viernes, 14 de febrero de 2014

¿Amor en línea? ¿Y por qué no en la vida real?


¿Por qué este artículo?

Hace poco un chico muy amable se me acercó en la calle, me preguntó si yo era “Fénix” y me dijo que le ha ido mal en sus últimas citas, que tras haber conocido durante algunos meses a algunas chicas por Facebook, todo había sido un desastre en la primera y única cita.

Ni siquiera lo dejé terminar, para pedirle que por favor dejara de perder su tiempo, pues no importa cuántos meses le dedique a una chica en Facebook, al momento de tenerla de frente no podrá mostrarle las cualidades que no tiene, que no ha desarrollado o que no ha aprendido a proyectar, y en un segundo habrá tirado meses de tiempo valioso a la basura.


Es verdad que a los hombres más tímidos o “salvajes” es a los que peor les va con las chicas, pero también hay tipazos, modelos de revista, que literalmente se quedan sin palabras cuando se acercan a la chica que les gusta, y se deben conformar con las chicas que los buscan a ellos.

Conozco la historia de cientos de hombres. Hay unos que no se atreven a salir de la comodidad de su casa, otros que creen que 6 horas de gimnasio al día, presumir mucho dinero, o el pasar del tiempo, les hará exitosos con las chicas, y la respuesta no es así.


Si estás aquí, es porque te interesan las mujeres y buscas respuestas. Hay un mundo gigantesco de información sobre seducción, cientos de libros y sin exagerar, los he leído casi todos. Todo para terminar de leer miles de páginas y seguir necesitando respuestas.

Si quieres investigar, lee sobre la comunidad de la seducción en Wikipedia y verás tantas cosas de las que no tenías ni idea. Aun así, me quedo con muy pocos autores, entre ellos David de Angelo por ser de los pocos que se enfocan menos en teorías complicadas y más en desarrollar tu propio carisma.

Si te atrae el tema y mejorar con las chicas, entonces esto te interesa. Si no, vuelve después, porque únicamente hablaré de esto.

Primeros pasos:

A menos que seas un experto, no diré nada que no sepas. Pero si relativamente eres nuevo en el tema, escucha mis consejos:

1) No inicies especializándote en decenas de métodos de seducción y falles en lo esencial: tú.

2) No inicies intentando pasar de A2 a Z23 (fases de seducción) sin saber por qué lo haces ni creyendo que cada avance es tan estricto como lo pintan.

3) No defiendas autores y métodos sólo porque casualmente fue lo primero que encontraste. Lo único que importa es que lo que le aprendas te funcione en el campo.

4) No abandones lo mejor que tienes. Puede que no te vaya tan bien con las chicas, pero muchas veces no es por no tener cualidades, sino por no saber mostrarlas.

En cuanto a seducción, a mí me funciona ser directo, sólo cuando se da muy casual soy indirecto. A otros les funciona otra cosa, y a ti puede funcionarte una combinación de todo. No tienes que casarte con un método. Quédate con todo lo que te haga mejorar.

¿Existe alguna razón para no intentarlo?

Si nadie enseñara seducción pero tu prioridad y dedicación se centrara en atraer mujeres, probablemente tardarías años, pero créeme que terminarías lográndolo, porque realmente no es cosa de algunos elegidos, no es peligroso, te conviene, y además es divertido.

Entonces ¿Existe alguna razón para no intentarlo?

¡No la hay! Y de hecho, eres afortunado de encontrarte con esto o con cualquier tema que te obligue a levantarte del sillón y salir de tu zona de confort.

Sí, muchas personas se quedan en el intento, pero es simplemente porque son necias, mediocres, y así no lograrían nada ni aunque lo intentaran decenas de vidas.

¿Qué es lo verdaderamente importante?

Olvídate de métodos y personajes. A veces lo complican tanto si lo intentas tal como dicen, te irá peor.

Creo que son 4 las cualidades que debes trabajar:

1) Sensibilidad: Saber observar, sentir y percibir lo que sienten los demás. Observar, ser empático, ponerte en el lugar de otros.

2) Integridad Personal: Cuando estás convencido de lo que deseas, de lo que posees, de tus valores, etc., las chicas (la gente en general) se dará cuenta, y ese semblante inquebrantable les generará respeto, misterio y atracción.

3) Persuasión: Imagina que vas por el mundo con una aparato extraterreste que hace que la gente te diga que sí a todo lo que desees, no sólo convencida, sino además con una increíble sonrisa en el rostro. Pues existe, pero no es extraterrestre, es simplemente carisma. A todos nos cuesta trabajo decirle que no a una persona carismática.

4) Proyección: Alguna vez un chico me sorprendió, porque todo el seminario fue apático e incluso desagradable, me preocupaba y desesperaba, así que se fue, volvió a asistir unos meses después, y no sé cómo logró despertar, pero me sorprendí cuando volví a verlo. Era, en verdad, una persona increíble, inteligente, talentosa, agradable, divertida, etc. Esas cualidades las tuvo siempre, pero nadie las veía y nadie daba un peso por él sólo porque él no sabía venderse a sí mismo.

¿Me entiendes ahora? El truco es más sencillo que leer sobre seducción durante meses.

Una advertencia:

Más que advertencia, es una petición cursi.

No sacrifiques tu capacidad de amar y entregarte.

No te transformes en algo malo que no eres.

No olvides ser alguien sencillo y tonto a veces.

No olvides ser una persona sencilla y dispuesta a aprender más.

No olvides que aunque algún día parecerás alguien muy superior, se lo deberás a quien eres ahora.

No dejes que nada transforme o borre lo mejor que eres ahora.

Si tuvieras un precio ¿cuál sería?


A todos nos atraen las mujeres más bonitas y sexys, pero si ese es tu único ideal, terminarás comportándote como un idiota. Serás un hombre que se arrastra sólo por el cuerpo y la belleza de una mujer, y eso, créeme, no atrae a ninguna mujer.

En cambio, si entre lo que buscas, son mujeres bellas, pero también de calidad, divertidas, inteligentes y ocurrentes con las que aprendas y te la pases a toda madre, más adelante te verás en la posición de elegir sólo a una o sólo a las mejores, y rechazarás a chicas que simplemente sean nefastas.

Nadie respeta a alguien que no se respeta a sí mismo. Esto es un tópico, pero es cierto.

Puedes aprenderte de memoria los 5 libros más vendidos y revolucionarios sobre seducción, pero si no respetas a una chica valiosa, ni a ti mismo, no sólo seguirás siendo un idiota, sino que además verás cómo se diluye entre tus dedos cada relación hermosa que podrías haber tenido.

Desear “cogértelas a todas” no es seducción, es ser muy idiota.

No estoy tratando de ser ofensivo. Técnicamente ser idiota simplemente es carecer de la habilidad para comprender.

¿Qué opinión tienes de ti mismo y qué opinión te gustaría tener? Hay técnicas y rutinas de seducción, te sirven cuando inicias y te facilitan el proceso. Pero no querrás llevar el manual en la mano en tu primera cita y mucho menos cuando tengas algo más. Mejor si te conviertes de forma genuina en alguien mejor, por eso enfócate en ti.

¿La cantidad de mujeres es la solución?

Yo creo que debes cumplir todos los retos que quieras, tales como tener decenas de chicas en tus contactos, besar a una chica apenas la hayas conocido, tener relaciones sexuales con ella el mismo día de conocerla, y llevar varias relaciones abiertas al mismo tiempo, pero sólo por curiosidad, porque te lo digo en serio, no puedes mantener el mismo ritmo ni los mismos objetivos para siempre. Cuando te sacies de sexo te sentirás solo, y necesitarás de alguna plática genuina, de alguien que te quiera y a quien le importes por encima de la diversión.


¿Te preguntas por qué chicas impresionantemente hermosas viven en Facebook enfocadas en conseguir cientos y cientos de likes, insinuaciones y halagos (incluso vulgares)? No es una acusación personal hacia nadie, pero ese comportamiento es una forma (equivocada) de compensar una sensación de baja autoestima. Si alguna vez has tenido éxito con una de esas chicas “imposibles”, sabes que son tan frágiles y vulnerables como otras.

Si la felicidad fuese tener decenas de parejas disponibles y muchas oportunidades sexuales, veríamos que las mujeres más bellas son las más plenas y radiantes, y lejos de eso, muchas veces son las más depresivas y frágiles.

Sé trascendente:


Siempre que alcances un objetivo, sobre todo si el objetivo no es inmensamente grande, te preguntarás ¿y ahora qué? ¿ésto es todo? ¿ésto es lo que tanto soñé? ¿esto es lo que tanto me ilusionaba? Es por eso que todas tus metas (no sólo de seducción) deben ser demasiado grandes, que parezcan imposibles de alcanzar y te mantengan creciendo.

La seducción puede transformarte completamente, pero que no sea tu única ambición, sino una forma de lograr cosas que todos necesitamos: Seguridad, cariño, placer, compañía, éxito social, etc.

Te enamorarás y querrás ser trascendente para una mujer, que te recuerde siempre, saber que nadie podrá igualar tu recuerdo y que tú la ayudaste a mejorar, que siempre llevará tus consejos y tu experiencia.

Hay muchos fanáticos en la comunidad de seducción. Hombres que se sienten muy machotes presumiendo misoginia, insultándose unos a otros para demostrar quién es más chingón.

Alguien que se siente feliz no tiene esa necesidad.

Sé un hombre exitoso:


Muchas personas se aferran a algo, no sólo por la ambición de lograrlo, sino por cubrir un vacío personal, y si ese fuese tu caso, la seducción no es la solución a todo. Enfócate en hacer bien a tu familia y tus amigos, guíales, enséñales lo que sabes y dales tu mano cuando la necesiten. Los verdaderos sabrán corresponder cuando tú los necesites.

Busca también tu estabilidad económica, tu crecimiento personal, mejora tu cuerpo por estética y también por salud. Lee libros y novelas. Ve a una playa y lánzate de una pendiente.

Dicen que la felicidad no es la meta sino el camino, entonces enamórate del camino que andes.

Por último: Lo primero y lo último que debo decirte.


No es tan fácil. En el campo te toparás con dos paredes tan sólidas como tu incapacidad para superarlas, el tiempo que llevas poniendo pretextos y tu mala disposición a realizar cambios.

Vas a auto-compadecerte, vas a rendirte, vas a postergar el momento de enfrentarte a el pánico que a veces tenemos a hablarle a una mujer. Muy probablemente termines convenciéndote de que “ni lo deseabas tanto”,

No hay soluciones fáciles, pero hay dos recursos que te ayudarán en cualquier cosa:

1) Siente la recompensa: Quiero decir que si logras sentir con toda tu pasión, la recompensa que vas a obtener, esfumarás cualquier pretexto. Piensa en esa chica, en la forma en que te sonríe, en su entrega al hacer el amor, en cómo te abraza y se recuesta desnuda en tu pecho, etc.

2) Hazlo sin pensar: Por ejemplo, si estás a punto de hablarle a una chica hermosa que va pasando, apúrate y hazlo aunque no sepas qué decir (di “hola”), porque si te das unos segundos para pensar, no harás nada. La ansiedad y el miedo a la apertura son como cuando tienes sueño y cierras los ojos “nada más tantito”, crecerán tanto que van a aplastarte y dejarte dormir. No les permitas crecer. Es más, no dejes ni que aparezcan, aborda en automático.

Esto está larguísimo, mejor escribo un libro.

Otras personas buscaron: "amor en linea", "latinchat", "el chat", "chat hot", "buscador de personas", "chat latino", "citas", "buscar amigos en facebook", "parejas", "busco mujeres", "buscar pareja", "sexo", "amor", "como enamorar a una mujer", "salas de chat gratis".

No hay comentarios. :

Publicar un comentario