viernes, 7 de julio de 2017

¿Por Qué Este Libro Cambiará Tu Vida Para Siempre?


Hace poco hablé sobre un libro, del cual dije que cambió mi vida para siempre.

No exagero. Cada cosa en mi vida habría sido diferente. Habría tenido una relación distinta con cada persona que se cruzó en mi vida.

Habría visto de otra manera cada una de las experiencias difíciles que viví. Habría tomado otras decisiones.

Sería hoy una persona distinta, y por supuesto que no estaría aquí ni tampoco podría dejarte lo que pretendo dejarte con este video.

-

No es un libro del que esperes que tenga ese impacto, y tampoco lo pretende. No es un libro de reflexión, de superación o desarrollo personal.

No es un libro que busque darte consejos sobre la vida o sobre cómo tomar decisiones.

Es sólo una novela, una grandiosa novela: El Padrino.

Si no quieres leer el libro puedes ver las películas. Nunca es lo mismo pero basta para que entiendas mejor lo que quiero decir aquí.

¿Por qué siento yo que cambió mi vida? Porque aunque yo no lo sabía, hizo que instalara dentro de mí, desde adolescente, uno de los valores más importantes y con más poder.

Créeme. No sé la combinación de palabras para expresar la magnitud de lo que quiero dejarte con este video, pero sé que si logro hacerlo, cada día de tu vida será mejor.

-

A ver. Sé que parece que lo que diré ahora, no tiene relación con todo este tema, pero, ten paciencia.

A este árbol le llamaron General Sherman.

Es el ser vivo con más cantidad de masa viva existente en todo el planeta.

Ha vivido por más de 2,000 años. Pesa más de 2,000 toneladas, y cada rama suya mide aproximadamente 40 metros.

Y este magnífico y colosal ser vivo, que vivirá mucho más que nosotros, nació de una pequeña semilla que podrías sostener sobre la palma da tu mano.

De forma súper relativa, significa que tienes el poder de sostener sobre la palma da tu mano, al ser vivo más grandioso y colosal de todo el planeta.

¿Tú puedes cuantificar o magnificar esto? Yo no. Pero lo que quiero que entiendas es cuán importante es la semilla que llevas en la palma de tu mano.

Cuán importantes son tus valores.

-

A veces, cuando escuchamos “valores”, sentimos que alguien nos quiere dar un sermón.

Pero, olvídate de eso. No eres un niño. No se trata de sermones. Se trata de que sin valores, tú mismo no tienes nada sólido.

No tienes nada qué defender, no tienes esencia, no tienes identidad, no tienes nada consistente y fuerte dentro de ti.

No tienes ninguna estructura sólida que te sostenga o sobre la que puedas construir algo que dure.

Sin valores, es real, puedes prepararte para tener una vida de mierda. Justo, como uno de los personajes del libro que mencioné.

Débil, frágil, estúpido, traicionero, impulsivo, repulsivo, violento, dependiente…

Sin honor, sin dignidad, sin gloria, sin lealtad, sin capacidad, sin cualidades…

No te diré qué personaje es el peor de todos. Si lo descubres o si ya sabes quién es, coméntalo.

-

Ahora. Con valores, cada uno de ellos, cada uno de tus valores, va a darle una dirección distinta a tu vida.

¿Y qué crees? De la gran colección de valores, tú puedes elegir cuáles quieres hacer tuyos.

Así, tal cual. Tú puedes elegir cuáles son tus principales valores.

Eliges el valor, y riges y determinas tu vida con él.

Imaginemos que eliges, resiliencia. ¿Sabes qué significa?

Es tu capacidad para superar cualquier situación adversa. No importa qué tan adversa sea. Siempre vas a ganar tú.

Imaginemos que eliges, desapego.

Significa que sabes exactamente dónde tienes poder, y dónde no. Dónde puedes, y debes actuar, y dónde no.

Suena simple, pero cada una de las situaciones o dificultades emocionales más trascendentes en tu vida, se resuelve con esto.

El éxito en cada una de tus relaciones importantes, llámese amigos, familia, pareja, inclusive la relación contigo mismo, se resuelve con esto.

Imaginemos que eliges, dignidad.

Sabes cuántas cosas jamás habrías hecho y jamás habrías permitido, de haber tenido dignidad en cada momento.

Podemos continuar… Integridad, gratitud, lealtad, empatía, honestidad, disciplina…

Piensa en cualquier persona que admires, que te guíe, que te inspire o que se haya convertido en tu modelo a seguir. Fueron sus valores quienes la pusieron ahí.

-

Cada cosa grande o pequeña en tu vida, habría sido y será distinta con tus valores, o tu ausencia de valores, determinando tus acciones.

Y, déjame repetirlo. Siempre que escuchas hablar sobre valores, suena a sermón, y no.

En primer lugar, no eres un niño. Y aun así, a veces los niños, entienden más sobre valores que muchísimos adultos.

Ahora. En segundo lugar, jamás lo dudes. A mí me hará muy feliz saber que lo que digo tiene un impacto positivo para ti, porque deseo trascender en ti, pero, qué crees…

Que si lo que digo no tiene ningún impacto positivo para ti, o lo quieres ignorar porque te da flojera, mi vida no cambia.

Todo este tema sobre los valores, realmente es para ti y para cada persona importante que te rodea.

Si tú no eres fuerte porque nunca te detuviste a pensar, porque careces de valores, porque creíste que no eran importantes, arrastrarás contigo a quien más amas.

En cambio. Si tú eres fuerte, tú vas a trascender en la vida de quienes amas, y tú tendrás el poder de que sean mejores, contigo.

-

En el libro que mencioné, había dos personajes icónicos. Inteligentes, capaces, fuertes, líderes, estrategas…

Tampoco te diré quiénes son. Si tú ya lo sabes, o los descubres, tú dime, o dinos, quiénes son.

Después de leer ese libro, y aunque todavía cometí montones de errores, y seguro cometeré muchos más, nada fue igual.

Si tú haces lo mismo, y comparas a los personajes más grandes contra los más nefastos, es muy fácil elegir como quién quieres ser.

Pero no basta con elegir valores. Debes ganártelos, debes hacerlos tuyos, y defenderlos con la vida si fuera necesario.

Y no porque seamos muy valientes, o porque no nos importe la vida, sino precisamente porque sí nos importa.

Perdido, sin valores, sin identidad, sin dirección, sin nada que defender… ¿Quién eres?

No tienes que ser nadie, no tienes que hacer nada, nadie te obliga a nada.

Pero sí es verdad que el mayor perjuicio o beneficio de quién seas, será para ti, y enseguida, para las personas que más te necesitan, las que más te aman y más esperan de ti.

Qué valores quieres hacer determinantes en tu vida.

Quién quieres ser, cómo quieres actuar, cómo quieres verte, qué impacto quieres tener.

Si haces tuyo un buen sistema de valores, vas a sobresalir y vas a crecer de forma íntegra hacia todas direcciones.

Experiencia, inteligencia, físico, energía, actitud, estatus, seguridad…

Dicho así, parece cualquier cosa, pero pon a trabajar tu mente… ¿Qué podrías hacer con todo esto?

¿Cómo serías?, ¿cómo te sentirías?, ¿hasta dónde llegarías?... si aprovecharas todo tu potencial.

No tenemos la certeza de que haya otra oportunidad. Esta es tu oportunidad. No la desperdicies. ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario