lunes, 21 de noviembre de 2016

Qué Hacer En La Primera Cita - 7 Irreverentes Claves Para La Cita Perfecta


Pasártela a toda madre junto a la persona que te gusta, es lo mejor que puedes hacer para gustarle a alguien y eso en esencia resume este video.

Todos los puntos aplican para hombres y mujeres. Pero como sigue siendo más normal que sea el hombre el que tenga la iniciativa y dé el primer paso, entonces el tema va desde esa perspectiva.

1. Si puedes no idealizar nunca, experiencias o personas, perfecto, porque nada será o saldrá tal como lo imaginaste.

La primera cita es sólo para saber qué tal te sientes junto a alguien y qué tanto te sigue gustando o deja de hacerlo. Cabe la posibilidad de que se genere naturalmente una fuerte atracción y tensión sexual, pero también puede que no. Habrá alguien que va a fascinarte más entre más le conozcas, y alguien que al contrario, dejará de gustarte.

No vayas con la presión de que todo tiene que salir perfecto o de que lo tienes que hacer todo bien. No es una misión, y aún si salieras con la persona más sexy o atractiva que hayas conocido, no todo depende de ti, no es sólo tu tarea.

2. Relájate muchísimo, no tienes que impresionar a nadie, ni hacerle un show, ni dedicarte a divertir a nadie.

No tienes que presumir algo o superar una competencia ni tienes que planear nada complicado. De hecho, entre más extravagante te parezca lo que planeas hacer, menos probabilidades tienes de que salga bien.

Tampoco tienes que tener los gustos universales, no tienes que dedicarte a ser la persona perfecta ni a sumarte puntos en cada cosa que hagas.

Tu “talento” para ser más atractivo o gustarle a alguien, no está en ser lo que los demás quieren, sino en desarrollar el potencial de tus propias cualidades y aprender a comunicarlas.

Si sientes que tienes que esforzarte para gustarle a alguien, ya estás asumiendo que no puedes gustarle siendo tú, y no le gustarás. Debes darte la oportunidad de descubrir que muchas de tus cualidades más sencillas o imperfectas, pueden ser perfectas para alguien más.

3. Olvídate de intentar la conversación ideal, de aprenderte una serie de preguntas o de preparar las mejores respuestas.

La cita no se trata de dos personas a cada lado de una mesa preparadas para iniciar una entrevista.

La conversación es clave, sin duda, pero es mucho más importante la experiencia completa, desde el saludo hasta la despedida. Sentirte alegre, pasártela bien, la sorpresa de algo inesperado y todas las cosas que pasan espontáneamente, incluso algunos contratiempos. Si te la estás pasando bien y además tienes curiosidad por la otra persona, la conversación la puedes dar por hecho.

Pueden platicar mientras manejas o caminan hacia algún sitio, en la barra de un bar, en un restaurante, donde sea. Simplemente, la conversación se dará natural y espontáneamente a partir de cualquier actividad juntos.

Puedes y deberías evitar ver la cita como una situación seria donde el peso recae sobre una conversación formal. Si preocuparte de que la conversación sea exacta, perfecta y profunda, afecta la experiencia, olvídalo, no es por ahí.

La experiencia es lo más importante.

4. No hay un momento estándar perfecto para cada cosa, ni un orden o una serie de pasos a seguir.

Tanto podría ser que el primer beso, la primera vez que se toman de la mano, las miradas sensuales y las ganas de hacerse el amor se den al final de la cita.

Como podría ser que todo eso pase desde los primeros segundos porque literalmente, tienen una química increíble y ni siquiera hacen falta palabras.

Entre las mejores cualidades en una cita o en una conversación, es que sea desordenada y caótica. Cuando surgen un buen de cosas que no fueron planeadas ni te hubieras imaginado que pasarían.

Sí, claro, es obvio que si estás con alguien que te interesa, tienes una idea muy clara de lo que te gustaría que pasara. Pero no te presiones, todo lo que deseas que pase, pasará antes de lo que esperas y de una manera mucho más excitante, si tú también le gustas. Y es mil veces más fácil que le gustes, si no estás tenso ni preocupado y eres espontáneo. Es más fácil que la cita se vuelva sexual y excitante, y graciosa y romántica, si eres atrevido y creativo y no te preocupas demasiado.

La clave de que tú mismo disfrutes la cita, es que a también a ti pueda sorprenderte lo que va a pasar.

5. Invítala a algo que tú naturalmente disfrutes y quieras compartir con ella, y sé un buen anfitrión.

Elige algo en lo que tú mismo te la pasarías bien, algo que a ti te parezca divertido y que estés seguro de que vas a disfrutar. Algo que tú tengas ganas de compartir, inclusive si fuera con un amigo.

Si esa idea o actividad, te gusta de verdad, vas a estar en estado y vas a proyectar energía. Si te sientes genial en lo que sea que estén haciendo, harás que ella se sienta bien contigo. Y siempre que ambos se sientan perfectos, boom, ya está.

Si están en su 100%, es mucho más probable que ambos se atraigan, se seduzcan y se encanten juntos.

6. El lugar perfecto para la primera cita, no es el cine, no es el bar, no es un café o tomar un helado.

No es lo que a los demás les parezca buena idea, es lo que a ti te parezca perfecto porque se trata de compartir de ti. Inclusive puede ser algo sencillo, recuerda que no tienes que esforzarte o preocuparte por impresionar a nadie.

La seducción, el amor, el romance, todo lo que quieras que sea "social", no se trata de esfuerzo, se trata de compartir, hacer clic, y que lo demás fluya.

Si una exposición, una cafetería, un restaurante, un lugar tranquilo donde caminar o un bar te parece a ti buena idea, eso está bien.

Ahora, claro, es obvio que si vas a invitar a alguien, también vas a considerar lo que a esa persona le gusta. Pero si no estás dispuesto a mostrarle algo nuevo, algo diferente a lo que espera, o a ser impredecible, entonces nunca vas a sobresalir.

7. No tengas un plan, solo ve dispuesto a disfrutar de ti, de la otra persona y de lo que pasará juntos.

No vayas presionado por besarla, por tomarla de la mano, iniciar una relación, tener sexo o amanecer desnudos y desayunar juntos. Es súper probable que esto pase si eres directo y transparente cuando una persona te hace clic, pero ve mejor con la intención de pasártela a toda madre. Y que hacer clic, gustarse, besarse, la tensión sexual, el deseo o cualquier buena experiencia… Se den a partir de pasársela bien juntos, y que si esto no pasa, o no hay ese clic, entonces no se dé.

Habemos hombres que podemos no gustar en una primera cita, y también hay mujeres que pueden no gustarte.

Está bien, puede pasar, habrá mujeres que te parecerán muy atractivas… Pero también esperarás que sean interesantes, divertidas y encantadoras por su personalidad, y no todas lo serán.

Procura no ser el hombre que a toda costa y sin un mínimo de estándares busca sexo con quien sea. Ni siquiera lo digo en plan moralista, sino porque no te conviene a ti, ni a ella la hará sentir bien.

Revelar urgencia o una alta necesidad insatisfecha de sexo, casi literalmente será como si llevaras un sello de leproso. En cambio, desear a una mujer porque ella tiene o hace algo preciso que te prende muchísimo, o desearla porque las deseas a todas, hace toda la diferencia.

Tampoco se trata de que vayas por la vida diciendo que eres muy selectivo, porque es innecesario y seguro que no es agradable, pero sé selectivo.

Sé que ser selectivo choca con la aspiración que tienen algunos hombres, porque se supone que entre más conquistas, mejor. Pero créeme, el hombre que le tira a lo que se deje, no despertará nada ni tendrá oportunidad alguna de sobresalir para una mujer. A las mujeres les atrae mucho más y las hace sentir mejor un hombre selectivo, y si lo eres, lo sabrán.

Aunque una mujer quizás no te lo diría, a ella le vas a atraer más si tienes esa ligera pizca de exigente.

Ser selectivo, desde una perspectiva de necesidad o escasez, te hará perder “oportunidades” de sexo. E inclusive otros hombres te criticarían, bueno, pues tómatelo como un cumplido si te critican por no ser como ellos.

Si mejoras tú y tus estándares, vas a relacionarte con personas más atractivas y más interesantes, y tú les vas a interesar.

Suscríbete, comparte y dale like.

Hasta el viernes, y recuerda que todo lo que haces, te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario