martes, 7 de febrero de 2017

En Qué Se Fijan Las Mujeres - La Cualidad Que Más Atrae, Excita Y Le Gusta A Una Mujer De Un Hombre


La cualidad que puede volver loca de atracción, excitación y deseo a cualquier mujer.

Lo diré desde ahora, me refiero a la “seguridad”. A la certeza que tiene un hombre en las acciones que toma. Esa es la cualidad que hace a una mujer enamorarse de un hombre por lo que la hace sentir, aun cuando él tuviera barriga o poco cabello.

Es la cualidad, capaz de hacer que una mujer pase a segundo plano que él no sea el más atractivo, el más atlético o el más exitoso. Obviamente, eso no significa que debas ser seguro por un lado, y conformista en los demás aspectos de tu vida.

Muchos hombres quieren todo sin hacer absolutamente nada para alcanzarlo. Quieren que sus deseos les sean llevados a su zona de confort, quieren ser mejores seductores, quieren ser complacidos. Quieren a las mujer más atractiva pero no están dispuestos a hacer lo necesario para volverse, ellos, más atractivos.

Hay personas que no están preparadas para ser mejores. Para mí, quienes no están dispuestos a trabajar y apostar por lo que desean, no merecen tenerlo.

Es muy sencillo. ¿Estás o no estás listo para ser el tipo de hombre que le gusta al tipo de mujeres que te gustan a ti?

Si eres tú el primer interesado, el que quiere atraer a alguien, a ti te corresponde la iniciativa y lograr en ti la seguridad que atrae a una mujer. No con esfuerzo, como lo aclaro en todos los videos, sino haciendo lo que necesites para convencerte tú, de que eres la mejor elección para una mujer.

En un video anterior, sobre las citas, hablaba de que el mejor lugar para invitar a salir a una chica, es uno al que tú sinceramente tienes ganas de ir, y que sabes que vas a disfrutar.

Hacer lo que de verdad te nace hacer, amar lo que de verdad eres y creer en lo que realmente puedes ofrecer, esa es la gran diferencia.

Imagina cómo cambiaría tu éxito si pudieras iniciar una conversación o invitar a salir a una chica con la misma seguridad y certeza con la que le recomiendas una serie o una película a un amigo. Sólo así podrías hacer que ella esté naturalmente convencida de que eres la mejor elección.

Estoy hablando de una mujer, pero es universal, y quiero ponerte un ejemplo:

Imagina que tú y tus amigos, han ahorrado su dinero todo un año, para tomarse unas vacaciones en otro país. El momento está a punto de llegar y deben decidir qué destino será la mejor opción.

En eso llega uno de ustedes diciendo que investigó en internet, y que no está muy seguro, pero tiene una lista de lugares a donde podrían ir. Luego, llega otro diciendo que alguien le platicó de un lugar que podría ser buena idea, pero que él no conoce, así que no sabe muy bien.

De repente llega otro de ustedes, emocionado, con prisa para decirles que ya es un hecho, que ya sabe dónde es el mejor lugar para pasar las mejores vacaciones de toda su vida.

Sin saber de qué lugar se trata, si tuvieras que apostar tus ahorros por una de las propuestas ¿Cuál tomarías? ¿Qué tanto pesa la lista de opciones de uno que no está convencido, contra la emoción, seguridad y certeza del otro?

Lo mismo pasa con una mujer cuando somos los hombres quienes tenemos la iniciativa y damos el primer paso.

Ella tiene más opciones, pero quieres que te elija a ti, quieres que apueste por ti. Quieres que salga contigo, quieres que se enamore de ti, quieres que tenga la certeza de que tú eres la mejor opción.

Ahora, sabiendo esto, trata de recordar cómo se comporta un hombre inseguro frente a la mujer que le atrae. Para empezar, él mismo duda si debe o no hacer su propuesta, lucha para decirla y cuando la está diciendo, baja la voz como si él mismo se descartara.

Todos los hombres caídos en la zona de amigos, se descartaron ellos, a sí mismos. No fue la chica en cuestión la que los puso ahí. Ellos pidieron a gritos que los mandaran ahí. Se vieron a sí mismos como malas opciones, y nunca creyeron que sus propuestas o ideas fueran la mejor elección. Cada propuesta suya estuvo cargada de inseguridad y miedo a que les rechazaran.

Olvida la propuesta, sea cual sea, sólo piensa… ¿Qué tan mala debe ser la propuesta de alguien, de tal forma que la misma persona tiene miedo y vergüenza de hacerla? ¿Qué tan mala debe ser la propuesta de alguien, para que esa persona tenga que apelar a la compasión para que su propuesta sea tomada en cuenta?

Volvamos un momento al ejemplo del grupo de amigos que ahorraron todo el año para pasar las mejores vacaciones de su vida.

¿Qué pasaría si uno de ellos les dijera que tiene una idea, que sabe que no es la mejor, pero que por favor deberían tomarla, porque la propuso con buenos sentimientos? ¿La tomarían? Claro que no. Eso pasa con los hombres inseguros.

Sí, pueden tener los mejores sentimientos del planeta, inclusive podrían ser, en algunos casos, la mejor opción. Pero no tienen la certeza de que lo son, y obviamente, no pueden contagiarle a una mujer una certeza que ellos no tienen.

En vez de eso, necesitan constantemente de la aprobación de una mujer, o de la seguridad de que no cometerán un error.

Están prácticamente cediendo su responsabilidad, escondidos tras una puerta, como si dijeran “Yo soy incapaz, por eso necesito que lo hagas tú”.

Una mujer no quiere un hombre sin liderazgo, incapaz de proponer o tomar la iniciativa. Una mujer no necesita de un hombre al que tiene que cuidar como si fuera un niño.

Ella se sentirá atraída hacia un hombre capaz de guiar, de tomar la iniciativa, de ofrecer seguridad, nuevas experiencias y nuevas emociones.

Eso es lo que puede resultarles tan indescriptiblemente atractivo de los hombres que no son físicamente atractivos.

Cuando le hablas a una mujer por primera vez, cuando invitas a salir a esa chica de tu trabajo, o cuando le propones a una mujer quedarse contigo. Antes si quiera de pensar en tu propuesta, ella necesita sentirte seguro de que si tú estuvieras en su lugar, aceptarías encantado. Una mujer sabrá si a ti mismo te parece o no una gran idea lo que estás proponiendo, y eso es más persuasivo que cualquier otra cosa.

Ella quiere saber que tú estás confiado, que tú crees en lo que dices, que tú tienes absoluta certeza de que ambos se la van a pasar bien haciendo cualquier cosa juntos. Ella necesita que tú le contagies la certeza de que tu propuesta, tu plan o tu invitación, es de lejos la mejor opción para ambos.

Entra a mi página, si quieres ver el calendario de eventos y entrenamientos.

Comparte el video, si crees que puede serle útil a alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, me gustaría saber qué piensas.

Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario