jueves, 3 de agosto de 2017

Cómo Ganar Fácilmente Cualquier Discusión


La respuesta que te daré en este video, seguro que no es la que esperas, pero sí es la que el título promete.

Seguro que todos quisiéramos tener la facilidad o saber el método infalible para ganar cualquier discusión.

Nos satisface la idea de ser aquel que más razón tiene, el que posee el argumento más sólido y rotundo.

Nos satisface la simple idea de demostrarles a los demás, lo equivocados que están cuando no piensan como nosotros.

Queremos dejar muy claro que nosotros nunca perdemos, que nosotros siempre ganamos la discusión.

La simple idea de “poder”, de ser invencibles, de ser tan contundentes que nadie sea capaz de rebatirnos, aumenta nuestra sed de ego.

Bien. Pues esto no le gustará al ego, pero, así no se gana realmente una discusión, y de hecho, casi siempre, así se pierde.

Esa sensación placentera de poder, de imponer tu razón, de vencer o humillar al oponente, parece la forma perfecta de ganar una discusión.

Pero, sólo lo parece. Sólo es una engañosa ilusión que te hace creer que ganas cuando realmente pierdes una discusión.

-

El maldito ego, ha estado más presente en tu vida de lo que imaginas, y te ha llevado a perder más de lo que crees.

Eres tú el primero al que hace daño, sólo que es difícil detectarlo porque viene disfrazado de la sensación de valía, de seguridad, de bienestar, de capacidad…

Siempre eres tú el más afectado por tu ego, y además, ¿cuánto tiempo se disfruta el ego?, ¿30 segundos?, ¿lo que dura la reacción de la persona a la que acabas de vencer?

El ego es sólo un tramposo y delicioso dulce que mientras lo tragas con una sonrisa, va directo a envenenarte por dentro.

Es como si un grupo de expertos ladrones robaran tu hogar mientras te distraen con un curioso truco de magia.

Cosa que sólo notarás cuando termine el truco y tu hogar esté vacío. Cuando te des cuenta de que acaban de engañarte como a un adorable ingenuo.

¿Cuesta creerlo, verdad? Pero así es como se pierden parejas, personas, amigos, familia. Gente muy valiosa que ya no está a tu lado, porque a tu lado está el ego.

Vas a darte cuenta, si no es que ya, que el ego no es tan grata compañía ni reconforta tanto como pensabas.

El ego te lo hará perder todo mientras te mantiene sonriente, distraído alucinando poder, embobado por una tramposa ilusión.

Este tema tiene tanto potencial que quiero profundizar especialmente en él, así que el ego hablaré más, más adelante.

-

Ahora. ¿Ya intuyes cómo ganar de verdad una discusión?

Si entraste a ver este video, creyendo que podrías ganar discusiones a cualquier costo, no es la perspectiva más lista.

¿Quieres ganar de verdad una discusión, y todas tus discusiones de ahora en adelante?

Aprende, entiende, corrige en ti, y si tu interlocutor está listo, y tú lo deseas, procura que él también aprenda y entienda.

El primer paso, extremadamente necesario para esto, para aprender, y salir ganando, de verdad, pues es justo, renunciar al ego.

Intentar ganar la discusión a cualquier costo, es ego.

Querer mostrar como sea que tú llevas la razón, aunque quizás sabes que no la llevas, es ego.

Desear presumir superioridad, tan sólo por el placer inmediato que eso te hace sentir, es ego.

Intentar humillar, y hacer sentir tonta y torpe a una persona, aunque tengas razón en lo que discutes, es ego.

Querer demostrar a fuerza y como sea, que tú nunca te equivocas, porque lo contrario te haría sentir avergonzado, es ego.

Pisotear y desear pasar por encima de alguien, tan solo buscando la sensación de placer inmediata, es ego.

Todo esto. En serio, es una fuerte ilusión que te hace creer que ganas, pero no ganas, te engañas. Y al final, pierdes.

Si vences a tu oponente con cierto aire de soberbia, y eso genera distancia, desprecio, frustración, deseo de venganza… Tú dime, además de consentir a tu ego algunos segundos… ¿qué ganas?

Si entras a una discusión, sin la intención de escuchar y aprender… ¿Realmente hay algo que puedas ganar?

Y si no… ¿Para qué entras? ¿No es energía gastada y tiempo perdido? ¿Quién desea gastar su energía y perder su tiempo para ganar nada?

¿Sabes quién? El ego. El ego es el único capaz de hacer que desperdicies recursos, tiempo, energía, relaciones… por nada.

También. Si entras a una discusión con una persona que no tiene la disposición de escuchar y aprender… ¿no es otra vez, tiempo y energía perdidos?

¿No resulta igual de útil que hablarle a una pared creyendo que algún día va a escucharte?

-

La única forma de ganar una discusión, es que al final, tanto tú como tu interlocutor, logren acuerdos, sepan más, razonen mejor y hayan aprendido uno del otro.

Fuera de ahí, ninguna discusión se gana. Si acaso, si fuese un caso muy particular. Alguna cuestión política en la que de verdad te convenga aplastar a tu oponente.

Si en una discusión, tú no llevas la razón, la única forma de ganar es aprender dónde y por qué no la llevas, para corregirlo y llevar más razón de ahora en adelante.

Ahora. Si tú llevas la razón, la única forma de ganar es que la otra persona esté lista para aprender, y tú para enseñarle, sin soberbia, sin necesidad de presumir superioridad.

Esa es la forma en la que de verdad se gana una discusión.

Cuando razonas. Cuando corriges errores. Cuando aprendes mejores argumentos. Cuando sales más preparado y más inteligente.

Si a mitad de una discusión, notas que en cualquier parte, ya hay ego, y es eso lo que está en juego, retírate. No hay nada valioso que ganar aquí.

Cuántas veces has tenido una discusión, donde de repente, uno u otro están recordándose eventos o errores pasados que no tienen ninguna utilidad aquí.

Cuántas veces, una discusión se centra en demostrar cada uno, que el otro es peor, más estúpido y más ignorante.

Cuántas veces has tenido una discusión que no lo era pero se vuelve personal porque sales herido y la otra persona también.

Es más… Cuántas veces las cosas llegaron a tal punto, que el objetivo fue directamente herir, pisotear y humillar más que el otro.

Tal como dos cabras estrellando sus cráneos, aun cuando se dice que supuestamente, nosotros poseemos inteligencia.

¿Qué inteligencia puede haber en dos personas que no parecen más listas que cabras estrellando sus cabezas?

¿Cuántas valiosas relaciones, y cuántas valiosas familias no rompieron para siempre por la reverenda pendejada de ganar una discusión por ego?

¿Cuántas personas inocentes no pagaron por las acciones destructivas motivadas por el ego de otros?

Jamás elijas ego, por encima de relaciones y personas valiosas e importantes.

-

Ganas una discusión cuando ambos aprenden, entienden, mejoran, ganan empatía o llegan a acuerdos… Y si no, no tiene sentido continuarla.

Entra en discusiones sólo cuando sepas claramente que estás dispuesto a aprender. Cuando aprecies a la otra persona y creas que también puedes dejarle algo.

Fuera de ahí. Si no te sientes capaz de renunciar al ego, o la otra persona no parece capaz, no discutas.

A veces creemos que la forma de ganar, es imponernos a otras personas, demostrarles que somos mejores y mirarlas hacia abajo con desdén y desprecio.

No, no, no. Eso es ego. Lo hablaré más a fondo después, pero el ego es una de las muestras más fuertes de la inseguridad, desdicha y dolor que siente una persona.

Las personas soberbias, déspotas, ególatras, están ahogándose y sufriendo infelices en su trampa de ego.

No se le suele dar importancia a esto porque no se habla sobre esto, pero el ego me parece tan grave y tan destructivo como el alcoholismo y la drogadicción, porque trabajan y afectan de la misma forma.

Arruinan la vida y las relaciones del que lo padece, y él, si es que se da cuenta, lo hace cuando ya es demasiado tarde.

-

La próxima vez que entres a una discusión, hazlo para aprender, si estás listo, y para dejar algo, si la otra persona también lo está.

Si detectas que la discusión perdió el poder que tenía de mejorarte a ti y a la otra persona, sal de ahí.

Recuerda que el objetivo, no es imponer tu razón a cualquier costo, sino ganar siendo feliz y pleno junto a las personas que para ti tienen gran valía.

No te dejes engañar por el ego. No cambies aprendizaje, plenitud y felicidad, con gente valiosa, por 30 segundos de poder y placer, con ego.

¿Quieres ganar una discusión? Gánala. Gánala obteniendo aprendizaje, felicidad, plenitud, acuerdos, reconciliaciones e inteligencia a través de ella. ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.b

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario