viernes, 12 de agosto de 2016

Cómo Saber Si Le Gusto - 9 Señales Que Revelan Cuando Le Gustas A Alguien


Aunque puede ser que aún te confundas un poco, y no sepas con certeza si le gustas a alguien o no. Saberlo es mucho más sencillo de lo que crees, siempre y cuando distingas bien algunas señales. Y tomes en cuenta que no todas las personas son tan transparentes o seguras de sí mismas como para mostrar claramente sus intenciones.

Aun así, puedes averiguarlo con certeza si detectas algunas señales. Iremos desde las más sutiles hasta las más obvias, y luego haremos una aclaración importante.

1.

Si le gustas, esa persona puede intentar ser más o menos discreta, pero quienes no lo conseguirán, serán sus personas cercanas. Ya sea amigos, compañeros o familiares.

Los amigos o compañeros no serán discretos y tratarán de dejarlos solos o insinuarán cosas a modo de broma. O talvez estarán celosos de ti y te vean como un rival o serán protectores, como si fueras una amenaza.

La familia definitivamente será muy obvia en su amabilidad para llevarse bien contigo, o en sus preguntas e interés por saber qué clase de persona eres.

2.

Ahora sí, la persona a la que le gustas, aunque podría ser reservada, aprovechará cada oportunidad para interactuar contigo. Procurará estar disponible, contestar pronto tus mensajes, o directamente inventará pretextos para poder estar juntos.

3.

Una persona a la que le gustas, no sólo no evita el contacto físico sino que además lo procura.

De hecho, las personas a las que les gustas suelen ser un poco invasivas. Se te acercan, te tocan o te rozan, se cuelgan de ti o te abrazan por cualquier motivo. Si eres mujer, un hombre no perderá oportunidad de tomarte por la cintura o de las manos siempre que pueda hacerlo. Si eres hombre, ella te rozará con sus piernas o te recargará un poco su pecho, aparentemente de forma inofensiva. Pero la verdad es que si no le gustaras, conscientemente lo evitaría.

4.

Una persona a la que le gustas, puede estar todo, menos calmada, ya sea que esté nerviosa, muy alegre o inquieta.

Una mujer juega con su cabello, se humedece los labios, o se acaricia ella misma sin darse cuenta. Y siempre que tiene oportunidad, procurará que su figura se siga viendo sexy para que tú lo notes. Los hombres en general no sabemos hacer eso, pero cuando alguien nos gusta, hablamos demasiado, o a veces, demasiado poco, pero esto también es una señal.

5.

A partir de aquí las señales son más directas. Si le gustas a alguien, tendrás para ti su versión más linda, más atenta y detallista.

Esa persona querrá saber muchas cosas sobre ti e inclusive podría parecer un poco intensa. También se volverá más cariñosa y protectora, se preocupará por ti y por las cosas que te importen. Será detallista y estará atenta para recordar cada cosa relevante de ti o de lo que te gusta.

Si haces algún cambio ella se dará cuenta, y también estará actualizada de lo que haces en redes sociales.

6.

Siempre que le gustes a alguien, esa persona tratará de lucir y que veas sus cualidades más atractivas. Quiere que te des cuenta de sus talentos, de sus logros o que sepas sus mejores historias.

Si cuando hablas con esa persona, te explica o te cuenta cosas extra sin que le hayas preguntado, está tratando de sobresalir.

Una mujer en general tratará de estar sensual e impecable para gustarte. Un hombre querrá ser divertido y tener muchas cosas para sorprenderte.

7.

Alguien a quien le gustas, va a decirte varias veces lo que más le gusta de ti.

Las mujeres estarán muy atentas a tu loción, a tu liderazgo, a tu voz, y sobre todo a rasgos de tu personalidad que impliquen seguridad. Los hombres somos más torpes percibiendo detalles, pero un hombre al que le gustas siempre te dirá lo sensual y hermosa que eres.

8.

Ya mencionamos que alguien a quien le gustas procurará oportunidades para estar juntos. Pero entre más le atraigas, más tratará de estar a solas contigo y hacer actividades de pareja.

Va a propiciar atmósferas más sexuales o románticas, aunque quiera hacer parecer que no es así.

Un hombre suele ser más obvio en sus invitaciones pero tratará de hacer parecer que no tenía la intención. Y una mujer en cambio creará un montón de oportunidades para que le siguas el juego y sea idea tuya invitarla “casualmente”.

9.

Uno de los rasgos más bellos y que menos se pueden esconder, es que una persona a la que le gustas, brilla cuando está contigo. Quiero decir, es muy espontánea, su sonrisa es sincera, su transparencia es casi absoluta.

Puede que esa persona sea excesivamente elitista, seria o selectiva con los demás, pero contigo no, contigo brilla y es ridículamente tierna.

Ahora, hasta aquí todo sencillo, y ojalá toda la gente fuera tan transparente, pero no es así.

Hay personas muy tímidas, o inseguras, o a las que les impones, o las que asumen que te crees mucho. Si le gustas a una persona así, querrá darse su importancia antes de dar cualquier paso porque piensa que la puedes rechazar. Precisamente porque sí le gustas pero se siente en una posición de desventaja.

Sus señales pueden ser contra intuitivas o contradictorias e inclusive puede ser un poco agresiva o criticarte nada más porque sí. Hay formas de saber qué tipo de personas son más propensas a ser así, y en algún otro video te diré cómo puedes hacer que salgan de su caparazón.

El rasgo clave más importante y que prácticamente nunca cambia cuando le gustas a alguien, es que esa persona es diferente cuando estás tú. Ya sea agresiva y que trate de que veas que te está ignorando, por extraño que suene, o linda y atenta. Y a su vez, la indiferencia es absolutamente contundente en las personas a las que no les gustas.

Pero al final, todo esto de observar y detectar las señales de que le gustas a alguien, es la parte pasiva.

Sería como desear algo y esperar a que alguien se dé cuenta y te lo ofrezca o te diga que lo tomes, es demasiado pasivo.

La parte activa es que en vez de esperar a ver las señales en la persona que te gusta, sepas cómo provocarlas.

Si quieres ser un seductor o seductora con poder y precisión quirúrgica, debes aprender a detectar en su personalidad algo que se llama “valía central”. En resumen, es la cualidad o cualidades más importantes para una persona. O sea, las cualidades por las que le gustaría ser reconocida, y al mismo tiempo, las que más admira y valora en alguien más. Si descubres cuál es la valía central de alguien, y tienes esas cualidades, es como tener su pócima secreta.

La gente revela su valía central todo el tiempo, y si no la vemos es porque no estamos atentos o por no sabíamos que la había. Pero ahí está, es casi literalmente como si fuera nuestro password.

Suscríbete, comparte y dale like si quieres que hable pronto de ello.

Hasta el viernes y recuerda que todo lo que haces, te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario