miércoles, 26 de abril de 2017

Cómo Saber Si Tu Relación No Va A Funcionar - Señales De Una Relación Tóxica Y Destructiva De Pareja


Antes de empezar, vamos a plantear lo principal.

Tu único, inquebrantable, axioma de vida, sin llegar a confundirlo con egolatría, es que tú debes ser tu prioridad número uno. Tú, por ti mismo, debes ser completo, íntegro, radiante, y tu propia fuente de bienestar y valía.

La única forma de estar óptimo, ser íntegro y relacionarte de forma saludable con los demás, es estar óptimo y ser íntegro para ti mismo. Sólo siendo tú, tu prioridad número uno, es como podrás ser el mejor para ti, y el mejor para los demás.

Es verdad, también. Puedes sacrificar tus convicciones, tu libertad, tu dignidad o tu amor propio, supuestamente por amor, pero eso no concluirá como planeas. No en el bienestar de esa relación, en el tuyo o en el de otra persona.

Sacrificar tu propio código de bienestar, nunca debe ser considerado opción. Porque, romper algo, no repara otra cosa rota.

La clave para ser siempre la persona que deseas ser, es nunca empezar a convertirte en la que no deseas.

Puedes dar de tu parte, comprensión, amor, paciencia, dedicación, para que una relación prospere. Puedes elegir hacerle bien a una persona, y compartir con ella lo mejor de ti. Eso me parece más que adecuado.

Pero jamás será adecuado arrancarte pedazos de ti mismo, e ir contra tus valores de vida más cercanos, para que algo funcione o peor aún, para que alguien más funcione.

Nada que requiera ir contra ti mismo, y arrancar de a poco, trozos de tu esencia, puede funcionar a largo plazo.

Ese, es el axioma de vida, y, ahora, ¿me crees si te digo que muchas veces, cuando te sientes extremadamente enamorado, más bien, estás alucinando?

“Alucinación”, según Wikipedia: “Percepción de una imagen, un objeto o un estímulo exterior inexistentes que son considerados como reales.”. Grábate eso. Según está definición, quizás no sea tan atrevido decir que muchas veces, alucinas. Más de lo que creerías.

Los tres ejemplos que mencionaré, son parte de la Detección de Errores de “Enamora su Mente”, uno de los seminarios que doy actualmente. Estos son sólo algunos de los complejos o alucinaciones, más frecuentes, y si los tienes, va a dolerte, pero necesitas reconocerlos.

Complejo del Héroe:

Se trata de cuando te ves a ti mismo como al héroe de una película romántica, que puede cambiar la dirección de toda la historia tras un impulsivo acto heroico. Es un patrón mental capaz de hacerte olvidar las circunstancias, el contexto, y la realidad, para reducirlo todo a un simple y dramático momento.

¿“Friendzone”, te suena? Esto te lo dejará más claro.

Hay gente a la que le han demostrado una, y otra, y otra vez, que no la ven como una potencial pareja sexual ni emocional. Le han demostrado claramente que no despierta ni ha despertado nunca, ningún tipo de interés romántico ni sexual. Sino al contrario, le han demostrado compasión y pena, porque se sabe que es una persona valiosa, pero que no es valorada como ella desea.

La gente en la friendzone, a la que le pasa esto, si es que se da cuenta y lo entiende, lo hace tan solo por un corto tiempo. Pero poco tiempo después, las evidentes muestras de desinterés, las ocasiones en las que ha sido menospreciado, olvidado o rechazado, vuelven a olvidársele. Y vuelve a creer, una y otra vez, y una más, que un acto grande, heroico y dramático, puede cambiarlo todo.

Declaraciones de amor con llanto, regalos caros o laboriosos, propuestas demasiado forzadas, cartas de amor… Después del próximo fracaso, vuelven a sentirse decepcionados, frustrados y tristes porque la realidad vuelve a golpearles en la cara. Tiempo después, el patrón de comportamiento se repite, otra vez, y lo único que realmente ha pasado, es un largo y lento proceso de envilecimiento.

“Envilecimiento” o “envilecerse”, es tema para otro video, pero en esencia, es cuando caes y sigues cayendo demasiado bajo, perdiendo la poca dignidad que quizás, ya ni tenías. Cuando estás envilecido, toda la gente a tu alrededor, lo ve, pero tú no te enteras.

Este tema, de hecho, aplica para política. Estamos muy envilecidos. Comenta si quieres que hable sobre ello.

Complejo del Padre:

Es cuando te convences de que el futuro, el bienestar o la integridad de tu pareja, depende de ti.

Cuando crees que eres responsable de las acciones de otra persona. Cuando crees que tienes el poder de llevarla sobre tu espalda hacia su propio bienestar. Cuando crees que puedes evitar el daño que una persona es capaz de hacerse y amenaza con hacerse. Cuando crees que necesitas protegerla de sí misma, o cuando la consideras incapaz de responsabilizarse de ella misma.

¿Es verdad que este deseo tuyo puede nacer de un aparente verdadero sentimiento de amor sincero? Sí, sin duda. Pero a largo plazo no será positivo para ti, ni para la relación, ni para esa persona.

Permitir la dependencia, no es una forma de ayudar a nadie a resolver sus problemas, es sólo un disfraz. Servirá, sí, momentáneamente, porque podrías tú mismo resolver sus problemas, algunas veces, pero a largo plazo será destructivo para ambos.

Tratar a alguien, como si fuese incapaz, aunque sea por “amor”, tan sólo le hará creerse inútil, incapaz e incompetente. Tratar a alguien capaz, como si fuese incapaz, tan sólo le hará dependiente, insuficiente.

De saberlo, eso nunca se lo harías a alguien que te verdad te importa.

Complejo del Ideal:

¿Alguna vez te has enamorado de un ideal? Quizás esto no te suena, y crees que no tiene nada que ver contigo, pero, yo creo sí puede tener todo que ver contigo. Déjame preguntarlo de otra manera.

¿Te has enamorado alguna vez, de lo que imaginas que es una persona, en vez de lo que realmente es? ¿Te has enamorado alguna vez, de cómo sería estar junto a alguien, en vez de lo que realmente ha sido el tiempo junto a esa persona? O peor todavía ¿Te has enamorado de la idea de cómo sería estar junto a esa persona, sin siquiera haber pasado tiempo con ella?

Los “románticos” a quienes les pasa esto, nunca se enteran de que es sólo un ideal. Ellos le llaman “amor a primera vista”, o, “esta vez sí me enamoré”.

Este patrón es de los más frecuentes: Creer que las personas y las experiencias son tal como idealizamos que son. Creer que el tiempo junto a esa persona, es como el ideal que creaste en tu mente de lo que podría ser el tiempo junto a esa persona. Creer que el futuro en una pareja o en una relación, se cumplirá tal como imaginaste que se cumpliría.

Está bien enamorarte de una persona, y darle en tu mente y tu memoria, un lugar único e irremplazable. Está bien, creer en alguien, tener una dirección hacia la cuál deseas avanzar y verte con ella más a futuro.

Lo que no está bien, es cuando todo eso no se sostiene al contrastarlo con la realidad, ni con lo que ha mostrado ser verdaderamente esa persona.

La mayoría de la gente, se enamora del ideal de una persona, no de la persona. La mayoría se enamora de lo que una persona o una relación tienen el potencial de ser, y no de lo que son y han sido realmente.

Si te enamoras del ideal y no de la persona, vas a decepcionarte, porque sólo es un ideal. Una configuración de cualidades y situaciones, que sólo existen en tu mente porque te hacía ilusión crearlas así.

Siempre busco que mis videos sean sencillos, y sé que muchas veces no lo son. Pero prefiero eso, antes que ofrecerte paja y palabrería sin sustancia, porque eso ya te lo ofrecerán otros, porque no tienen nada más qué ofrecer.

Ve en los demás, la realidad, su esencia, y lo que en verdad son. Y no, lo que te gustaría creer que son. Ve en las personas, lo que realmente hay en ellas, con sus cualidades, y defectos, y todos sus matices reales.

A veces, algunas personas son más completas, más grandes, más íntegras, más increíbles y más reales, que el ideal que podrías haber imaginado. A veces también, una relación será más grandiosa de lo que podrías imaginar, porque es auténtica. Porque traerá consigo experiencias diferentes, más completas, y sobre todo nuevas, que nunca pudiste imaginar ni prever.

Sólo podrás ver la realidad, y la perfección en la imperfección, cuando enfoques la vista y salgas de la ilusión mental en la que estabas sumergido.

Sé íntegro, sé autosuficiente, sé tu propia fuente de bienestar y valía. Y después, ve en los demás lo que realmente son. ¡Arre!

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario