lunes, 30 de enero de 2017

4 Cosas Sexuales Que Las Mujeres Desean En Secreto Que Los Hombres Hagan Al Hacer El Amor


Obviamente, todos tenemos gustos diferentes, y no todo va a gustarnos a todos de la misma manera. Por eso me atrevo a decir que lo que diré, lo desean sexualmente, CASI todas las mujeres.

Si quieres sobresalir y ser EL hombre para ella, tienes que tomarlo en cuenta, porque no sólo va a disfrutarlo ella, también vas a disfrutarlo tú.

1. Pon especial atención a las zonas no obvias, pero increíblemente sensibles en el cuerpo de una mujer.

¿Has sentido alguna vez, como si una corriente eléctrica de placer recorriera tu cuerpo cuando una mujer te besa despacio y con los labios húmedos alguna zona demasiado sensible? Si no lo has sentido, te estás perdiendo de mucho, pero si sí lo has sentido, eso mismo se lo puedes provocar tú a una mujer.

Te sorprenderías si descubrieras que donde menos habrías imaginado, hay zonas increíblemente sensibles en el cuerpo de una mujer. Olvídate por ahora de las zonas más obvias en las que pensaría cualquier hombre, como los pechos o el clítoris.

¿Has recorrido con tu lengua, los muslos de una mujer, el empeine de sus pies o detrás de sus rodillas? ¿Has dado una serie de pequeños mordiscos recorriendo sus hombros, su cintura y el contorno de su cadera? ¿Has visto lo que puedes provocar en una mujer tan sólo deslizando tus dedos entre su cabello y tomando su cabeza con firmeza mientras besas lentamente sus labios?

Es posible besar a una mujer debajo de la cintura y disparar una sensación que recorrerá su cuerpo erizando su piel y sus pezones. Su cuerpo entero es un universo de terminaciones nerviosas capaces de lograr que ella se desborde en excitación y placer.

Es capaz de sentir un placer tan absolutamente intenso que no pueda pensar en nada más que esas fuertes sensaciones recorriendo su cuerpo. Puedes hacerla sentir indescriptiblemente feliz, y si no lo estás haciendo ahora, estás dejando mucho qué desear.

2. No te conformes con experiencias sexuales mediocres o regulares.

Algunas revistas, o algunos autores, suelen repetir que a una mujer no le importa, por ejemplo, cuánto dures teniendo relaciones sexuales. Son tonterías que se dicen únicamente para que algunos hombres no se sientan tan mal.

Una cosa es que una mujer intente ser comprensiva si no eres un buen amante, porque te quiere, y otra muy diferente es que no le importe o no desee que lo seas.

¿Tú crees que una mujer no desee que su pareja la lleve al clímax y a un éxtasis de placer provocándole varios orgasmos? ¿En serio crees que una mujer que no se viene, que no tiene varios orgasmos o a la que no se le escapan fuertes gritos de placer, se siente satisfecha?

Por supuesto que no. Si actualmente no logras satisfacer a tu chica a este grado, tienes trabajo que hacer.

Sé que no eres una máquina sexual, y sé que te enfrentas a tus propias condiciones fisiológicas. Lo que digo es que de una u otra forma, debes encontrar la manera de satisfacer sexualmente a tu pareja.

No puedes conformarte con satisfacerla mediocre o medianamente, ni por ti ni por ella. Debes intentar lo que haya en tus manos para que descubra junto a ti sus nuevos estándares de placer.

3. Disfruta su cuerpo como si lo amaras cada centímetro.

amas cuando ves a una mujer disfrutar de ti y tu cuerpo como si amara cada parte de ti. Pues ella también amará que disfrutes de ella y su cuerpo como si amaras cada centímetro.

Disfrutar de ella y su cuerpo, es garantía absoluta de que ambos sacarán lo máximo de sus relaciones sexuales.

Deja que sienta tu respiración ardiendo sobre su cuello, muérdela ligeramente. Hazle sentir que ella te mueve, que el deseo que sientes por ella es máximo. Bésala mientras la tomas de la barbilla, toma su cadera con fuerza, acaríciala con firmeza y pasión, o con dulzura y delicadeza por momentos.

Paréntesis:

Este es un ejemplo de a qué me refiero en el video en que hablo sobre la capacidad de inspirar sensaciones opuestas. De crear en ti un equilibrio entre tus cualidades dulces y dominantes, y tener una personalidad versátil. Capaz de inspirar en ella una increíble seguridad, pero también emociones muy fuertes como las que puedes provocar siendo dominante.

4. Provoca que su excitación se acumule hasta suplicar.

Llévala o acércate tanto a provocarle un orgasmo, antes si quiera de la penetración.

Si vas directo, como con prisa hacia la penetración, como si fuera la única forma de sentir y provocar placer, les estarás arrebatando a ambos, montones y montones de placer.

Si estás con ella y tienen todo el tiempo para disfrutar de la experiencia sexual, hagan eso, disfrútenla.

Recorre con tus labios los suyos, sus clavículas, sus piernas, su espalda, su pecho, su cintura…

La posibilidad de que tú le provoques uno o varios orgasmos, por supuesto que no solo dependen de la penetración, sino de la intensidad de la excitación que provoques en ella, antes de la penetración.

Es esencial que logres que su excitación se acumule, y se acumule, y se acumule hasta que su cuerpo suplique que estés dentro de ella. Tómate el tiempo de disfrutar de ella, de descubrir las zonas más sensibles de su cuerpo, de ver su expresión de placer.

Hazlo y será garantía de la satisfacción sexual que puedes hacerla experimentar. ¿Qué hombre no quiere saber el placer que es capaz de provocarle a su chica?

Entra a mi página, si quieres ver el calendario de eventos y entrenamientos.

Comparte el video, si crees que puede serle útil a alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, me gustaría saber qué piensas.

Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario