

No te creas a ti mismo tonto y holgazán, ni dejes que alguien te consienta que te lo creas. Sé aquel que siempre queda de pie, y no porque no caiga, sino porque siempre se levanta.

-

4. No vivas, ingenua, inocentemente, perdiendo el tiempo, como si fueras a vivir para siempre, porque quizás no vivas ni 10 años más.

¿Qué? ¿Eso te parece que suena feo? Ok. Seguro que desperdiciar la vida, es peor.

Haz lo mejor que puedas, y da lo mejor que tengas, porque la oportunidad que tienes en este preciso instante, nunca volverá, nunca se repetirá.

No podrás volver el tiempo atrás, y hacerlo distinto. El momento más importante es este, ahora.

Haz de este momento, y de hoy, y de esta semana, lo mejor que puedas con lo mejor que tengas, porque esta jugada no se repetirá.

Si hay buenos recuerdos del pasado, bien, pero continúa creando nuevos buenos recuerdos más.

Si hay malos recuerdos del pasado, pues no te lamentes, no te quejes, no te compadezcas, no te arrepientas.

Sólo da las gracias a la oportunidad de aprender, y aprende, y continúa.

-

5. La habilidad, la experiencia, la fortaleza que deseas para lo que deseas, no serán gratuitas.

Hay etapas en la vida que son mierda, pero la verdad es que a veces sólo así aprendes a valorar y vivir con mucho más fuerza.

Necesitas un poco de crueldad de la vida si de verdad quieres aprender de ella.

Quisiera decirte algo diferente, pero mentiría. Nada enseña más, fortalece más, y te hace crecer y madurar más, que las etapas más mierda.

Y puedes padecerlas, y sufrirlas, y hundirte con ellas, a lo estúpido, sin sacarles provecho ni experiencia, sólo dolor y miedo, o puedes aprender de ellas y llevarle la recompensa.

Lo dije en otro video: Se crece sobre adversidad, y no sin ella. Y jamás podrías ser lo grande que eres o deseas ser, sin ella.

-

6. Jamás ignores ni te olvides de quienes sí importan.

A veces, las personas, por un banal deseo de popularidad y aceptación, viven preocupándose y poniendo su atención, a quienes no importan, olvidándose de quienes sí, hasta que ya es tarde.

No menosprecies, no te olvides de la gente que de verdad importa, porque aunque estemos rodeados de mares de gente, pocas personas son transparentes y auténticas y están contigo porque ven lo que eres, sin adornos.

Si no lo sabes ahora, lamentablemente lo sabrás algún día, pero hay gente fascinante y encantadora cuando te necesita, cuando puede sacar ventaja, que desaparece cuando ya lo hizo.

También hay otro tipo de personas, que desean estar cerca, por ti, aunque no te necesiten, o incluso cuando tú les necesitas, y esa es la gente que de verdad importa.

Por eso, no te olvides de que hay gente que estaría contigo, por ti, en el éxito como en las caídas. Y esa es la gente que más vale.

¿Por qué disfrutar solo de tu grandeza, o levantarte de las caídas, solo, habiendo gente valiosa que estaría contigo, por ti, en ambos casos?

-

7. Si alguien te ha guiado o inspirado, y lo valoras, le debes a otro alguien ser su guía o su inspiración.

A veces la mejor forma de agradecer y corresponder a algo que alguien hizo por nosotros, es hacerlo desinteresadamente por alguien más.

Piensa… ¿A qué persona le debes algo, la inspiración, la guía, el ejemplo, el haberte extendido su mano, y cuánto eso significó para ti?

Bueno. Ten la seguridad de que tú eres esa persona para alguien más. Tú motivas a alguien a ser más fuerte y seguir adelante.

Lo que tú haces, aunque no lo sepas, o aunque no lo creas, trasciende para alguien. Alguien sigue tu ejemplo, y te necesita, y espera mucho de ti.

-

Quiero decirte una última cosa: Hay algunos puntos aquí, que no sabrás, ni te sonarán, ni te parecerán importantes, hasta que te pasen a ti.

¿Cómo? Con las pérdidas, con las caídas, con los errores, con las oportunidades perdidas que aunque quieras que vuelvan, no volverán.

Se dice que es muy inteligente aquel que aprende de la experiencia, y la experiencia, muchas veces, duele.

Si tú aprendes, desde antes, sin necesidad de que duela, sin tener que equivocarte, sin tener que perder a alguien, no eres inteligente, eres un genio.

Yo apuesto a que no lo eres, a que no eres un genio. Tú, demuestra que sí. ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario