lunes, 13 de febrero de 2017

Cómo Enamorar Y Conquistar A Alguien - 7 Ultra Poderosas Claves Infalibles De Seducción Y Atracción


La seducción, el romance y la atracción son mucho más que ser el hombre más alfa o la mujer más atractiva. Es una combinación de atracción física y sexual, de romance, encanto, inteligencia, ingenio, sutileza.

Atraer o seducir a una persona no se trata de las frases que decimos en voz alta. Es una cuestión millones de veces más sutil que eso. Es nuestra capacidad para provocar y dominar, pero también para consentir, ceder y hacer que la otra persona se sienta la más especial.

La seducción es mucho más lo que está pasando en secreto entre dos personas, y que sólo ellas saben aunque estuvieran a la vista de todos.

En este video, sólo quiero poner algunos ejemplos de actitudes muy sencillas, pero que tienen un sorprendente poder para fascinar más de lo que una persona puede controlar.

Una persona va a sentirse y mantenerse más atraída hacia nosotros, siempre que nosotros sigamos atrayendo y siendo pretendidos por nuevas personas.

Este punto no les gustará a las personas celosas, estoy seguro, pero, ni modo, así funciona.

Ejemplo:

Si eres chica, jamás dejes de cuidar tu sensualidad y esos detalles que hacen que todos los hombres volteen a verte cuando llegas a un lugar. Quizás tu chico no lo haya dicho, pero lo diré ahora: A los hombres nos fascina extremadamente saber que nuestra chica es la más hermosa y sexy del lugar a donde vamos.

Por otra parte. Si eres hombre, nunca dejes de ser el más cortés o el que usa la loción más rica y que todas las amigas de tu chica perciben al saludarte.

Una mujer se sentirá increíblemente loca por ti, si siente que sus amigas abiertamente o en secreto, saben que eres el tipo de hombre que quisieran para ellas. Ella quiere presumir que su novio es el mejor y que ella está feliz a su lado.

Sé un provocador.

Este punto tampoco les gustará a las personas demasiado clavadas con escuchar lo que es políticamente correcto y no lo que realmente funciona, pero no importa.

Sé el hombre o la mujer que trata con absoluta irreverencia y es capaz de molestar, contradecir y reírse de la persona que le gusta.

No siempre puedes hacerlo, por ejemplo cuando esa persona te habla de sus planes, de sus sueños o de sus experiencias más importantes. En estos casos, debes escuchar con total atención, y jamás te atrevas a criticar o juzgar algo que sea verdaderamente delicado para los demás.

Pero en todo lo demás, como gestos y opiniones graciosas, cosas ridículas o historias divertidas, sé un provocador. Sé el tipo de hombre o mujer que se ríe, molesta y se mete con la persona que le gusta en vez de tratarla como si fuera perfecta.

Sobre todo, hazlo con el tipo de cosas que no tienen un verdadero impacto psicológico negativo para los demás.

Si sabes que lo que dirás, no es un punto débil para esa persona, entonces siéntete con toda la confianza de provocarla. No lo hagas demasiado que parezcas pesado, pero tienes que ser capaz de provocarla.

Una persona capaz de provocarte, también es capaz de moverte, y excitarte. Ya lo sabes.

Los pequeños gestos pueden disparar un poder increíble.

Hay pequeños movimientos, que pueden ser tan sutiles como para que nadie más se dé cuenta, pero que a esa persona pueden volverla loca, perdida, enamorada por ti.

No lo quiero explicar demasiado, creo que es mejor algunos ejemplos:

Si eres hombre, pon tu mano con sutileza sobre la espalda de tu chica al caminar, o protégela con tu cuerpo cuando estés en lugares con mucha gente.

Si puedes hacerla sentir que ella es lo más preciado para ti y que jamás permitirías que nada la lastimara, estará enamorada de ti. Quizás no te pediría que lo hagas, no debería hacer falta, pero ella amará sentirse cuidada y protegida.

Ahora, sé que algunos hombres podrían decir que esto no funciona. Claro. Cuando eres un pobre hombre sin ninguna clase de actitud ni seguridad, nada funciona, y todos los caminos te llevarán al fracaso.

El problema no está en ser atento y caballeroso. El problema está en serlo, sin ser atractivo. En cambio, si eres capaz de despertar atracción en una mujer, ser galante y caballeroso, sólo puede hacerte mejor y más atractivo para ella.

Si eres chica, y considerando que normalmente la complexión del hombre es más grande, puedes ponerte delante de él, tomar sus brazos y rodear tu cuerpo con ellos. Un hombre va a sentirse muy bien si sabe que a su lado te sientes segura y protegida. Es como cuando una chica se recuesta y se queda dormida sobre tu pecho. Se siente bien.

Sutiles gestos sexuales.

Si son en lugares prohibidos, o públicos, y con total alevosía, eso puede ser alucinante.

Hombres. El cuello de una mujer, puede conectar con todos los rincones de su cuerpo. En su cuello, el calor de tu respiración, tus labios húmedos, una caricia con tu lengua o un ligero mordisco, puede viajar por su cuerpo hacia donde menos imaginarías. O quizás sí puedes imaginar hacia dónde, pero shhh…

Ahora, mujeres. Ustedes conocen muchos secretos para disparar a las nubes el deseo de un hombre. Tómennos por sorpresa, y si es en lugares prohibidos o públicos, como decía antes, un millón de veces mejor.

Aquello de prender el boiler, muy despacio, torturantemente despacio, aunque nos quejemos, es, sublime. Nos quejamos porque lo que sentimos cuando hacen eso, nos vuelve locos.

Háganlo si quieren que estemos locos por ustedes y si quieren que seamos adictos a lo que pueden despertar en nosotros.

El siguiente, seguro que no va a gustarles a los puristas de lo políticamente correcto, pero no importa, porque funciona.

Funciona de una forma absolutamente increíble.

La base psicológica de esto, en realidad pesa mucho más para cuestiones políticas, pero aquí podemos sacarle provecho.

Pocas cosas unen más a dos personas, que tener entre ellas a un enemigo en común. Ese enemigo podría ser el destino, las cosas prohibidas, o lo que sea que impida que pueda pasar algo entre dos personas.

Si pudieras dejarle claro a esa persona, cuánto te gusta, pero que por alguna razón, lo suyo no puede ser, eso lo haría mucho más atractivo y excitante.

Si eres hombre, y le dijeras a ella, que es impresionantemente atractiva, pero que es imposible algo entre los dos, por la razón que sea, eso lo haría más excitante.

Si eres mujer, y le dijeras a él, que también te gusta, pero que hay una razón por la que jamás podrías estar con él, eso lo haría todo más excitante.

Repito: Cuando dos personas tienen a un enemigo en común, eso lo que hace es unirlas.

Lo malo de esto es cuando realmente no puedes tener algo con equis persona, porque decírselo no va a detenerla, sino todo lo contrario.

Despierta su lado más competitivo.

Hacerlo, despertar competencia en la persona que te gusta, puede ser súper estúpidamente excitante y estimulante.

Por ejemplo, con la chica con la que estás saliendo. Si después de besarla, le dijeras que obviamente tú besas mejor, y que ella, pues, no es tan mala, pero que nunca podría competir contigo, eso sería magia.

Una mujer que se siente atraída hacia ti, nunca te dejaría ganar este tipo de competencias, y te lo demostraría. ¿Cómo? Besándote mejor.

Pon un reto o un desafío sobre la mesa, y harás el juego de romance entre ambos, muchísimo más excitante.

Este punto es contrario a la competencia y no sólo es útil sino necesario siempre que hables de amor, seducción, atracción, etcétera.

Hazle sentir a esa persona, que ella tiene un poder sobre ti, que nadie, ni tú, podrías superar.

Repito. Es exactamente lo contrario al punto anterior.

Hacerle saber el poder que tiene para equis cosa, es increíblemente necesario y efectivo, de hecho, para que una relación funcione.

Ejemplo:

Si eres hombre, puedes hacerle sentir a tu chica que ella tiene un extraordinario poder de seducción y dulzura capaz de hacerte perder la cabeza.

Si eres mujer, puedes hacerle sentir a tu chico que él es como una clase de héroe para ti que te inspira seguridad.

Cada uno, debe saber y sentir que tiene una característica irrepetible y súper poderosa que al otro le fascina.

Seducción, atracción, sin ninguna duda, es un juego de poder y competencia.

Pero contrario a lo que muchos hombres y mujeres piensan, este juego lo ganan dos personas, no una sola.

Algunas personas en su cabeza egocéntrica, creen que todo se trata de ganar ellos, de ser los mejores o los que tienen más poder. Eso es porque realmente, en el fondo, se sienten inseguros, inferiores, y creen que necesitan compensarlo.

Las cosas no funcionan así cuando se trata de pareja. Ser el mejor, en pareja, lo hará poco estimulante, y a la otra persona sólo la hará sentirse descartada, sin oportunidad de equilibrio.

El juego de seducción y atracción, lo deben ganar ambas personas. Ambas deben lograr un equilibrio de poder, a veces dominando y otras cediendo.

En alguno de los comentarios, alguien preguntaba sobre qué puedes hacer cuando una persona te supera por mucho en alguna característica.

Puede ser belleza física, puede ser estatus social, puede ser una cuestión económica, puede ser que la persona que te atrae sea famosa y tú no.

Bueno, pues lo que debes hacer es desarrollar otras buenas características en ti. Algo tienes que tener, no hay pretexto. Siempre debe haber un equilibrio de valía en ese juego de poder llamado seducción.

Entra a mi página, si quieres ver el calendario de eventos y entrenamientos.

Comparte el video, si crees que puede serle útil a alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, me gustaría saber qué piensas.

Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario