martes, 11 de julio de 2017

Cómo Y Cuándo Dejar Ir A Tu Ex O A Alguien Que Amas


Es difícil terminar con alguien.

Duele aceptar que los planes que tenían a futuro, no van a darse.

Es difícil asimilar que quizás ya no te quiere como antes.

Hiere ver y aceptar que esa persona, probablemente, está más feliz con otra.

Es difícil entender, que talvez, si esa persona se convirtió en tu ex, tú también estás mejor sin ella.

Es complicado dejar ir, pero no sólo tienes que hacerlo y dejar de aferrarte enfermizamente, sino que no tienes otra mejor opción.

Y sé que en tu mente, sí existe otra opción. En tu cabeza, existe el deseo, la ilusión, la esperanza de volver.

Pero la verdad, aunque duela, seguro que casi indiscutiblemente, no debes regresar con tu ex, pues por algo es tu ex.

Es posible que hayan terminado porque algo terrible hizo alguno de los dos, alguna traición, o alguna discusión en la que ambos se hicieron daño.

Puede que sea por la inseguridad de alguno, por la inmadurez del otro, o por la falta de comunicación de ambos.

Posiblemente haya sido todo un malentendido por una pequeñez, pero si una pequeñez, hizo que terminaran, entonces el problema era otro.

-

A veces, tenemos que tolerar a personas que no nos agradan.

A veces tenemos que convivir a fuerza con personas difíciles en nuestra familia, en nuestro trabajo, en la universidad.

Pero tu pareja, es una persona con la que estás por elección.

Para aprender, para apoyarse, para disfrutar, para crecer juntos, pero jamás, para pasarla mal.

Si no te das cuenta de esto a tiempo, es posible que te hagas mucho daño, que también hagas daño, y que de verdad te cierres las puertas para un futuro.

Para mí, la única razón para intentarlo otra vez y volver con tu ex, es que ambos hayan aprendido, madurado y crecido lo suficiente como para darse otra oportunidad.

Y esto, aunque sea lo que más quieres, no pasará ahora, de repente. Entiéndelo.

-

Entonces… ¿Cómo dejar ir a un ex, o a la persona que amas?

Bueno. Realmente, parece más difícil de lo que es, pero tampoco significa que sea fácil.

En otro video hablaba un poco sobre el desapego.

En esencia, es relacionarte con las cosas, las experiencias y con las personas, de forma saludable, efectiva y equilibrada.

Es entender que sólo eres responsable de lo que tú haces, y sólo tienes voluntad sobre tu voluntad.

Es entender que lo único real, seguro, y tangible que tenemos siempre, es el momento presente.

Eres libre, y debes dejar que los demás sean libres también. Sin cadenas para ti, y sin cadenas para nadie.

Deja ir. Porque las personas que más desean estar contigo, no necesitan cadenas para estarlo.

-

La vida, tu vida, tiene cambios, difíciles, súbitos, sorpresivos, inesperados, y todos pueden ser buenos para ti, créeme, pero necesitas aceptarlos.

Entonces, acepta esto. Este es otro cambio positivo para ti, pero no lo aprovecharás si no lo ves.

Debes ver que tienes una vida por delante que puede ser fantástica, pero necesitas aceptar los cambios para que así sea.

Hay temporadas felices, hay etapas tristes, hay experiencias que nos marcan, hay personas que llegan y también personas que se van.

Hay montones de cosas que no puedes controlar, como el pasado, los errores cometidos, las cosas hechas, o las cosas no hechas.

Y todo esto es parte de la vida, ahora. Lo necesitas para ser mejor y para crecer de verdad.

Si entiendes esto, esto te hará vivir libre el momento presente, y disfrutar siendo libre y dejando ser libres a los demás.

Las malas experiencias, las relaciones difíciles, las etapas más duras, al final, pueden realmente no ser tan malas.

Hay personas que dicen que todo pasa por algo, y yo no lo creo, porque hay personas a las que les pasa todo, y no hacen nada.

Lo que sí creo, es que siempre puedes hacer algo o no hacer nada, con cada cosa que pasa.

Y de eso se trata, de que hagas algo con cada cosa que pasa, de que tienes el poder de convertir cada cosa en algo positivo para ti.

-

Al final. Eres todo lo que has vivido. Eres todo lo que has aprendido, todo lo que has superado. Eres todo lo que te trajo hasta aquí.

Si aprendes de las experiencias, te harán más capaz, mejor y más fuerte. Entonces, bienvenidas sean las experiencias.

Bienvenidos los cambios, porque también son parte de la vida. Sobre todo, son parte de la vida de las personas más grandes.

¡Aprende carajo! Rompe las malditas cadenas de lo que no controlas y de lo que no te deja crecer.

El reloj, está corriendo, no ha dejado de correr. Quien sí ha dejado de avanzar, eres tú.

Sé libre, y deja que esa persona sea libre también.

Empieza a avanzar otra vez porque hay muchísimo por descubrir más adelante.

Vive el puto momento presente. Vive tu vida para ti. Ve todo lo que sí hay, todo lo que sí tienes, todo lo que estás desperdiciando.

Acepta el cambio, inicia otro capítulo. Sal, pásala bien, vive, experimenta, diviértete.

Al final. Ya lloraste, ya aprendiste, ya pagaste el precio. El capítulo, ya se acabó.

Entonces, es momento de cambiar la página. ¡Cambia la puta página, carajo! ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario