martes, 4 de julio de 2017

7 Errores Que Cometen Las Chicas Con Los Hombres Desde La Primera Cita Y Su Muy Fácil Solución


¿Quieres atraerlo más? ¿Quieres gustarle de verdad? ¿Quieres que piense más en ti? ¿Quieres que él sienta que eres valiosa?

Ok. Creo que la clave más importante para que esa cita con aquel chico que tanto te importa, funcione, es saber lograr el equilibrio.

El equilibrio justo entre el interés que muestras y la esperanza que das, y la incertidumbre y el desafío que representas.

Equilibrio. Eso es lo que tienes que grabarte muy bien para siempre.

Para mí, aunque en palabras suena bien, es un error total apostárselo todo a tu belleza física e ir en plan de premio o de maniquí.

¿Por qué? Porque eres mucho más. No eres una cosa que se da como premio a quien se lo gana.

Bueno. Si quieres detrás de ti, a una horda de hombres zombie a quienes lo único que les motiva es tu físico y el sexo, entonces sí.

Apuéstaselo todo a tu físico y al sexo, y sé un bellísimo maniquí, o un premio para zombies.

Pero si quieres relacionarte con personas completas, íntegras, complejas, con identidad, con personalidad, tú tienes que demostrar que también lo eres.

Y, en realidad, sí lo eres mujer. Eres una mujer completa, íntegra, compleja, con identidad, con personalidad, distinta, única.

Ahora. Por otra parte, también debes darte un lugar valioso que represente un desafío y provoque incertidumbre.

Desafío, incertidumbre. Esto es dinamita pura si hablas de atracción.

Entonces, evitemos que dejes de ser un desafío. Evitemos que rompas la incertidumbre desde la primera cita.

Quiero que te grabes eso, ¿de acuerdo?. El secreto, en modo metáfora, es mantener al cazador, cazando, y que nunca, jamás, atrape por completo a su presa.

-

1. Ten iniciativa, demuestra interés. Eso está perfecto, sin duda, pero jamás persigas a un hombre.

A ver. Quiero decir. Por ti, no me gustaría verte asfixiándolo de preguntas.

No me gustaría verte desesperada programando la próxima cita, o diciendo prematuramente los planes que tienes con él a futuro.

Tranquila. Puede que ese chico mueva tu mundo, te haga suspirar y te fascine hasta lo más profundo, pero si no quieres que huya corriendo, ten paciencia.

Ve un paso a la vez. Disfruta el momento y deja que las cosas sucedan, literalmente sin plan.

-

2. Corresponde a su interés, a su atención, a su iniciativa, pero no le des un lugar que él no te ha dado.

A ver. Quiero decir, y seguro esto será un poco controversial, y algunos hombres se molestarán conmigo, pero ni modo. Es verdad.

Si apenas estás conociendo a ese chico, tienes todo el derecho del mundo y nadie puede juzgarte si también conoces a otros chicos.

Los hombres, la sociedad, y hasta las propias mujeres, son muy duros, todos, para juzgar a una mujer por lo que hace con su vida personal.

A la mierda esa gente. Te van a criticar de todas maneras, pues mejor que te critiquen siendo libre. ¿O no?

Si no tienes novio o si no tienes todavía un compromiso de exclusividad, puedes salir o estar abierta a conocer a quien tú quieras.

Si ese hombre, sabe y siente que tiene competencia, entonces es que va a valorarte.

-

3. No bajes la guardia, no te descuides. Nunca está de más que procures lucir linda, atractiva, sensual.

Sí, sí, sí. Sé lo que dije al principio, que no lo apuestes todo a tu físico, y no he cambiado de opinión.

Pero eso no significa que no sea importante, súper importante, como luces.

Es verdad. A los hombres nos pasan desapercibidas muchas cosas, ¿por qué?… no sé. Sólo sé que muchas veces, no vemos todos los detalles que ustedes sí.

Pero tus ojos, tu silueta, tu sensualidad, tu estilo, siempre va impactar aquí.

Entonces, no te descuides, no bajes la guardia. No importa quién seas, siempre puedes lucir más linda.

Y no. No estoy diciendo que lleves siempre zapatillas altísimas y vestidos entallados.

Puedes verte fantásticamente encantadora y sensual, sport, casual, o con un gorrito gracioso. Te lo prometo.

-

4. Si un hombre no puede descuidar su actitud, lo siento señorita, usted tampoco.

Tu actitud, tu sonrisa, tu energía, nunca, jamás, pasará desapercibida.

En serio. Una mujer con la actitud correcta, con energía, irreverente, que sonríe montones. Créeme, es millones de veces más atractiva.

Si el hombre en cuestión, es cualquiera, sin estándares ni opciones, él no espera nada. Él se conformará con que alguien le haga caso.

Puede toparse de frente con la actitud más nefasta, y ahí seguirá, porque es cualquiera, está desesperado y no le queda de otra.

Pero, tú no quieres a un hombre cualquiera. Y si no es cualquiera, entonces, puedes estar segura de que siempre tiene opciones.

Y si tiene opciones, entonces, ese hombre le dará un valor muy importante a otras cualidades.

Él no se va a cegar con la belleza física, porque él tiene otro estándar. Él sabe que merece más.

Es ahí cuando una mujer sonriente, feliz, divertida, graciosa, ocurrente, sobresale y se distingue de otras.

Sé que algunas mujeres dicen que los hombres sólo se fijan en “tetas y nalgas”. Así dicen.

Y sí. Los que están desesperados, y no tienes opciones, sí. Pero tú no quieres relacionarte con un hombre desesperado y sin opciones ¿o sí?

-

5. Coquetear, sin duda, funciona, pero el mejor coqueteo es sutil.

Si ya te vestiste sexy para él; si ya lo miraste con carita de enamorada; si ya te mojaste, te pintaste o te mordiste los labios; y el tipo no se entera…

O no le interesas, o es demasiado estúpido, y cualquiera de las dos cosas, no te conviene.

No te conviene un tipo al que no le interesas, y lamentablemente, por él, tampoco te conviene un tipo que lo único que atraerá son moscas por inseguro.

Luce tu sensualidad, ponte bonita para él, sé juguetona, sé bromista, tócalo, sé coqueta, pero sutil.

Si el tipo, real, no se entera de nada, bye. No estás para perder el tiempo mientras un inseguro está luchando contra sí mismo.

-

6. A ustedes no les atrae la inseguridad de un hombre. Y a nosotros, ¿qué creen?, tampoco.

La seguridad, la confianza, es muy sexy, señoritas.

En cambio, la inseguridad… Perdón que lo diga con la palabra correcta, pero es… repulsiva.

Y repetiré lo que ya dije… A un hombre cualquiera, no le importa. Para él es suficiente que alguien le haga caso, pero tú no quieres a ese hombre.

Y afortunadamente para él, y lamentablemente para ti, el hombre que sí quieres, va a alejarse si pareces demasiado problemática e insegura.

Ahora. Sé que si eres insegura, no es por placer, y no dejarás de serlo hoy porque hoy te lo propongas. Así no funciona.

Pero, retomaré lo que dije hace poco en otro video: Trabaja en ti, porque trabajar en ti es tu mejor recurso, siempre. Hasta el último día de tu vida.

-

7. No complazcas en todo, nunca. Pelea, discute un poco, llévanos la contraria. Nunca dejes de ser auténtica.

Con esto no me refiero a que seas testaruda así nada más, sin motivo, como niña caprichosa, sólo porque sí.

Me refiero a que siempre vamos a pensar diferente, a tener una opinión diferente, y a veces, porque pensamos que así vamos a agradar más, elegimos callar.

No. No calles. Ser diferente, pensar diferente, es lo que te hace más valiosa, más interesante.

Las coincidencias, atraen mucho, sin duda, pero a veces, paradójicamente, las diferencias atraen montones de veces más.

Piénsalo de esta forma. Quieres excitar y seducir el cuerpo, entonces estimula el cuerpo. Quieres excitar y seducir la mente, entonces, estimula la mente.

Definitivamente, la mente, es más poderosa.

Una chica que te atrae pero rebelde con la que también puedes discutir y pelear un poco, es muy sexy.

Metafóricamente, hacer la guerra, es tan fascinante, tan excitante, tan estimulante, tan seductor como hacer el amor.

Así que, haz el amor, pero también haz la guerra. ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario