sábado, 29 de diciembre de 2001

Cómo conquistar a una mujer | 7 situaciones inesperadas ¡Y su solución!


Es natural que si eres hombre, seas tú quien tenga la iniciativa de acercarse a una chica atractiva. Esto puede suceder en cualquier lugar, en cualquier momento y de cualquier forma. Desde algo tan casual como verla caminando por la calle, hasta algo tan raro como encontrarte de repente y con su grupo de amigos, a la chica que te volvía loco en la universidad.

Entonces, es natural ¿pero sabes qué también lo es? Que sin esperarlo ni estar preparado, y de manera completamente inoportuna, debas enfrentarte a las situaciones inesperadas más locas, estúpidas, raras o desagradables.

Créeme. En 10 años, sobre todo a raíz de que inicié el Integral de Seducción™, y aunque tengo la fortuna de que las cosas más desastrosas no me han pasado a mí, me ha pasado de todo, literalmente.

Si eres de los hombres que a todas las chicas voltea a mirarle el trasero hasta que se desvanecen en el horizonte, entonces no me entenderás. Pero si eres de los que se acerca por lo menos con un sonriente “hola”, entonces esto es para ti ¡Quién sabe cuándo pueda pasarte algo así!


Voy a mencionar 7 situaciones inesperadas y te daré la solución más sencilla:

Situación 1:

Ella te pregunta: “A todas les dices lo mismo?

No hay otra cosa que repita más veces en el Máster 7.1™ o en el Integral de Seducción™ que la mejor apertura es ser completamente sinceros, sin pensar demasiado qué decir, sólo dejándose llevar por lo que sienten en ese momento. Porque sí, es normal que si te acercas de forma extraña y suenas poco natural, ella te pregunte si a todas les dices lo mismo.

Pero bueno. Si ya te lo dijo, sólo devuélvele la pregunta:

Ella: A todas les dices lo mismo?

Tú: A todos les preguntas lo mismo?

Si esto no lo soluciona, al menos te dará juego para seguir interactuando. Lo peor que podrías hacer es quedarte callado o intentar justificarte.

Situación 2:

Justo cuando estás hablando con ella, llega el novio…

Paso 1: ¿Qué es lo que jamás deberías hacer?

Ponerte nervioso, negar la situación, justificarte y comportarte como si estuvieras haciendo algo malo…

No estás haciendo algo malo. Hablarle a una mujer no es malo. Sentirte atraído hacia una mujer no es malo. Lo que sí es malo y jamás deberías hacer, es faltarle al respeto a una mujer, mentirle, tratar de engañarla o hacerla sentir insegura. Siempre sé empático y no hagas a una mujer lo que no te gustaría que alguien le hiciera a tu madre, por ejemplo.

Paso 2: ¿Qué sí deberías hacer?

Salúdalo y di tu nombre, tal como si fueses un viejo amigo.

En el mejor caso, la chica será tu cómplice y te seguirá el juego. En el peor caso (que en realidad no es malo), dile por qué estás ahí, luego despídete.

Situación 3:

Ella te dice: “Es que es raro que alguien se te acerque”.

En esta situación, y en casi todas, tu voz y tu manera de hablar son tu boleto al éxito. Si sabes manejar tu voz, puedes decir lo que sea y caerle bien a todo mundo, pero si no, sólo empeorarás las cosas.

¿Cuál es la solución?

Ella: Es que es raro que alguien se te acerque…

Tú: Es en serio? Me vas a decir que nadie se te acerca? Eso es un poco triste para ti, sabes? Debería acercársete pues, por lo menos… alguien…

Dilo de forma divertida al mismo tiempo que insinúas que no se le acerca ni un mosquito.

Situación 4:

Estás hablando con ella y de repente se acerca algún fisgón para escuchar todo…

En tono juguetón y bromista, dile a la chica “espera, tenemos público”, y voltea a ver al fisgón a los ojos... Si te sostiene la mirada (que no creo, jamás me pasó), ¡huye! Ok no. Sólo espera a que diga algo o se haga el disimulado.

Situación 5:

Ella se pone a la defensiva…

Tengo que decirlo de nuevo: La voz es el verdadero Grial de la seducción y el éxito social. La voz transmite el 50% de tus cualidades, inclusive más que tu imagen y todas tus cualidades juntas.

Dicho esto, si ella se pone a la defensiva, podrías decirle en tono juguetón:

Tranquila, soy guapo… Los guapos no somos peligrosos.

Nota: A veces las chicas se ponen a la defensiva porque por tu imagen creen que eres mamón o creído, y si ese fuera el caso, esto no te va a funcionar. Entonces dile:

A ver, tú qué tienes? Quién te hizo enojar? A quién le pegamos?

Situación 6:

Ella evidentemente lleva prisa…

En este caso, ve directamente al grano, sin rollos ni pérdidas del tiempo, en serio, casi tipo “Me gustas, te gusto?”.

Situación 7:

Estás hablando con ella y… de golpe o poco a poco, llegan sus amigos, su familia, el padre, la madre, el abuelo, la abuela, el pretendiente, el tío, el sobrino, el perro, y vaya, toda una manifestación…

Si eres tímido te costará trabajo, pero vale la pena que trabajes en formar ese carácter y desarrollar las habilidades para hablar en público y enfrentar la presión social. Al fin y al cabo, las cualidades que desarrolles en ti, te servirán no sólo para mejorar tu éxito con las mujeres sino para todo: tu familia, tu trabajo, tus amigos, tu liderazgo. Tu felicidad depende de ello.

Ok, entonces ¿Qué hacer?

Saluda a todos, llama la atención de todos y cuando hables, dirígete a todos. A los que llegaron tarde explícales cuál es la situación o bromea un poco, diles que tú estabas casual disfrutando la vida cuando esa chica se te acercó quesque porque estás muy guapo…

Si no nos vemos en persona, nos vemos por aquí: suscríbete.

¿La canción del día?

Break Your Heart” de Taio Cruz.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario