viernes, 29 de julio de 2016

Cómo Excitar A Una Mujer Sin Tocarla, Tan Solo Con Un Beso


Cuando pensé en hacer un video sobre este tema, creí que era algo demasiado básico como para hablar de ello. Pero pensándolo bien, hay cosas básicas, y también hay mucho poder en lo que puedes lograr con un beso. No hay límite en las formas de besar, ni en la cantidad de sensaciones que puedes provocar.

Es más, inclusive, un beso puede ser crucial en el momento adecuado. Puede sellar una reconciliación, iniciar una excitante experiencia sexual o hasta comenzar una historia de amor.

También puedes besar en plan divertido, sexual, romántico, dominante o tierno. Hasta se puede besar como símbolo de protección.

Otra actitud o un pequeño gesto diferente al besar, pueden cambiarlo todo y volverlo perfecto.

Puedes despertar cualquier tipo de sentimiento, provocar deseo y hasta molestarla un poco juguetonamente.

De eso hablaremos hoy, y para empezar quiero que sepas dos cosas:

La primera es que tienes el poder para excitarla, y provocarla con un simple beso. Y la segunda es que lo que voy a decirte, puede que no sea lo que una mujer diría conscientemente que le gusta.

Porque tu intención será provocarla y dejarla con ganas de más, al menos por el momento. ¿A quién le gusta que le hagan esto? A mí no, pero una mujer que te provoca y te desafía, siempre puede ser interesante.

Para entender mejor este toque de rebeldía, piensa en la mamá que si por ella fuera, vestiría a sus hijos con traje de marinerito.

Bueno, pues es parecido con una mujer, si ella puede hacerte a su manera y tiene esa intención, lo hará. Pero luego no te extrañes de que ya no le gustes y quien le guste sea otro.

La clave se llama “carácter”, a las mujeres les gusta un hombre que lo tiene. Y aunque podríamos negarlo, a nosotros también nos gusta una mujer así.

Pero una aclaración muy importante: Esto no significa que tengas que ser un cabrón patán por ningún motivo. De hecho, si crees que es necesario ser patán para gustarle a una mujer, es porque estás muy limitado.

También, para este video, asumo que ya hay atracción y que no estás intentando besarla por primera vez. Si ese es el caso, te dejo un enlace hacia un artículo en mi página con consejos para besarla por primera vez.

Por supuesto no tienes que seguir nada al pie de la letra, en ese momento tu única cosa en la cabeza debe ser ella. Sólo quiero darte ideas de algo que puedes hacer más placentero para ambos.

Aclarado esto, lo que harás será besarla muy lenta y ligeramente dominante para crear esa atmósfera de sensualidad entre ambos. Obviamente, tú lo harás un millón de veces más lento de lo que yo estoy hablando.

Para empezar, es de muy mal gusto besar sólo con los labios. Tus caricias, tu respiración y tu forma de tomarla también son parte del beso.

Debes acariciar su cintura, sus brazos, sus mejillas, tan delicadamente que notes cómo se erizan los bellitos de su piel.

Humedecerás tus labios, la acercarás más a ti y la recorrerás a besos. Desde detrás del oído, hacia la línea de su barbilla, y muy despacio hacia la comisura de sus labios.

No sólo siendo rudo se puede ser dominante, también tratándola con ternura, marcando el ritmo y guiando cada movimiento.

Obvio, ambos tienen los ojos cerrados, si apagas un sentido, los demás se vuelven más sensibles.

Rozarás tus labios con los suyos, entreabrirás tus labios y darás un suave mordisco en su labio inferior. Recorre su labio inferior y desliza tus dedos entre su cabello, en serio eso puede ser escalofriante.

También puedes presionar un poco sus mejillas para que pare más la trompita. Repito, puedes tratarla súper delicado pero dominante a la vez.

Muérdela muy despacio, tú único deseo debe ser que ese beso la recorra de pies a cabeza.

Toma tu tiempo, despacio, mucho muy despacio y creas justo, sepárate poco a poco. Tanto que ella por inercia siga tus labios con los suyos, pero vas a cortar el beso a la mitad.

Podrías poner tu dedo índice sobre sus labios y mirarla con deseo pero con más control que ella. El punto es provocarla, retarla, hacerla enojar un poco y despertar su lado competitivo.

No repitas esto demasiado, tampoco te pases, es sólo un juego de ambos. Igual después te la aplican a ti y estoy seguro de que también lo vas a disfrutar, es frustrante y alucinante.

Disfrútalo, al fin y al cabo son esa colección de pequeñas cosas únicas entre ambos las que crean la esencia de la relación.

Suscríbete, comparte y dale like.

Hasta el viernes y recuerda que todo lo que haces, te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario