sábado, 10 de septiembre de 2016

Cómo Ser Popular - 3 Tips Para Ser Más Popular


Cuánta gente da el máximo para sobresalir profesionalmente o para ser los mejores en lo que hacen, sin saber que no es lo único importante.

El ser más populares o más carismáticos en nuestros círculos sociales, sin duda, nos abrirá más puertas de las que creemos.

Hay personas muy exitosas, empresarias, emprendedoras, gente prestigiada o reconocida… Con un estilo de vida exitoso, pero con una debilidad crucial, el área social.

Hombres y mujeres que desearían poder conocer y gustarle a alguien especial tan solo siendo ellos mismos. Personas jóvenes y valiosas a las que les gustaría tener más amigos o más pretendientes. O sencillamente, gente normal a la que le gustaría conocer a nuevas personas, cambiar la rutina y hacer algo diferente.

En cualquier caso, ser más carismático o volverte popular, es algo que depende de ti. Quiero decir que, saber llevarte bien con la gente que te rodea, es algo que puedes hacer de forma consciente.

Ser más abierto, más sociable, vivir más experiencias y tener a nuevas personas en tu vida.

La mayoría de las cosas que te hacen caer bien, ni si quiera son difíciles, sólo debes tomarlas en cuenta. Por ejemplo, algo tan básico como recordar el nombre de alguien, y pronunciarlo como si fuera un amigo de toda la vida. El nombre, para ti es un detalle, pero para esa persona, su nombre es muy importante.

A eso me refiero cuando digo que ser más encantador o más popular, es algo que haces activamente. Y al final es una buena inversión, porque pones atención a cosas pequeñas que para los demás tienen gran valor.

La siguiente frase, no sé si la leí en algún lado, pero la recuerdo desde toda la vida: “Debes ser tan inteligente, que seas capas de saber cómo se sienten los demás, aunque los demás no puedan saber cómo te sientes tú.”

No se trata de poner a los demás por encima de ti, de preocuparte por lo que cada persona piensa sobre ti o de querer caerle bien a todos. Sino usar tu inteligencia para ponerte junto a ellos, entender cómo se sienten, y saber qué les mueve o qué les importa.

Si puedes mostrarle empatía instantánea a las personas que conoces, les caerás bien automáticamente. Puede parecer una tontería sin importancia, pero cualquier persona que te pareció encantadora, lo hizo contigo y no te diste cuenta.

Es hacerle sentir a las personas, que estás en su equipo, y que lo que es importante para ellos, también lo es para ti. Que la gente se sienta comprendida, agradecida, que te aprecie o que estén dispuestos a estar para ti, depende de ti.

El primer paso es proyectar alta valía, y el segundo, ser empáticos y hacer que los demás se sientan bien a tu lado. Hay trucos muy sencillos para hacer esto, algunos ya los he mencionado, y seguiré poniendo ejemplos en otros videos.

Es esencial que cumplas ambas, tu proyección de valor, y tu habilidad para hacer sentir valiosos a los demás. Si no, no funciona. Dos ejemplos:

Si tratas de hacer sentir bien a los demás, pero no proyectas alta valía, sólo parecerás servil y adulador pero no serás apreciado.

Y si proyectas valía pero no haces sentir valiosos a los demás, podrían sentirse intimidados, resentidos o menospreciados.

Y cuando la gente se siente así, aunque no tenga razón, reacciona. Si no me crees, recuerda… ¿Cuántas personas, que no son felices, sienten rabia o envidia cuando ven a una persona que sí es feliz? ¿Cuántos hombres, cuando una mujer los rechaza, la critican o hablan mal de ella sin tener una sola razón para hacerlo? ¿Cuántas veces creemos que una persona es vacía o superficial sólo porque se nota que cuida su físico y nosotros no cuidamos el nuestro? ¿O cuantas personas desahogan su frustración hacia otras solamente por que las ven teniendo éxito?

Cuando la verdad es que hay personas excepcionales que desarrollan distintas cualidades de forma íntegra. Como éxito vital, económico, profesional y social, y aún además son inteligentes y atractivas.

Ahora, no es que estemos obligados a pensar en cómo se sienten los demás, pero es más inteligente hacerlo.

De esa habilidad social o inteligencia extra que desarrolles, y que ni si quiera requiere esfuerzo… Depende tu éxito en cosas como amor, seducción, persuasión, familia, liderazgo y demás.

Ya me dirás tú si esa inteligencia social no es importante, según yo, es el eje central de todo lo que vives cada día.

En eventos, pongo el ejemplo de luces rojas y verdes. Rojas son lo que nos hace sentir amenazados o poco valiosos. Y verdes son lo que anhelamos, lo que apreciamos, lo que nos hace sentir placer, bienestar o más valiosos.

Si proyectas y aportas valía, eres luz verde, y las personas te amarán, pero si no, serás luz roja y la gente se alejará de ti.

No es la forma más dulce y romántica de ver las cosas, pero funciona y lo puedes comprobar.

Entonces, si ya eres una persona que proyecta alta valía, tres claves esenciales para ser más popular:

1. Irreverencia.

Es algo extremadamente sencillo, pero funciona muy bien. Tratar a los demás con irreverencia, sin excesivo respeto pero con familiaridad.

Por ejemplo, si alguien te gusta y sabes meterte con esa persona, molestarla o reírte de ella, pero de forma inofensiva, romperás el hielo muy fácil.

Yo prefiero a una mujer que se mete conmigo, que me contradice o se ríe de mí. Es más divertido y me hace sentir como si la conociera de toda la vida.

Tiene sentido, piensa en tu mejor amigo, en tu persona favorita, en tu pareja o en tu familiar más cercano. Todas las personas con las que te llevas muy bien, saben molestarte, criticarte o tratarte con irreverencia.

2. Saber cuándo no ser el que sobresale.

Tener más carisma o ser más encantador, también es saber cuándo propiciar que sean otras personas las que sobresalgan. Cuándo darle el crédito a otros, o cuándo y en qué momento hacer el comentario que le de valor social a alguien más.

Puede ser algo sutil, por ejemplo en un grupo, guiar una conversación en la que quieres que alguien sobresalga.

Siempre digo que la inteligencia social que desarrolles, es tu arma más poderosa, y si tú quieres, nadie sabrá que la estás utilizando.

3. Saber ser humilde.

Creo que es una gran cualidad, pero olvidada y menospreciada.

Si ya proyectas valía, si ya está claro que eres reconocido o sobresaliente en algo, muestra humildad.

Hacerlo no sólo te hará ver mejor, también te hará ver más humano, y eso la gente lo valora. Mostrar humildad no disminuye tus cualidades, pero sí te hace ver más accesible y más agradable para los demás.

Estoy seguro de que se puede tener éxito social, y que puedes conseguir lo que tú quieres, siendo bueno y haciendo bien a los demás.

El liderazgo, por ejemplo, no se trata de mandar, de que se haga lo que tú quieres o de que los demás trabajen para ti. Se trata de saber combinar lo que ellos quieren con lo que tú quieres, de modo que a ti te convenga su éxito y a ellos les convenga el tuyo.

Eso es inteligencia social y si la desarrollas te abrirá más puertas de las que crees.

Suscríbete, comparte y dale like.

Hasta el viernes y recuerda que todo lo que haces, te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario