sábado, 28 de enero de 2017

¿Relación A Distancia? - Cómo Hacer Que Funcionen Las Relaciones A Distancia


Una relación de pareja, normal, sin distancia de por medio, es algo delicado y tiene su punto hacerla sólida y llevarla hacia la dirección correcta.

Me refiero a una comunicación efectiva, a la satisfacción sexual y emocional, a la compañía, a crecer juntos… Y a ese gran sinnúmero de pequeños y sutiles detalles, que a la larga serán precisamente la esencia y lo más fantástico de la relación.

Si una relación sólida, con distancia y cercanía, normales, necesita de inteligencia y cuidado, muchísimo, pero muchísimo más aún, una relación con distancia de por medio.

No creo que sea imposible, para nada, sobre todo cuando la relación ya existe de manera fortuita y cuando ya tiene bases fuertes y planes a futuro. Pero siempre que se ponga distancia de por medio, las probabilidades de que una relación funcione, son inversamente proporcionales a la distancia y al tiempo lejos de esa persona.

Esta etapa, será dura y pondrá a prueba la solidez de la relación. Si se supera, es una gran señal de su fortaleza, y si no, es evidente que no estaban preparados.

Se debe ser extremadamente realista.

Porque la conexión y el vínculo entre ambos, no es el mismo durante una despedida emocional con abrazos, lágrimas y promesas, que después de tres o cuatro meses de estar lejos.

Esa es la realidad. El tiempo y la distancia no pasarán desapercibidos. Lo quieras o no, o te guste o no, el tiempo y la distancia, desvanecen las conexiones y atenúan las emociones.

El tiempo y la distancia hacen su efecto, y tienen el poder de hacer que las personas pierdan poco a poco la presencia y relevancia en nuestras vidas.

Sé que te gustaría que las cosas fueran diferentes, pero si vas a intentar continuar una relación a pesar de la distancia, a esto te enfrentas.

La distancia por un periodo, no tiene que significar la separación, pero sí se debe tener la inteligencia y el cuidado necesarios para poder superarla. Sobre todo porque no se pone distancia de por medio para ver qué pasa. Se pone distancia cuando es necesario para la carrera, el proyecto o la profesión de alguno o de ambos.

Quiero decir que no partes a otra ciudad para vivir preocupado, infeliz o distraído por los problemas de la relación. Sino que tanto el objetivo por el cual partes, como la calidad de la relación, deben estar y mantenerse en un estado óptimo.

Nadie parte de un lugar para que las cosas empeoren o dejen de funcionar. Se parte hacia otro sitio porque se persiguen los sueños y los objetivos.

Si el reto y las pruebas son grandes, más grande debe ser tu inteligencia y tú fortaleza, y si no lo son, sólo es cuestión de tiempo, perder la batalla.

En cualquier relación “normal”, o sea, común y “corriente”… Es habitual que la inseguridad y los celos de uno, le lleven a imaginar, hacerse ideas y a concluir cosas sin siquiera hablar con su pareja. Y si en una relación habitual, sin distancia de por medio, eso no es válido, pues mucho menos cuando sí hay distancia de por medio.

En esencia, claro que se puede llevar una relación a distancia y que esta prospere, pero las probabilidades de que funcione se reducen porque la prueba es mucho más dura.

Es increíblemente fácil arruinar la comunicación tanto por motivos reales como imaginarios. Por inseguridades justificadas como por inseguridades propias de una persona.

Es muy fácil por un lado, cometer el error de dedicar poca atención a tu pareja o abandonarla lentamente cuando estás lejos.

Pequeño paréntesis: Si te interesa esto, creo que deberías ver el video que tengo sobre “cómo hacer que alguien te extrañe”. Ahí debes poner especial atención a la aclaración que hago sobre las etapas de inseguridad y abandono.

En resumen, a veces somos nosotros quienes destrozamos la relación y provocamos inseguridades, al distanciarnos demasiado y no darnos cuenta.

¿Listo, volvamos?

También es muy fácil por otro parte, equivocarte al demandar más atención de lo que una persona puede dar sin descuidar sus propios objetivos de vida.

A veces el error es permitir que tus celos o tu inseguridad, le roben a una persona el espacio que necesita para sentirse libre, y en libertad, seguir eligiéndote.

Se debe ser extremadamente inteligente para no permitir que la angustia, la paranoia, los celos o las inseguridades secuestren tu mente y la dirijan. Porque destrozarán a pedazos la confianza, la estabilidad emocional, la comunicación y con ello la relación.

Es absurdamente fácil romper la claridad de la comunicación, y más, habiendo distancia de por medio.

Por eso es esencial tener una idea muy clara de lo que implica la distancia, de lo que puede pasar, y del compromiso necesario para superar juntos esta etapa. Debe haber intenciones claras y mutuas de lograrlo, de hablar, de hacerse saber cómo se siente cada uno y qué necesita.

Dentro de las cosas que hay que entender, es que antes de partir y durante la distancia, la calidad de la comunicación debe ser cuando menos, excepcional.

Es absolutamente esencial, hablar con claridad y saber que se tiene el compromiso mutuo de intentarlo. De hablar y solucionar lo que sea necesario si la distancia debilitara la relación.

Es difícil, porque requiere gran madurez, pero se debe hablar claro sobre las cosas que podrían pasar con la distancia de por medio. Saber cuál será su postura al respecto y si realmente ambos quieren y están buscando lo mismo.

No se llega a nada cuando dos personas aparentan ir hacia el mismo lugar pero en secreto desean ir hacia sitios diferentes. Cuando este es el caso, y aunque duele aceptarlo o tener que hablarlo, se tiene que afrontar.

Más vale una desilusión a tiempo y retomar sus caminos cuanto antes, que posponer la misma desilusión por el miedo a enfrentarla.

Posponer las decisiones difíciles, sólo las hace más destructivas pues le añade un largo periodo de angustia, peleas, malentendidos y sufrimiento.

También, no puedo dejar de mencionar que si eres tú quien parte, y en tu interior sabes que lo que quieres al viajar son nuevas aventuras y nuevos romances… Entonces, es extremadamente egoísta y cruel hacerlo con pleno conocimiento de que alguien espera por ti. Más aún si lo haces para tener a esa persona segura para cuando vuelvas.

No intentaré decirte lo que está bien o lo que está mal. No soy quién para hacerlo. Pero es una realidad, que sólo tienes actitudes miserables cuando eres cobarde, cuando no tienes la capacidad de lograr las cosas de un mejor modo.

Lo siguiente es una verdad. La distancia con esa persona, no evitará que sigamos llamando la atención de otras personas, que nos pretendan o que alguien más llame nuestra atención.

No importa que no tengas las intenciones ahora, no importa que no lo desees ahora o que no pienses en eso ahora.

La naturaleza sexual, el romance, el deseo de compañía, son inherentes a los seres humanos, son parte de nosotros y demandarán ser satisfechos.

No estoy justificando nada, de hecho, quizás no creo en la monogamia como naturaleza de los humanos, pero sí creo en la honestidad y lealtad hacia una persona que cree en ti.

Lo que digo es que si conoces los puntos que podrían ser frágiles con distancia de por medio, es ahí hacia donde debes dirigir tu estrategia e inteligencia.

Si sabes cuál es el punto débil, sabrás dónde poner especial cuidado. Y en este caso, sabrás dónde poner intenciones y voluntad extra para compensar la distancia.

Habiendo distancia de por medio, creo en largas llamadas o video-llamadas alguna vez por semana. Creo en las notas de voz, en las fotografías, en compartir lo que está pasando en la vida de cada uno. Creo en el sexting, siempre y cuando tengas plena confianza de exponerte así con tu pareja.

La clave es reducir y compensar el impacto negativo que la distancia tendrá. Se trata de poner especial atención en fortalecer los vínculos y la conexión entre ambos.

La mejor solución a los problemas es anticiparte y hacer lo necesario para que nunca se presenten.

Quiero decir que a veces la distancia de por medio, es inevitable, y será una prueba muy dura.

Pero después de todo, perdemos el 100% de las batallas que no damos, así que podrías intentarlo.

Ahora, si fuera el caso, y entraste a este video porque ya tienes una relación “virtual” a distancia. Lo siento, pero en eso no creo.

Porque realmente sólo descubres a una persona estando junto a ella, mirándola a los ojos, tomándola de la mano. Escuchándola, percibiendo su aroma, sintiendo el calor de su cuerpo desnudo, improvisando los momentos juntos.

No existen las palabras para describir lo fantástico y gratificante del romance. Tampoco existen para describir lo excitante y placentero de las relaciones sexuales.

Son experiencias que sólo puedes vivir en propia piel.

Entra a mi página, si quieres ver el calendario de eventos y entrenamientos.

Comparte el video, si crees que puede serle útil a alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, me gustaría saber qué piensas.

Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario