domingo, 23 de abril de 2006

Nix Paradise - Video Valkiria



Nix Paradise Video Valkiria

¿Y si te digo que a nadie le importas y que a nadie le interesan tus sueños?

¿Que nadie trabajará por tus metas y que nadie dará un solo paso por ti?

Los demás no trabajarán en tus sueños, trabajarán en los suyos.

Pero no es un motivo para molestarte o sentirte mal.

Es un motivo para hacerte despertar y entender las “reglas del juego”.

Si las dominas, dominarás el juego, si no es que el juego ya te dominó a ti.

Y te quiero poner un ejemplo.

Desde que eras pequeño, o pequeña, has interactuado con personas.

Éstas te han dicho lo que opinan de ti, lo que está bien o lo que está mal, y te han tratado con cariño o desprecio.

Te hicieron creer que merecías algo o que no lo merecías, que tenías talento para algo o que no lo tenías.

Te hicieron amar tu cuerpo o rechazarlo.

Te dijeron lo que creían, te lo creíste, y para bien o para mal, te lo has repetido siempre desde aquella vez.

No importa si no lo recuerdas ahora, no hace falta para que lo lleves en tu mente.

Y para haberte hecho levantarte o renunciar.

Lo que los demás creían, y que luego te creíste tú, se convirtió en la imagen que tienes de ti.

En tu autoestima, y esa pequeña palabra, ha definido desde entonces cada día de tu vida.

¿Qué pasaría si pierdes ahora mismo tu celular o las llaves de tu casa? ¿Eso alteraría todo tu día, no es verdad?

Pues cuando aceptaste que la opinión de alguien más, se volviera tu opinión sobre ti mismo, eso cambió tu vida para siempre.

Y lo que hagas a partir de ahora, también cambiará tu vida para siempre.

De hecho es ciencia, se llama efecto mariposa en la teoría del caos.

Veremos siete reglas del juego, pero no utilizaré las palabras para que suenen bien, o para que sean políticamente correctas.

Las utilizaré para darte ventaja.

[]

Los demás no trabajarán en tus metas, trabajarán para ellos, y se relacionarán contigo, bien o mal, según eso combine con sus propias metas.

De ahí que haya quien te vea como enemigo o amenaza.

O que si tú eres una esperanza o un apoyo para los sueños de alguien más, quieran estar junto a ti y cambio, estén para ti.

Los demás te querrán o no, o serás importante o no, según el potencial que tengas para influir en sus propias metas.

Esto no los hace malos, los hace normales.

Nadie quiere estar junto al eslabón más débil, pero si eres un eslabón fuerte, te querrán en su equipo.

Te cuidarán y se acercarán a ti con aprecio sincero porque sinceramente te apreciarán, porque aprecian sus metas.

Por eso vale más trabajar en ser el eslabón fuerte, que en tener contentos a los demás haciendo lo que quieren que hagas.

Por supuesto, hay a quienes no les conviene que sepas esto.

[]

La vida comienza donde termina tu zona de confort ¿Y qué es tu zona de confort?

Fácil, tu lugar más cómodo y seguro y donde sabes que no corres peligro.

Por eso tu mente quiere mantenerte ahí y se resistirá tanto cuando quieras salir, porque quiere protegerte.

Pero tu mente no sabe que comodidad no significa felicidad.

Y que podría matarte en vida y hacerte renunciar a todo lo que quieres si deja que permanezcas ahí.

[]

Si caes o te va mal, o estás a punto de renunciar, llora y desahógate, pero no busques culpables, ni pretextos.

Ni te pares a lamentarte porque algo no haya pasado o no lo hayas logrado todavía.

¿A los cuántos pretextos o a los cuántos culpables se consigue lo que quieres?

Ahí no está la solución, no la busques ahí.

Y tampoco pierdas la esperanza cuando fracases en algo.

Este eres tú, y este es el universo.

Si alguien te dice que no existe una forma de lograr lo que deseas. ¿Le crees?

La mayoría de las veces no es que no puedas, sino que te detuviste antes de encontrar la forma.

Si te detienes ahora ¿Cómo sabrás que no te quedaste a centímetros de donde deseabas?

[]

Nunca renuncies, piensa en aquella vez que querías algo y creíste que no podías.

Dejaste que pasara, elegiste rendirte, tiraste la toalla y te permitiste fracasar.

Si lo dejas así, guardarás un nuevo límite en tu mente, entre tu colección de límites.

Persevera, vale la pena continuar aunque sólo quieras rendirte.

Sobre todo cuando sólo quieras rendirte, cuando todo parezca ir en contra.

Persiste, porque si triunfas, lo agregarás a tus capacidades y experiencia.

Que no es más que un ejército de pequeños o grandes triunfos que estarán a tu lado.

Haciéndote el mejor o la mejor en lo que haces.

La gente creerá que así ha sido siempre, que tienes suerte o que te ha sido fácil.

La gente no sabrá tu lucha, pero la sabrás tú y eso basta.

[]

A este punto, creo que ya es obvio, no busques la aprobación de los demás.

No permitas que la opinión de los demás definan lo que creerás sobre ti.

No permitas que nadie te arrebate un sueño ni la ilusión de iniciar o continuar en algo.

Si alguien te dice algo y te desanima, detente un segundo y reflexiona sobre ello.

Entrénate para atrapar tus pensamientos en el aire y no dejar que se instalen sin cuestionarlos.

[]

Si algo duele dentro de ti, te deseo que se pase pronto, pero… no es tan malo sentir dolor.

El dolor te recuerda que no deseas continuar así.

Que estás en el medio de algo y que debes moverte a otro lugar.

El dolor suficiente te hará avanzar y levantarte de ahí, te obligará a salir de tu zona de confort.

Si algo malo ha pasado, aprovéchalo.

Siente cómo quema por dentro y aprieta los puños pero no dejes de moverte y no te acostumbres al dolor.

Porque un día te habrás acostumbrado tanto a ello, que te quedarás ahí.

Y tus planes y tus sueños se desvanecerán para siempre sin haberte dado cuenta.

A veces lo olvidamos, pero todo lo que hacemos importa.

Todo lo que hacemos nos aleja o nos acerca de lo que más queremos.

[]

Cuando se habla de este tema, o cuando se habla de la autoestima, se dice que debes creer en ti.

Pero en el mundo real, no crees en ti porque hoy te propongas hacerlo, no es cierto, no pasa.

Crees en ti cuando tiene sentido hacerlo.

Crees en tu capacidad de entrenamiento, en tu trabajo.

Crees en tu disciplina, en tu voluntad.

Crees en tu valentía cuando te has enfrentado a algo.

Crees en ti cuanto te has demostrado que puedes hacerlo.

Y sólo formas esa creencia cuando decides tomar acción, y la destruyes cuando te quedas inmóvil.

Creo que la decisión más importante de tu vida no es la que tomarás un día cuando estés feliz y motivado.

Sino la que tomes ahora, y en dos minutos, y mañana al despertar, y así cada momento.

Toda la serie de cosas que ocurran en tu vida a partir de ahora, dependerán de lo que hagas en este preciso instante.

Lo que hagas en este momento, trascenderá para siempre.

Comparte si quieres que alguien más vea esto.

Hasta el viernes.

Y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

Bienvenido a mi Nix Paradise, yo soy Alex y este video será publicado este viernes a las nueve en punto.

Si quieres que te mande un correo para avisarte, puedes suscribirte mediante correo electrónico o directamente con el botón de Youtube.

También te dejo aquí mis videos, y el calendario de eventos.

Hasta el viernes y si ya has visto alguno de mis videos, recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

¿POR QUÉ TE ENAMORAS? + 5 TRUCOS PARA DETONAR AMOR

¿PUEDES HACER QUE TE AME PARA SIEMPRE?

Me iba poner formal pero… aja…

Hace casi 10 años, escribí, de entre doscientos o trescientos, y con lágrimas en los ojos.

Uno de los artículos más emocionales que hay en mi página.

Se llama “7 pasos para olvidar a la persona que amas” y te dejaré por aquí el vínculo si quieres leerlo.

Sé la soledad, el miedo, o lo devastador que puede ser sentirte invisible para la persona que amas.

O mejor dicho, lo recuerdo.

Porque he aprendido mucho y aunque no todo es miel y la vida te seguirá retando.

Nunca más he vuelto a ser invisible para alguien que me importe.

No lo digo en plan de vanidad, sólo quiero darte la seguridad de que también tú puedes.

Cuando estás ahí, en el intento de enamorar a esa persona.

Si no logras que te corresponda, será como una espiral descendente o como sentirte dentro de un laberinto.

Te sentirás mal, y el sentimiento de vacío y soledad se instalarán dentro de ti.

Luego, si no estás bien, atraerás y te relacionarás con personas que tampoco lo estarán.

Es cuando el primero busca un escape, un rescate o pone su felicidad en las manos del otro, y se crea dependencia.

Si no pones orden, estarás peor cada vez y más dentro del laberinto.

Sé lo difícil que es revertir el rumbo y no sólo decidirte a cambiarlo, sino hacerlo de verdad.

Además, es muy difícil encontrar la información adecuada o el consejo correcto.

En internet encontrarás cosas del tipo:

Traza su mapa del amor y diseña tu estrategia.

Pregúntale qué le gusta y ponte manos a la obra.

Investiga a sus ex, y averigua qué tienen en común.

Complace a esa persona y la tendrás a tus pies.

Y es exactamente eso.

Muchos consejos o “métodos” te van a enseñar a complacer.

A ponerte tú a los pies de alguien y a ser incondicional.

En pocas palabras, a servirle a alguien.

Y desde ahí empezamos mal.

Si le sirves a una persona, te verá como eso, como alguien que está para servirle.

Y una persona que no te vea por lo menos como su igual, nunca se enamorará de ti.

¿Podrá utilizarte? Sí.

¿Podrá ser cómodo? Sí.

¿Podrá salir contigo y aprovecharse de ti? Sí.

Pero tú no quieres eso.

Tú quieres que te corresponda, que te valore, que te haga sonreír.

Quieres sentirte importante, que se preocupe por ti, que busque la manera de hacerte bien.

Que comparta contigo su tiempo y lo mejor de sí.

Como ya lo dije antes… [MOSTRAR VIDEOS]

Complacer está bien, y será extremadamente efectivo.

Pero sólo cuando esa persona ya está enamorada, ya te desea o por lo menos ya le atraes.

No antes.

Ahora los primeros cinco puntos.

Primero:

A veces buscamos el amor directamente por inercia porque estamos en el entendido de que eso es lo normal o lo correcto.

Pues no es así.

Lo normal, de hecho, casi nunca tiene nada que ver con lo que es mejor para ti.

A veces es bueno no ser normal.

Lo importante es que tú y esa persona estén bien, y disfruten de lo que nazca natural y fortuitamente entre ambos.

Segundo:

El amor no debería ser el puente o el camino de paso para ejecutar tus dobles intenciones.

Si eres hombre y quieres enamorar a esa chica para acostarte con ella, no aplica.

A las mujeres también les fascina el sexo, lo que no está bien es que la engañes para conseguirlo.

Y ahora, si eres mujer y quieres enamorarlo para amarrarlo y que se comprometa, tampoco aplica.

Los hombres, igual que las mujeres.

Podemos amar a alguien, valorarle, ser leales, respetarle.

Y estar convencidos de que esa persona es única, sin tener que ofrecer nuestra libertad como garantía.

Tercero:

Entre las cosas que más me gustan y te recomiendo desde siempre.

Están leer, investigar y aprender todo lo que puedas porque que el saber es poder.

Este tema lo investigué hace años de psicoanalistas, psicólogos y decenas de libros.

Y todavía no hay una versión definitiva que defina al amor.

Probablemente nunca la habrá, pero de todo lo que aprendas, quédate con lo que te funcione y con lo que para ti tenga sentido.

Si lo que te digo tiene sentido, quédate con ello.

Cuarto:

Para que el video sea más sencillo, vamos a nombrar dos tipos de “amor”.

“Amor joven”, y “amor adulto”.

Y no, no tiene nada que ver con tu edad, pero sí con el tipo de sensaciones que hay dentro de ti.

El amor adulto, es por ejemplo, como el que sientes hacia tus padres, tus hermanos, algún amigo, o a veces hacia tu pareja.

Es un sentimiento fuerte, puro, profundo, noble, grande, y casi irrompible.

Pero no es súbito, ni apresurado, ni loco ni precipitado.

Este lo vamos a entender como “amor adulto”.

Ahora, el amor joven, es como el que sientes hacia ese chico, o esa chica que apareció de repente y puso tu mundo de cabeza.

Que te enloquece, te hace delirar, temblar y sonreírle al celular.

Es una especie de adicción, es súbito, es imprudente, explosivo, intenso.

El amor joven sí puede convertirse en adulto, y seguro será tema para cuando hable de relaciones.

Hoy el tema es sobre despertar ese amor joven en la persona que quieres.

Quinto:

Voy a explicarte una forma muy sencilla para entender cómo funciona algo tan aparentemente inexplicable y complejo como el “amor”.

Nadie tiene la verdad absoluta sobre nada.

Y yo particularmente, hay millón de cosas de las que no tengo ni idea.

Pero en este tema, lo que te enseñaré, funciona.

Sí. El comportamiento de los hombres y de las mujeres es muy distinto.

También, nuestra forma de ser depende de nuestras propias experiencias.

De modo que si te guías por la superficie te vas a confundir porque ahí todos pensamos y actuamos diferente.

Por eso, olvida la forma y miremos el fondo.

Todos somos personas y es ahí es donde sí nos parecemos demasiado.

Seas hombre o mujer, seas mayor o más joven, eres una persona, y te comportarás como persona.

Visto así, los hombres y las mujeres no somos tan difíciles de entender como nos lo hemos creído.

Si descubres cómo actúan las personas, puedes predecir lo que harán las personas.

Inclusive, se puede predecir desde el primer instante, si te van a corresponder y hacia dónde van a ir las cosas.

O si te van a romper el corazón y exactamente por qué.

Puedes sacarle mucho provecho a lo que voy a ofrecerte.

Pero, cada que hablo de un tema, salen cinco más.

Y nunca mejor dicho, dale aquí para que estemos en el mismo canal.

[LIMPIA SUS LENTES]

¿Listo?

Primero te explicaré el axioma básico, o el principio básico.

Y luego te daré cinco claves para detonarlo.

Ok, el principio básico.

A menos que tengamos verdaderos trastornos psicológicos.

Todos tenemos el instinto de bienestar, de valía, de placer y de curiosidad, entre otros.

Todo funciona si quieres atraer, enamorar o seducir.

Pero ahora sólo nos importan: Bienestar, placer, y valía.

Siempre desearás estar mejor, sentir más placer y valer más.

Lo diré otra vez.

Tienes una especie de impulso nato, a estar mejor, a sentir más placer, y a valer más.

No depende de ti, lo tienes sólo por haber nacido.

Piénsalo, todo lo que haces en tu vida, tu profesión, tus actividades, tus gustos, inclusive tus amigos.

Todo tiene que ver con ello.

Hay quienes persiguen esto a través de su éxito profesional, otros a través de su popularidad.

Otros a través su atractivo físico, a través del arte o a través del altruismo.

Ok ¿Y qué tiene qué ver esto con enamorar a alguien?

Pues que hay personas que tienen el poder de brindarnos placer, bienestar, y hacer que nos sintamos más valiosos.

O sea, de darnos lo que más deseamos.

Cuando una persona te muestra ese poder, te “enamoras”.

Todo esto es a nivel inconsciente.

No tienes que darte cuenta para que te pase.

Bien entonces, eso es amor joven, es una especie de adicción al bienestar, a sentir más placer y a valer más.

Y digo adicción, porque a veces también se puede generar un tipo de obsesión hacia una persona que en vez de hacerte bien te hace daño.

Es por el mismo principio básico, pero distorsionado.

Digamos que ese es el lado oscuro. Volvamos al lado de la luz.

Esa conexión emocional hacia la persona que te hace bien, es el amor joven.

Pero sólo funciona cuando es genuino y fortuito, y cuando esa persona de verdad tiene ese poder, o cuando tú percibes que lo tiene.

Sí mira, tienes dos manzanas. [LAS MIRA] Naranjas pues.

Si esta naranja brilla, te la vas a querer comer... La naranja... [PENSATIVO]

Mejor como estábamos.

Si una persona, tiene el poder de aumentar tu barrita de bienestar, de placer, y de valía, es muy fácil que te “enamores”.

Pero repito, esa persona de verdad tiene que tener ese poder.

Es como si un debilucho te diera sus consejos para el gym.

Es como… Este… No amigo, gracias.

Con respeto a los debiluchos, pero, no es lo suyo.

Es decir.

Una persona que no posee más bienestar que tú, no puede brindarte más bienestar del que ya tienes.

Puede ofrecerte comodidad, pero no bienestar.

Una persona que no conoce más placeres que tú, no puede brindarte más placer del que ya conoces.

Puede complacerte y hacer tu vida más fácil, pero no darte más placer.

Una persona que no proyecta una gran valía, no puede brindarte más valía de la que ya sabes que tienes.

¿Puede elogiarte y hacerte sentir bien?

Sí, pero el verdadero éxtasis de un elogio sólo puede provocártelo alguien a quien tú ya reconoces o admiras de alguna forma.

El gran secreto del amor y que nadie nos lo dice cuando más lo necesitamos.

Es que hacer que alguien se enamore de ti no es algo que tú hagas con esfuerzo sobre otra persona.

Sino algo en lo que tú te conviertes, en alguien de quien es muy fácil enamorarse.

Esto responde por qué si eres hombre, ser genuinamente feliz y sonreír de verdad atrae y enamora más que un regalo costoso o laborioso.

O por qué si eres mujer, ser verdaderamente atractiva puede más que estar tras de él o complacerlo en todo lo que pida.

Aquí tienes cinco trucos para detonar amor en esa persona.

1.

Tú no eres incondicional.

Si esa persona sabe que te tiene o puede tenerte cuando quiera y haga lo que haga, pues no hará nada.

¿Para qué esforzarse?

Debe ser latente que estás ahí porque te hace sentir bien estar ahí.

Pero que si eso cambia o deja de darte la importancia que mereces, te vas.

Así es.

La posibilidad latente de que puede perderte si no se aplica, funciona.

2.

Traslada su mente a un estado de bienestar.

Tu forma de desenvolverte, tu semblante, tu mirada, incluso cada palabra que utilizas.

Invoca imágenes mentales inconscientes en su mente.

Por eso la gente negativa suele generar antipatía y la gente feliz suele verse más carismática.

Si en tu presencia, su mente se traslada a un lugar mejor, esa persona se enamorará de tu presencia.

3.

Haz que esa persona sea más valiosa junto a ti.

Si esa persona, a tu lado, es percibida como de más valía, se enamorará de tu compañía.

No tendrás que convencer a nadie para estar contigo.

Esa persona querrá estar junto a ti.

¿Ves lo importante que es trabajar en tu propia valía?

Es ganar-ganar.

4.

Mantén ardiente el fuego del deseo, el amor y la atracción.

Por eso, por ejemplo, si tienes miedo a que él o ella se fije en otra persona.

No desperdicies tu tiempo ni tu energía en angustiarte por el tema.

Vuelve a sonreír, vuelve al gimnasio, vuelve a retomar proyectos.

Y vuelve a generar un estilo de vida.

Puede que una persona esté maravillada contigo, pero si te duermes en tus laureles…

Tssss.

5.

Dale de ti, por supuesto, pero no una sobredosis de ti.

Hasta tu platillo favorito dejaría de gustarte si lo tuvieras que comer todos los días.

Lo valioso no es abundante, en cambio, lo abundante no es percibido como valioso.

Exactamente por eso un diamante es valioso y un montón de tierra no lo es.

Tienes el potencial de ser el diamante.

Y es por lo que digo que el saber es poder.

Hasta el viernes.

Y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

En este momento.

Hay alguien detrás de un celular, deseando un solo mensaje tuyo para verte, hacerte sonreír, enamorarte o darte el sexo más alucinante de tu vida.

Lo que hagas ahora con el celular o en WhatsApp, puede ser la diferencia entre no volver a ver a esa persona, jamás.

O volver a verle, pasarla bien juntos, divertirse, tener química, un primer beso o hasta iniciar una bonita relación.

Para que nada rompa con ello antes de iniciar, aquí tienes diez puntos increíblemente esenciales.

1.

Olvídate de iniciar con “Qué haces”, o “Cuéntame algo”.

Es muy aburrido y tú eres mucho más que eso.

2.

No le mandes veinte mensajes.

Si le mandaste uno y no ha contestado, tranqui, a lo mejor no ha podido.

En todo caso, si no responde y te interesa mucho, insiste una sola vez más.

Pero si no devuelve tu mensaje, ahora sí, ármate de valor, acepta que no le interesas y no vuelvas a intentarlo.

¿Para qué quieres insistirle a alguien a quien no le interesa hablar contigo?

Por favor ve mis anteriores videos.

Insistir no. Insistir malo. No.

Créeme, si le interesas, puede tardar pero siempre devolverá tus mensajes.

3.

No tardes en contestar, ni a propósito ni por venganza, porque así no llegarás a nada.

No tiene sentido entorpecer la comunicación sólo por hacerlo, contesta cuando puedas.

Y si lo estás pensando, la clave de “darte a desear”, es que si tu vida es interesante.

No estarás todo el tiempo al pendiente del celular, y naturalmente te harás extrañar.

Pero en el ratito que puedas, contéstale.

4.

Relájate, diviértete, fluye y muéstrate en WhatsApp tal como eres.

Sé quien tú eres en cada momento, y en persona no tendrás que preocuparte de nada más que de seguir siendo tú.

5.

Dale valor a tus mensajes.

Si mandas sólo texto, pues, ok.

Pero, si mandas una foto de donde estás o lo que estás haciendo, mejor.

Ahora, si mandas nota de voz, muchísimo mejor.

Si en tu nota de voz te escuchas feliz y buena onda, un millón de veces mejor.

Entre más estimulante seas, más relevancia tendrás y más cerca se sentirá de ti.

6.

Háblale con propósito, ten siempre algo qué decir.

Algo que tengas ganas de compartir, o algo divertido o interesante que te haya pasado.

Ten toda la actitud y la iniciativa de mostrarle más de ti.

El punto no es hablar sólo por hacerlo, el punto es que te conozca.

7.

Si en la noche te vas a dormir sin contestar su último mensaje, no pasa nada, no te angusties.

¿Qué mejor que te extrañe, que te piense, y aparecerte de nuevo cuando ya tiene ganas de saber de ti?

8.

Tarde o temprano, mejor temprano.

Vas a invitar a esa persona a salir o a hacer algo juntos.

Invítale a algo que tú disfrutarás mucho, que tú ya tienes ganas de hacer, y que tú de todas formas harás.

“Hola, cómo estás? Oye, tengo muchas ganas de verte, y además muero de antojo de unas alitas, qué onda, vamos o qué?”

9.

En mi experiencia, las citas espontáneas son mejores y más inolvidables que las que planeas demasiado.

No hay plan correcto ni perfecto, y si puedes, olvida toda formalidad.

Te nace algo, lo propones, se hace o no se hace, punto.

10.

No hables y hables y hables y hables por WhatsApp.

¿Por qué estar horas cada uno al otro lado del celular pudiendo hacer algo juntos?

Como ya lo dije, el mejor plan puede empezar hasta de madrugada.

A veces sólo falta que uno lo proponga.

Hasta aquí el tema de hoy.

Suscríbete, comparte, dale like, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

5 TRUCOS PARA ENLOQUECER A TU PAREJA EN EL SEXO.

El sexo es súper fascinante.

Te transporta, te excita, seduce tu mente y mejora tu estado de ánimo.

Ni hablar del clímax.

Explotar y que la sensación más alucinante, recorra tu cuerpo y te provoque el mayor éxtasis que puedas sentir.

Por eso creo que vale la pena trascender y llevar al máximo ésta área tan importante en tu vida.

Todo el placer que experimentes, se quedará para siempre, pero si lo dejas ir, también será para siempre.

Todos queremos ser mejores amantes.

Si eres mujer, quieres sentirte sexy, irremplazable, hermosa, poderosa y única.

Si eres hombre, quieres saber que eres un máster, o mejor dicho, el máster, y saber que eres inolvidable.

Pues déjame decírtelo.

Seas hombre o mujer, tienes el poder de llevar al éxtasis y provocarle el máximo placer a la persona que está contigo.

Además, el buen sexo es súper factor para que cualquier relación sea mejor y más sólida.

Antes de pasar a los cinco trucos, quiero darte tres puntos clave.

No tienes que pensar igual que yo, pero podrían funcionarte.

Número 1.

No hay “estándar”.

No todo aplica para todos, y lo que gusta a unos no tiene por qué gustar a otros.

Disfruta, vive, explora, experimenta.

A lo mejor descubres mil cosas que te van a encantar y que no te habías atrevido a hacer.

Por otra parte, no hagas nada que no quieras ni presiones a alguien a que haga algo que no desea.

Número 2.

Cuídate.

Es real, es imperativo que te cuides.

Tu satisfacción, tu placer y tus deseos son tan importantes como los de tu pareja.

Ni más ni menos, pero también tu bienestar y el suyo.

Número 3.

Adiós prejuicios, inhibiciones e inseguridades.

Si antes de tener sexo, nos quitamos la ropa y la dejamos a un lado.

¿Por qué no hacer lo mismo con los miedos, la inseguridad, las malas experiencias pasadas y con todo lo que no tenga lugar aquí?

El sexo será más placentero entre más apertura y menos tensión haya.

Entre más descubras y explores con tu pareja y menos te reprimas.

Vamos a ello.

5 trucos para enloquecer a tu pareja en el sexo.

Número 1.

Provócale, haz que te desee.

Éste primer punto no es durante, sino antes del sexo.

Y es porque disfrutamos increíblemente más lo que más deseamos.

Por eso, antes del sexo, y en el lugar más inapropiado, donde no pueda pasar nada.

Encuentra la manera de excitarle y provocarle.

Si eres hombre, sé discreto y busca el momento perfecto para deslizar tus dedos entre su cabello y besar su cuello.

En plan vampiro, literalmente.

Si me lo preguntas a mí, el cuello es el punto más débil de una mujer.

Y si además la abrazas por la cintura en un tono protector-seductor.

Ahí está el punto.

Si eres mujer, juega con su mente, ponte linda, provócalo.

Y proponle ideas sexys en lugares prohibidos aunque no sea el momento de llevarlas a cabo.

Un poco de perversión está perfecto.

Los hombres somos cien por ciento excitables visualmente.

Vístete sensual, tal que cuando al fin estén juntos y acaricie tu piel desnuda, no pueda pensar en nada que no seas tú.

Número 2.

Ponte en modo súper expresivo.

Ahora sí, durante el sexo, exprésate.

Gime, suplica, habla fuerte o susúrrale al oído.

Lo que quieras, hazlo.

Naturalmente, no mientas ni finjas, ni intentes algo que no te nace o que no sientes, porque eso se va a notar.

Modo expresivo quiere decir que no te reprimas, exprésate.

Por lo menos a mí, provocar placer y ver que ella no puede controlarlo, me da una satisfacción increíble.

Si eres mujer y quieres gritar, hazlo, no importa a quien despiertes.

Bueno, quizás no siempre puedas ser escandalosa, pero eso le da un toque prohibido y también puede ser excitante.

Si eres hombre, y algo te fascina de ella, díselo tal como lo piensas.

Las cosas positivas, no las reprimas, dilas como van.

A gusto propio, a veces esto expresa exactamente lo que ella quiere saber.

Entonces díselo.

Número 3.

Hazlo intenso.

Cuando algo nos gusta o nos impacta demasiado, lo expresamos.

¿Por qué no hacerlo ahora?

Ten pasión, sé intenso, o intensa, hazlo fuerte y lleva el sexo al punto máximo.

Hablo del juego de dominación y sumisión, que si bien no a todos tiene que gustar.

Sí se puede convertir en el néctar puro de placer al hacer el amor.

Si te nace y ves que tu pareja lo disfruta, juega un papel, háblale sucio, transfórmate, domina o deja que te dominen.

Sexo o hacer el amor, es un ritual.

Además del placer, tiene valor simbólico.

Haz que valga, hasta el límite que ambos quieran.

Número 4.

Vive el momento.

Es esencial, siéntelo, disfrútalo, enloquece, déjate llevar, que sólo existan ambos y nada más importe.

El sexo no sólo es penetración, es también estimulación mental, visual, sensorial.

Entre más te entregues a la experiencia, más la vas a disfrutar tú y con ello tu pareja.

Créeme. El buen sexo es súper decisivo, es adictivo, es placer puro para la persona que está a tu lado.

Número 5.

Lo que te gusta, díselo.

Las personas, la mayoría, en lo más profundo somos muy predecibles.

Y respondemos por asociación de estímulos y experiencias.

O sea que, si hacemos algo, y resulta bien, lo repetiremos porque queremos de vuelta la satisfacción de que haya salido bien.

Entonces, si algo te gusta que haga tu pareja, y quieres que lo repita, haz que se sienta bien por ello.

Si eres hombre, haz que ella sepa lo increíblemente sexy que se ve y el poder que tiene para hacerte perder la cabeza cuando hace eso que te gusta.

Haz que sienta que tiene ese poder.

Si eres mujer, haz que él sienta que él es el hombre.

Que tiene la técnica, que te vuelve loca cuando es dominante y fuerte, o romántico y delicado.

O una combinación de ambas o todo a la vez, según lo que realmente te guste.

Repito, no mientas.

No felicites nada que no sea cierto, pero si algo te gusta, tienes que decirlo.

Que no se te olvide decirlo.

Es importante que tu pareja sepa lo que te gusta.

Cuando algo no nos gusta, lo decimos.

¿Por qué no decir lo que sí nos gusta?

Y hablando de ello.

Nos vemos el viernes.

Comparte y dale manita arriba, creemos un mundo con más y mejor sexo.

[APLAUSO]

Hasta pronto y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario