domingo, 19 de febrero de 2017

Cómo Bajar De Peso Y Adelgazar Rápido, Sin Dieta, Sin Sacrificios, Sin Estrés, Sin Contar Calorías


Antes de responder al título de este video, creo que puede ser útil, ponerte en contexto. Desde siempre, desde que era niño, en cuando me descuido, me es muy fácil subir de peso y ponerme súper gordito. Sé lo que es tener un problema con eso.

También, siempre he sido deportista, y siempre que me he dedicado, he podido recuperar mi peso natural. Lo importante de lo que quiero compartir hoy, es que nunca, me había sido tan fácil y sostenible, como la última vez.

Quiero decir que, sé lo que es ir con nutriólogos, sé lo que es dedicar casi un tercio de tu día a ser deportista.

  • Sé lo que es contar calorías y macronutrientes en todas tus comidas.
  • Sé lo que es hacer dietas de… una rebanadita de jamón de pavo, una cucharadita de aceite de oliva, una tacita de arroz o verduras cocidas.
  • Sé lo que es llevar una dieta tan estricta que todo el día te mantiene estresado, con hambre, y pensando en comida.
  • Sé, también, lo contraproducente que puede ser un régimen tan estricto, que lo único que consigue es que lo intentes por un periodo, y luego renuncies.

Y sé que, todo esto, no sólo me pasó a mí. ¿A cuántos amigos del gimnasio conoces, que los has visto, descuidados, atléticos y descuidados otra vez, porque llega a ser intolerable un régimen tan estricto?

Estoy seguro, totalmente, de que puedes mejorar muchísimo cómo te ves, cómo te sientes, tu condición y tu energía, sin tanto sacrificio y de forma súper sencilla.

Lo que diré lo puedes comprobar.

En mis primeros videos, hace 7 meses apróx., tenía un 10% más de grasa corporal de la que mi cuerpo debería tener. Eso, para mi complexión y altura, es equivalente a 10 kilos extra de grasa.

No te sientes bien cuando sabes que tu cuerpo, actualmente, no es el que puede ser. Sabes que no estás saludable, sabes que ese no eres tú, sabes que te gustaría verte mejor desnudo, y sabes que la ropa deja de quedarte igual.

Estuve así por unos tres meses, hasta que empecé a utilizar una única regla, tan absurdamente simple pero tan increíblemente efectiva, que resulta ridículo.

En menos de 7 semanas, había quemado apróx. un 12% de grasa corporal, casi sin perder masa muscular. Lo sé porque aprendí mucho sobre el tema.

Sé la mayoría de fórmulas para medir con plicómetro y otros accesorios, tu masa muscular, tu índice de grasa corporal, y demás. Inclusive, encontré maneras para saber qué tan cerca estás de tu propio cuerpo perfecto, pero ese será tema para otro video.

También sé que no es recomendable bajar de peso tan rápido, pero de verdad, después de la primera semana con esta regla, ni siquiera lo estaba intentando.

  • ¿Me costó trabajo? No, nada.
  • ¿Me sacrifiqué para perder esa grasa? No.
  • ¿Me maté en el gimnasio? No.
  • ¿Voy a rebotar y subir de peso? No creo.
  • ¿Me sentí débil? Completamente, todo lo contrario. Empecé a sentirme mucho mejor, con más energía y más lúcido en todos los sentidos.

Sin dieta, sin sacrificios, sin estrés, sin esfuerzo, sin contar calorías.

Sé que parece comercial, pero yo no quiero que me compres nada. Sencillamente, si te interesa verte y sentirte mejor, quiero que lo intentes, y si te funciona, vas a ganar muchísimo. Es para ti.

Por cierto, vale aclarar que ahorita estoy más delgado de lo que pretendo, pero eso no tiene que ver con lo que quiero enseñarte, sino con haber sido muy imprudente.

Conocí la calistenia, me enamoré, y sentí que avanzaba tan rápido que me emocioné de más, y empecé a entrenar dos veces al día. Eso no se hace, tu cuerpo no se recupera.

Peor después, empecé a intentar cosas para las que todavía no estaba listo, y obviamente me terminé lastimando. A tal grado me lastimé, que escuché el sonido de mis músculos intercostales, desgarrarse.

Si no te interesa ser un culturista profesional o deportista de muy alto rendimiento… Si sólo te interesa verte y sentirte increíble con tu cuerpo, no hay magia, pero la forma de lograrlo es mucho más sencilla de lo que crees.

  • No necesitas saber todo sobre nutrición.
  • No necesitas suplementos ni quemadores.
  • No necesitas matarte de hambre.
  • No necesitas contar las calorías de cada comida.

La regla es bien sencilla: Aprende a comer de lujo.

Cuando escuchamos “lujo”, pensamos en dinero, cosas caras, pero el dinero, muchas veces no está relacionado con lo que verdaderamente es de lujo.

Hay otras cosas, trascendentes, que puedes incorporar a tu vida, como “vivir de lujo”, “tiempo de lujo”. Tocaré esos temas más adelante, ¿de acuerdo? Pero, ok, a qué me refiero con “comer de lujo”.

Cada que vayas a meter alimentos a tu cuerpo, pregúntate: ¿Esto que estoy a punto de comer, es de lujo, o no es de lujo para mi cuerpo? Si es de lujo, date. Y si no lo es, no lo hagas. Eso es todo lo que tienes que saber.

Conocidos, amigos, y personas en mi familia llenitos, que lo empezaron a hacer, bajaron mínimo, 8 kilos de grasa rapidísimo.

Si quieres transformar tu cuerpo totalmente, y cambiar por completo la energía que tienes durante todo el día, sólo tienes que comer de lujo.

Comer de lujo para tener cuerpo de lujo, tiene sentido, e irónicamente, comer de lujo, en general no es nada caro. Todo lo contrario.

Piensa esto, un vaso con agua, es extremadamente barato, y es de lujo para tu cuerpo. En cambio, es triste a veces, que personas de bajos recursos, carecen de cosas muy necesarias, pero nunca falta una botella de refresco en la mesa. El refresco es más caro que el agua, y no es de lujo, es basura para tu cuerpo.

Creo que ya va quedando claro de qué se trata comer de lujo.

Una bolsa de papas fritas, hecha con productos artificiales, y que ya pasó por una fábrica, es basura.

Si la basura se ve mal tirada en alguna calle ¿por qué razón la llevarías dentro de tu cuerpo?

La comida basura puede saber bien, claro. Perdón la expresión, pero, si te van a dar a comer mierda, error sería que te la den con sabor a mierda. Por lo menos debe saber genial. Si no, ¿cómo conseguirían que metas basura dentro de ti?

A la industria de comida basura, no le interesa cómo te veas ni cómo te sientas, ni que vivas mejor, ni que vivas más años. Perdón que lo diga así, pero, podrían dejarte morir de obesidad, hipertensión o diabetes mientras les sigas comprando su comida basura. Ojo, no tengo nada contra nadie. Decir que es comida basura, no es para ser ofensivo. Es que literalmente es basura que vas a comprar para meter a tu cuerpo.

El azúcar por ejemplo, no es tan rica, y ya ni siquiera hablemos de que sea necesaria.

Yo entiendo que ahora mismo podrías pensar en dulces, refrescos, chocolates 99% azúcar, 1% cacao, y se te podrían antojar incontrolablemente.

Podrías sentir, incluso, un impulso casi adictivo, por comerlos. Dije “casi adictivo”, pero no. Debí decir “totalmente adictivo”.

Sé que suena dramático pero el azúcar es adictiva, como tal. No exagero. Por eso piensas que es tan rica, pero no lo es.

Los adictos, no se caracterizan por ser conscientes de lo que hacen. Ningún adicto se distingue por hacer lo que más le conviene a su bienestar.

Si alguna vez decides, o si ya lo has intentado antes, sabes que cuando dejas de comer azúcar, empiezas a desearla de forma descomunal. Adicción, síndrome de abstinencia ¿Te suena?

Creo que las cosas van quedando claras, pero, para que queden más claras.

¿Qué pensarías de alguien, que acompaña todas sus comidas, todas, desayuno, comida, cena, con varias cucharadas de sal? ¿Te parecería absurdamente extraño no? Incluso ¿Podrías pensar que tiene algún problema mental, o no? Pues todos nosotros, lo hacemos, sólo que no con sal, sino con azúcar, y con comida basura.

Y no digo que no puedas consumir comida basura a veces. Claro que puedes, obviamente, puedes todo lo que tú desees. Al final, es tu cuerpo, y puedes hacer con él, lo que te plazca.

La pregunta es, si tú, para ti, eliges tu bienestar, tu energía y sentirte bien con tu cuerpo, o no.

La fruta, es súper de lujo. Las semillas, verduras, frutos secos, muchos tipos de carne, si no eres vegano, son súper de lujo para tu cuerpo.

Además, casi toda la comida de lujo, es barata, fácil de conseguir, fácil de preparar, fácil de comer y fácil de digerir. Es exactamente, nutrir tu cuerpo, únicamente con lo más top del top.

Eres tú, se trata de ti ¿Por qué no habrías de respetar tu cuerpo y consentirte como lo mereces?

Si superas el síndrome de abstinencia, y te desintoxicas, te lo prometo, después no va a costarte nada.

Es más, te vas a sorprender porque comer de lujo, no es comer alimentos insípidos, ni comer siempre lo mismo, ni quedarte con hambre. Hay tantos alimentos de lujo que saben fantásticamente bien, y que puedes preparar y combinar de formas tan distintas, que te sorprenderías.

Te preguntarías, y no exagero ¿Cómo es que llevas toda la vida ignorando sabores de lujo, que además, te hacen verte y sentirte bien?

Comer de lujo, va a mejorar tu energía, tu mente, tu cuerpo, tu estado de ánimo, tu rendimiento físico. Tu mente va a trabajar más y mejor, a otra velocidad, como si desbloquearas otro nivel.

No quiero filosofar, pero eres integral, tu mente y tu cuerpo es uno. Uno es el reflejo del otro.

Si tienes una mente, extraordinaria, a menos que tengas un diagnosticado problema de salud que te lo impida, también vas a tener un cuerpo extraordinario.

Es fácil mirar hacia otro lado, culpar a la genética o decir que los demás sí pueden pero tú no. No te engañes. Tu genética es diferente a cualquier otra, claro, y aún así, eres capaz de hacer que tu cuerpo sea tan sexy como el que más.

Ser sexy, desarrollar tu atractivo y sentirte bien, integralmente, está en tus manos.

Recuerda, la pregunta clave es: ¿Esto que voy a comer, y se volverá parte de mí, es, o no es de lujo? Si es de lujo, date. Y si no lo es, tu cuerpo y tu mente no merecen eso, pero repito, está en tus manos.

Entra a mi página, si quieres ver el calendario de eventos y entrenamientos.

Comparte el video, si crees que puede serle útil a alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, me gustaría saber qué piensas.

Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario