viernes, 24 de junio de 2016

El Mejor Movimiento Al Hacer El Amor Y Llegar Al Orgasmo Estimulando El Punto G


Si tu pareja no te dice habitualmente que qué rico te mueves, querido amigo, o querida amiga, debo decir que aún puedes hacer mucho más.

Si no te han hecho sentir que eres una máquina de placer, es clara señal de que no estás explotando tu verdadero potencial sexual. Porque ni las personas más reservadas podrían reprimir las más puras muestras y gritos de placer al disfrutar del sexo o al tener uno o varios orgasmos.

Si hasta ahora has creído que el movimiento sexual, consiste únicamente en meter y sacar, y ya... Entonces te has perdido toda tu vida de una satisfacción enorme, tanto al sentir y vivir el placer... Como al saber el poder que tienes para provocarlo, y hacer que literalmente, jamás puedan ni quieran olvidarte.

No estoy exagerando, y te explico...

Cuando sólo hay penetración, sin técnica, la estimulación se limita casi únicamente al contorno del pene y a las paredes vaginales. ¿Se siente rico? Pues sí, pero si de verdad quieres llevar al cielo a tu pareja, debes moverte diferente.

Nuestro cuerpo tiene muchas zonas erógenas, pero si quieres irte a las más sensibles y estimulantes. Son el clítoris y el Punto G en una mujer, y el glande o la cabeza del pene, en un hombre.

La clave al moverte, es que lo hagas de tal manera que el rose o la fricción, involucre sobre todo al glande y al Punto G. Ese es el boleto al cielo.

El mejor movimiento para hacer el amor y estimular en ambos sus zonas más sensibles... Es que el hombre durante el sexo, mueva su pelvis como un péndulo hacia adelante, y la mujer como un péndulo hacia atrás.

Pero esto realmente depende de la posición. Funciona cuando ambos están “de frente”, o sea, cuando el hombre puede ver el rostro y los senos de la chica. Pero si la posición es tal que el hombre puede ver la espalda y el trasero de la chica, entonces el movimiento de los péndulos es invertido.

No te preocupes si parece complicado, lo único que tienes que recordar es el movimiento de un péndulo.

Ejemplo (en video): Si este es el Punto G, esto hace un movimiento de penetración recto, y esto hace un movimiento como el péndulo.

La verdadera clave está en que ambos, durante la penetración, procuren el roce continúo entre el Punto G y la cabeza del pene.

Si eres hombre, al penetrar, debes dirigir tu pene hacia su Punto G... O para que sea más sencillo, como si apuntaras hacia su ombligo, literalmente. Y deslizarlo en cada movimiento, tal como lo harías al masturbarla.

Si eres mujer, depende de la posición, puedes elevar tu pelvis o inclinar tu cuerpo para que esto sea más fácil. De hecho, por eso a muchas mujeres les fascina estar arriba, porque así pueden controlar esto.

No es nada difícil, al principio sólo debes concentrarte en el movimiento de un péndulo. Y en el roce del Punto G y la cabeza del pene, después ya lo harás automáticamente.

Las mujeres se podrán dar cuenta de lo bien que lo hacen, porque si estamos más excitados y lo disfrutamos más, nuestra erección es todavía más fuerte.

Si eres hombre, te darás cuenta de que lo estás haciendo bien, porque ella empezará a gemir en segundos. Y no te limites, además, depende de la posición puedes acariciar su clítoris al mismo tiempo... Acompasar el movimiento, y con creatividad, muchísimas cosas más y llevarla directo al cielo.

Si eres mujer, puedes contraer y liberar los músculos de tu vagina al momento de la penetración. Cuando una mujer lo hace, es alucinante, es nuestro pase directo al cielo.

Vayamos todos al cielo, suscríbete, comparte y dale like.

Hasta el viernes y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario