jueves, 2 de febrero de 2017

5 Errores Fatales Que Cometes Al Seducir Y Debes Eliminar De Tu Personalidad


Hay características en tu forma de ser, que van a tener mucho más valor cuando quieras atraer a la persona que te gusta.

Quizás tú pienses en cosas como saber qué decir, o saber cómo quitarte los nervios de estar y hablar frente a esa persona.Eso es importante, claro, pero es mínimo si pudieras compararlo con lo que en verdad trasciende y hace que una persona quiera o no tener algo contigo.

Una de las cosas más decisivas, antes siquiera de pensar en atraer a alguien, es eliminar, si los tienes, tus comportamientos más repelentes y desagradables.

Quiero ponerte un ejemplo, absurdo, pero posible.

Imagina que vas a una cita y esa persona se ve increíblemente atractiva, a tal grado que deseas todo con ella… pero su aliento huele muy mal. ¿Podrías besarla si su aliento huele muy mal, a pesar de que físicamente sea muy atractiva?

Pueden ser diez cualidades muy atractivas contra una muy desagradable, y sin duda, a veces pesa más lo desagradable.

Esa persona podría mejorar aún más su atractivo físico y pasar horas de vanidad frente al espejo, pero mientras no solucione su aliento, nada va a ser diferente. Seguirá siendo tan repelente y desagradable como siempre.

Hay hombres que trabajan muy duro para ganar más dinero, otros, se dedican más horas al gimnasio, pero mientras no cambien sus características repelentes, todo seguirá igual. Podrían ganar diez veces más dinero y dedicarse más horas al gimnasio, y sólo le quitarán horas a su vida, pero nada va a ser diferente.

Hay mujeres que pueden subir fotos cada vez más provocativas, pero mientras no cambien lo que proyectan, seguirán atrayendo y quejándose del mismo tipo de hombres.

La pregunta sería si todos los hombres y todas las mujeres son iguales, o si más bien, atraemos siempre a la misma clase de personas.

Ese es tema para otro día. En este sólo quiero ponerte algunos ejemplos de lo que muchos hombres y mujeres, deben eliminar de su personalidad, ya. Bueno, sólo es un decir, porque si no quieres eliminar ni cambiar nada, no tienes que hacerlo.

Deja de ser un servidor:

Anfitrión, servidor. Eso lo hablé en otro video.

En resumen, ser un servidor es tratar a los demás como si estuvieras para complacerles y hacer su vida más cómoda. Y será cómodo, pero ni mucho menos va a ser valorado, porque no se valora a alguien que está empecinado en demostrar que está por debajo de ti.

Tener atenciones hacia una persona que no está haciendo nada por ti, porque esperas que haciendo más, un día empiece a corresponderte, no pasará. O quizás pase pero sólo serás un corriente y totalmente olvidable, servidor.

No estoy diciendo que si eres mujer, no puedas ser atenta, o que si eres hombre, no puedas ser un auténtico y galante caballero. Claro que puedes. La gran diferencia está en la razón del por qué haces las cosas, y si la otra persona te responde de la misma forma.

Tener atenciones y detalles, hacia una persona que tiene atenciones y detalles contigo, está perfecto. En ese caso, ambas partes están formando una buena relación con esa inercia positiva.

Deja de ser fastidioso:

Si lo eres, la palabra es desagradable, lo sé, pero es la palabra correcta.

Hay gente que cree que a base de insistir hasta volverse pesada, logrará que le respondan un mensaje o le acepten una invitación.

Hay gente, sobre todo en antros y con alcohol encima, que parecen chicles pegajosos, cuando es súper evidente que la otra persona lleva horas tratando de quitárselos de encima.

Retomaré lo que he dicho 90 veces:

Seducción, amor, atracción, no se trata de esfuerzo sino de intuición social, inteligencia, valía, entre otras.

A veces, no deseas nada con una persona, pero te dice algo divertido, te saca una sonrisa, y mágicamente, esa persona empieza a caerte bien. El humor es uno de los recursos más válidos que podemos emplear cuando a alguien que nos atrae, todavía no le atraemos.

Cambia tu energía cuando le hables a alguien por primera vez, pon creatividad e ingenio, pero no esfuerzo, y mucho menos insistas hasta ser pesado.

Deja de vestirte gris y común, como si lo visual no importara:

En la esencia de cada persona, en el interior, no importa. Pero no vives en tu interior, vives en un lugar social donde la gente juzgará a primera vista, lo que pareces y no lo que realmente eres. No sales a la calle y ves la mente o el interior de las personas, ves colores, formas de vestirse, estilos, características físicas.

Las mujeres en general, lo hacen mucho mejor que nosotros, porque los hombres, en general, no tenemos una sola idea. Eso es una ventaja porque es muy fácil sobresalir si los demás se visten todos iguales.

Sé que muchos autores en este rubro, sólo te contarán historias para venderte su curso mágico. Por eso desde el primer video estoy tratando de ofrecer contenido real que puedas utilizar ya. Y no tengo ningún problema con hacerlo porque los eventos son otro universo.

Quiero que lo veas tú mismo, pondré algunos ejemplos de lo que hacemos en Éxito Social Imparable en el Cambio de Look y obviamente todas las personas que aparecen ahí, dieron su autorización. Podría, pero no es un comercial, sólo creo que es el ejemplo perfecto para este punto.







Deja de ser creepy:

Su traducción al español es “horripilante”, y creo que algunos ejemplos lo dejarán más claro.

  • Quedarte mirando fijamente a la persona que te gusta, sin por lo menos una expresión alegre, es creepy.
  • Hacerle sentir a una persona, que la acechas en sus redes sociales, o peor aún, a donde va, es espantosamente creepy.
  • Hacer malas referencias sexuales, sobre todo fuera de contexto, es muy creepy.
  • Quedarte viendo el trasero o el escote de una chica como si nunca hubieras visto uno, es asquerosamente creepy.
  • Hacer alusión a tus planes a futuro con una persona que acabas de conocer, no es tan creepy, pero se acerca.

Lo realmente horripilante, aunque en tu interior no haya malas intenciones, es hacer las cosas de tal forma que de verdad provoquen miedo.

Deja de tener compasión y lástima por ti mismo:

No ser demasiado guapo o demasiado alto, si eres hombre, o no tener el cabello o el cuerpo como otra chica, si eres mujer, no son razones para lamentarse.

Si este fuera tu caso, no eres demasiado especial. Te aseguro que todas las personas, incluidas las más atractivas o afortunadas, tienen sus puntos débiles. Si no los ves quizás sea porque aprendieron a trabajarlos o porque no pasan el tiempo quejándose.

Hay gente adicta a quejarse, a provocar compasión, a exponer lo mal que la vida les ha tratado.

Puede que sí, la vida es dura a veces, pero quiero contarte algo muy personal.

El último suspiro de la persona que más amé, fue en mis brazos, y ella no merecía irse tan pronto. Por otra parte, mi padre, era alcohólico y drogadicto, y las últimas palabras que escuché de él, vivo, cuando yo era niño, fueron “vete a la chingada”.

Pude quejarme, supongo que tenía derecho, pero a las cuántas quejas, el tiempo vuelve atrás y las cosas pasan de manera diferente. No pasará. Además, todos hemos pasado por experiencias difíciles.

Está bien caerte, desahogarte si lo necesitas o llevar una etapa para superar una desventaja o mala situación. Pero si después, sigues quejándote, esa es tu elección.

En una vida plena y exitosa, con relaciones sociales efectivas, no hay lugar para quejas, así que tendrás que hacer tu elección.

Si alguien está mal, y peor, se conforma, y peor todavía, se dedica a buscar compasión, es natural que la gente le rechace y su vida empeore.

Hasta cierto punto es cruel, pero es natural y perfectamente comprensible.

El patrón, sin importar si es o no políticamente correcto, es que en nuestra búsqueda natural de bienestar, placer y valía, siempre desearemos relacionarnos con las personas que más aporten a nuestra vida.

Así que nunca lo olvides: Tan importante es desarrollar una personalidad atractiva, como eliminar de la misma, las características repulsivas.

Entra a mi página, si quieres ver el calendario de eventos y entrenamientos.

Comparte el video, si crees que puede serle útil a alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, me gustaría saber qué piensas.

Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario