lunes, 15 de abril de 2002

Experiencia en el último Seminario Integral de Seducción: México DF

Escrito por Wero LifeStyle: Seminarista de la Ciudad de México

Antecedentes:

No soy alguien a quien le cueste socializar, conocer a nuevas personas, ser atrevido y no tengo miedo al ridículo. De hecho me va bien con las chicas, inclusive algunos amigos me piden consejos sobre "seducción". Tuve algunas amargas experiencias con niñas en cierto punto de mi vida, igual que muchas personas, y había algunas cosas que no eran tal y como yo quería.

Un viejo amigo mío, Nobel, un Seminarista que se volvió como un hermano de Fénix, un día me dijo "léete esto bro", era un artículo de Fénix que hablaba sobre una experiencia de él y sus consejos para olvidar a alguien que amas.

Al principio pensé que era como cualquier entre miles de personas hablando de amor y relaciones, pero Nobel insistió en que algo me interesaría, así que empecé a leer algunos de sus artículos. Fénix era un chavo que llevaba años haciendo algunas cosas que yo también hacía con las chicas, pero había estrategias, técnicas y todas tenían un nombre.

Seducción, a mí me gustaba seguir leyéndole y en cada cosa yo tenía una idea, pero él reflejaba más experiencia que yo, apenas hacía semanas Nobel me había dicho "neta métete a un seminario, te va a latir".

Estaba entusiasmado y decidí buscar más información sobre el tema, leí "El Método" y lo terminé en dos días. Obtuve ideas y muchas cosas que me empezaban a funcionar. Aún tenía mucha curiosidad por ver en persona y en vivo todo lo que había leído y saber que era posible, que no se trataba sólo de una historia.

Me va bien con las chicas, pero quería tener éxito con las que más me vuelven loco, y cada que Fénix publicaba me animaba más y más. Sabía que algo tenía que enseñarme y además soy de las personas que siempre busca aprender, pues aunque seas el mejor siempre tienes algo importante que aprender y no me equivoqué.

Dudas previas a inscribirme al Seminario:

Dudas… La verdad no tenía muchas dudas… La razón por la que había dejado pasar tantos meses era otra.

A pesar de tener la idea de que algo importante iba a aprender yo me repetía constantemente "¿Qué no puedes lograrlo solo?", "¿Necesitas que alguien te enseñe a vivir?" y cosas así…

Además había otro problema, el dinero…

No desconfiaba de un fraude o algo por el estilo por dos razones: La primera es que ya conocía a alguien que a su vez conocía muy bien a Fénix y había tomado el seminario, y la segunda es que si Fénix y lo que hace fuera mentira no tendría los seguidores y amigos que ahora tiene.

Busqué la forma de hablar con Fénix pero siempre tardaba en responder, hasta que algunas veces, a través del Facebook de Nobel teníamos breve contacto y así empezamos a entablar una amistad.

Hable con él en algunas ocasiones, pero hubo una especial que no se me va a olvidar, en donde le contaba de una chica que me vuelve loco desde hace tres años, y en cinco renglones con las palabras exactas me dijo todo y a la vez nada.

Me dijo todo lo que tenía que hacer sin darme ninguna instrucción, sus palabras transmitían algo… no sé describir qué exactamente… pero me llenó, además lo tenía agregado en su Facebook personal, la chica que parecía ser su novia se veía muy bonita y en sus fotos juntos se veían como aquellas parejas que los demás envidian.

Decidí que pronto tendría que tomar el curso.

Me tomó de sorpresa, porque Fénix anunció sus dos últimos seminarios para el DF y Guadalajara antes de hacer un cambio a algo más avanzado, pero también más caro.

No había juntado lo suficiente aún, pero yo a veces hago negocios y le propuse un trato, él aceptó pero me hizo prometerle algo: Que yo sería el mejor de aquel último grupo fuera como fuera, sin importar si yo sabía mucho o poco, si estaba cansado, si era difícil o si tenía mucha o poca experiencia o era un máster.

Me advirtió varias veces que el seminario era difícil, que yo debía que tener toda la actitud y que no me dejara superar por nadie así tuviera que intentar cosas más difíciles.

Acepté, estuve nervioso los días antes de iniciar el seminario pero lo veía como un buen reto, un reto que terminó por cambiar mi forma de ver las cosas una vez más…

Experiencia en el Seminario:

Yo sólo quería que todo empezara, no quería llegar tarde así que llegué corriendo, me encontré con Fénix y nos saludamos como si fuéramos viejos amigos, luego subimos a la sala donde nos reuniríamos todos y conocí a mis compañeros, me extrañé un poco porque yo tenía una ventaja sobresaliente contra mis compañeros que estaban un poco tímidos y un poco tensos, me sentí relajado pero no por eso iba a dejar de dar lo mejor de mí.

Ese día nos explicó algunas cosas, conocí un poco a mis compañeros y más tarde era la prueba con la que Fénix conocería nuestro nivel en campo, pues nos vería a cada uno para saber qué es lo que cada uno debíamos hacer si queríamos tener éxito.

Cuando me tocó estar con Fénix, me acerqué a unas extranjeras que realmente no me habían gustado, así que no hice mucho. Luego vimos a dos chicas atractivas con sus blusas amarradas y mostrando su cintura, me acerqué y empecé a hablar con las dos, luego aunque Fénix dijo que no él no haría nada, empezó a hablar con la otra chica, nos tomamos algunas fotos, yo intercambié celular o teléfono con mi chica y antes de despedirnos escucho que Fénix le dice a la otra chica "Yo estoy saliendo con alguien, pero podemos ser amigos, si quieres agrégame a Facebook". Los dos tenían celular con red y se agregaron en ese momento.

Terminó el primer día, a mí me había gustado, estaba muy animado, había aprendido muchas cosas y apenas era el comienzo. También estaba muy agotado, pues no imaginas que es así, pero son días muy intensos y muy pesados.

En verdad fueron días muy difíciles.

Recuerdo que al finalizar el primer día a mis compañeros les calificó muy bajo y les dijo muchos de sus errores, algunos de forma muy cruda y fría, pero él nos había advertido de eso desde el principio e incluso nos pidió que no lo tomáramos personal pues a Fénix le conviene que nosotros tengamos éxito también.

A mí me calificó con buena nota y en ese momento me sentí mal, pues yo quería aprender más, tenía ganas de aprender algo más… Ese era sólo el inicio, para mis compañeros fue difícil y para algunos fue mucho muy difícil, yo quería decirles que le echaran huevos y que lo intentaran pero Fénix lo hacía y lo sabía hacer mejor que yo.

Descubrí que no hay límites, que los límites los inventamos nosotros y que si somos capaces o no, muchas veces es porque nos negamos a vencer nuestros temores a las cosas buenas.

Aprendí que nunca debemos dormirnos en nuestros laureles, y de igual modo debemos seguir intentando cosas nuevas, que los límites los pones tú, y que las cosas, las circunstancias y tus resultados muchas veces se adecuan a las ganas que tú tienes de evolucionar. Aprendí que el arma más poderosa es la inteligencia, y que nunca debes dejar de entrenar tu mente para superar retos.

Era emocionante ver cómo era tan crítico y certero con cada uno en un montón de cosas. Sabía exactamente nuestras debilidades y fortalezas, era algo que muchos de nosotros o que la mayoría de la gente no ve.

Cada día llegaban para estar con nosotros viejos Seminaristas, yo traté de conocerlos más y enseguida entablé muy buena amistad con todos. Conocí a personas increíbles.

Aunque cada día era pesado y terminábamos muy cansados, nunca dejé de divertirme y pasarla muy bien, además de que todo, hasta el desmadre, es un entrenamiento constante, pues ellos juegan a insultarse de forma intelectual y responderse una y otra vez hasta que alguno queda callado. Tienes que ser muy veloz y muy creativo para responder cada que alguno te la aplica o te pone una trampa en lo que Fénix llama "ajedrez conversacional". Es como una competencia de inteligencia, reacción y habilidades sociales.

Es increíble la calidad y calidez humana que encuentras en todos y en cada uno, esa sensación de poder hablar de un tema del que no hablas con nadie más, y con ellos es distinto, desde risas, silencios, emociones, trampas mentales, camaradería, hasta dolores de cabeza de tanto trabajar y trabajar arduamente, pues en la sesión teórica se hacen dinámicas donde ellos te sargean y tú les pones las pruebas que a ti te han puesto, pero luego te toca hacerlo y en mi caso me pusieron situaciones tan difíciles que eran casi irreales.

Ese día la mayoría terminamos con dolor de cabeza.

Algunos de mis compañeros:

Enzio: El primero con quien hice amistad, su buena vibra y sentido del humor inquebrantable, además es increíble lo parecido que es a Mario Luna, el escritor de SexCode.

Tron: Alguien más tranquilo pero también con esa buena actitud.

Altahír: Alivianado, más tranquilo y serio pero agradable y simpático.

Camaney: Aunque con él sólo conviví un día se ve que es un desmadre.

Dios: Este señor es el más pequeño de todos, pero con una de las actitudes más firme y segura.

Nobel: Mi viejo amigo que en la escuela dejaba callados a los profes con su peculiar ingenio, alguien con quien simplemente no puedes mantenerte serio.

Ronqui: Su presencia es increíble, tiene un muy buen estilo y un carácter muy marcado y fuerte.

Fénix: Con su actitud fresca, alfa y dominante pero humilde.

Son personas de calidad y tienen esa actitud que te contagia de éxito. Todos hacían que me sintiera entre iguales, nunca como si fueses inferior por ser nuevo o algo así. Cada uno tiene su estilo y cada quien su historia, algo puedes aprender de cada uno y todos quieren animarte a superarte, no sólo en la seducción, sino en todo, en el amor, en el trabajo, en la vida, en el deporte, que por cierto Fénix me pasó unos tips y ya estoy subiendo masa muscular.

Me encantó el día en que practicamos en campo, pero ahora nos tocó ver a Fénix.

Fénix llegó ese día al punto de reunión y empezó a llevarse a cada uno a sargear con él. Cada uno regresaba y le contaba a los demás lo que había visto a Fénix hacer, cómo lo había hecho, qué había dicho, las reacciones de los sets, etc.

A mí me tocó hasta el último, supongo que Fénix lo hizo así porque de alguna forma yo estaba más adelantado que mis compañeros, así que llegó la hora, regresó Fénix al grupo donde estábamos todos y veo que empiezan a hablar sobre un set que se veía a lo lejos, era un grupo grande, había más de 15 hombres en un set un poco disperso y entre todos, una chica.

De repente Fénix me llama y empezamos a caminar hacia el set. Le pregunto "¿Qué hago yo?", me dice "nada, tú sólo relájate y tranquilo".

Fénix se acerca y empieza a hablar con su voz diferente y más fuerte, todos voltean a verle, el hace como una introducción, luego varias de las cosas que nos había enseñado el día anterior, y luego empieza a hablar con la chica mientras los demás hombres apoyan a Fénix y la chica se pone nerviosa. Total, ella se manda la solicitud en Facebook desde el celular de Fénix.

Luego nos vamos y Fénix vuelve a hacer lo mismo en un grupo mixto como de 9 personas, aprovechando que uno de ellos, según yo, un gay, lleva el estilo de uno de los integrantes de Camila, entonces hace amistad con él, cierra con la chica más bonita del grupo, una chica de rasgos japoneses, el chavo gay felicita a Fénix diciéndole que eso no lo hace cualquiera, se despiden, Fénix se despide del grupo y nos vamos.

Termina la mitad del día y ahora vamos de nuevo nosotros. Fénix nos volverá a ver a cada uno pero ahora sargeando con todo lo que habíamos aprendido.

Mis compañeros se pusieron muy nerviosos y creo que no les fue muy bien, al final del día Fénix se dirigió a todos y les platicó un poco del "campo de distorsión de la realidad" de Steve Jobs y cómo ellos lo estaban utilizando para inventarse sus propios límites. Luego puso una analogía de "entrenamiento de guerra" y recordó a todos que en el campo las circunstancias no van a ser como nosotros quisiéramos, así que tenemos que prepararnos para todo.

A uno de mis compañeros le fue más o menos bien, pero Fénix le dijo aún muchas cosas en las que debía poner mucha atención para mejorar.

Cuando a Fénix le tocó verme, me dijo que si lo necesitaba, él iba a "leerme el set" y me daría instrucciones precisas de qué hacer, le dije que quería hacerlo yo solo, lo hice y al terminar me dio una crítica, me volvió a decir lo que el primer día, que debía ser más dominante y que incluso si era capaz, yo debería lograr significar para las chicas una aventura emocionante. Ser más dominante, ser más dominante…

Mi último abordaje en el seminario:

Caminábamos Fénix y yo, y de repente cruzamos a una chica alta (más que Fénix y yo) que venía con dos amigos, me dice Fénix "abórdala", le digo "es que es más alta", me dice "¿y eso qué?".

Fénix: Mira, vas a acercarte, detienes al set y le dices a la chica "dice mi amigo que te me quedaste viendo", y más instrucciones que no puedo decir aquí…

"Pues va" le digo yo…

Me acerqué, detuve al set, le dije lo que debía decirle, la chica se impresionó de que fuera algo directo, se ruborizó y se interesó en mí. Ella iba con unos amigos y yo con Fénix, seguí la dinámica, pasamos teléfonos, quedamos de agregarnos a Facebook y me despedí de la chica…

Antes, cuando ya me disponía a irme, interrumpió Fénix y empezó a hablar con la chica, no recuerdo exactamente qué, pero la regañó amistosamente por no aprovechar que el destino nos había puesto en el mismo lugar y la forma tan bonita en que nos habíamos conocido, así que mínimo debíamos ir a comprar algún postre y nos propuso tomarnos de la mano como si de verdad fuéramos una bonita pareja.

Yo soy alto, pero la chica era un poco más alta que yo. Íbamos caminando de la mano y Fénix iba con sus dos amigos. Ella y yo íbamos platicando, actuábamos como si nos conociéramos de hace tiempo, sentí un interés muy genuino de su parte, comimos y antes de despedirnos de nuevo nos dice Alexis a todos "Timeback, les robo un segundo a mi amigo para discutir un negocio".

Entonces ya hablando conmigo me dice Fénix.

Fénix: A esa chica ya la puedes besar, pero no lo hagas, antes de despedirte la abrazas y le susurras al oído "me muero por rozar tus labios, pero prefiero hacerlo después"…

Yo le dije algo parecido, y ella puso una sonrisa hermosa, sus ojos tenían un brillo como alguien que se siente feliz.

Veinte minutos… En veinte minutos logré eso, y ahora sabía que era capaz de mucho más…

Justo después cuando la agregué en Facebook vi que el día que la conocí ella había publicado en su muro "sinceramente, yo también lo quería besar!! *-*"…

Se sentía muy padre, es más, seguro tenía cara de niño bobo cuando hace una travesura.

Entendí que no era sólo seducir y seguir unos cuantos pasos, las reglas para ser un máster… Se trata de romanticismo y de ser quien eres pero con mucha actitud, con mucha energía, sentir y expresarlo.

Todo esto se trataba de disfrutar cada acción, cada error y cada experiencia vivida, que no sólo es seducción, es algo que añades a tu estilo de vida y que cuando lo internalizas ya no sale, se convierte en parte de ti, en tu esencia.

A partir de aquí empiezas a ver las cosas muy diferentes, diferente a como las ven la mayoría de las personas, y eso te llena, sonríes sin razón, disfrutas el momento y el camino que estás andando cualquiera que sea.

Cambios que he logrado:

Tengo una actitud mucho más positiva ahora (más de lo que ya tenía), mis amigos y sobre todo mi mejor amiga me notan un "algo". Incluso probando un poco lo que decía Fénix sobre ser "más dominante", mi mejor amiga me dijo "ay no me hables así porque yo también caigo".

Me estoy divirtiendo más ahora aprendiendo y sobre todo forzándome a hacer cosas que me hagan ser único.

Trato de estar al pendiente de pensar más en cada cosa e ingeniármelas para superar acertijos.

Estoy tratando de ser más receptivo con la gente que me rodea y me gusta disfrutar cada momento como lo que es: Un momento único e irrepetible donde no hay instantes vacíos.

Lo estoy intentando todo con esas %&@#$ ganas como cuando haces lo que más te apasiona en la vida.

¿Aconsejaría a un amigo a tomar el Seminario?

No sé cuántas personas vayan a leer esto pero quienes lo lean: Sí.

Sí recomiendo esta experiencia, no sólo a un amigo sino a todos los que quiera disfrutar de las chicas y claro, también de nuevos amigos y nuevas formas de ver los problemas y a las personas que te rodean a diario.

Pero además tienes que estar dispuesto a ir con todo, que salgas y por una vez tomes el riesgo de sumergirte a algo nuevo que te servirá para siempre. De verdad, toma el riesgo, lo vale y lo seguirá valiendo, cada peso, cada gota de esfuerzo y dedicación.

Eso sí, es muy pesado y antes de la primera sesión, tienes que convencerte de que estás listo para intentarlo todo.

8 comentarios :

  1. isaitrian@hotmail.com15 de abril de 2012, 09:08

    Padrisima u experiencia, he tratado de inscribirme pero no se que pasa que nunca me llega la confirmación, quizá esté algo saturado, he leído el libro de Style, incluso el de Mystery, y aunque tengo ya varias rutinas buenas y he aplicado dos de ellas (sólo dos abordajes en meses) y han funcionado, aun no puedo vencer la ansiedad de abrir con una chica 9, espero poder tomar el seminario y también me latería conocer algún amigo aqui de quien ser ala. Saludos...

    Isaí isaitrian@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Muy buena experencia, desde mi punto de vista se aprende mucho mas, me gustaria participar en un seminario en el DF claro, Cuando organizan un nuevo seminario? Tambien me gustaria conocer una ala, estoy cerca del metro coyoacan. Saludos
    peck501@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades, de verdad que envidia de la buena que hayas participado de esa eperiencia, al leer tu reseña me surgió el deseo de comprometerme más con esto de la seducción... lo pintan tan fácil y sencillo, pero la verdad se requieren tremendos huevos y parece ser que es la especialidad de Fénix el inspirarte a tomar tu papel de hombre...

    ResponderEliminar
  4. A los lifestylers han pensado en dar esos seminarios en otro Pais uno no tan lejano como Guatemala eso seria padrisimo

    ResponderEliminar
  5. woow..!
    Me encanto, me llevaste al lugar... Sentí como si estuviera viviendo esa experiencia de estar ahí en el seminario...
    Espero que muy pronto fenix abra las inscripciones para los nuevos seminarios en el DF, se que habrá nuevas cosas y que será más costoso, pero desde hace casi medio año ha sido mi sueño asistir a uno de sus seminarios, y por muchas cuestiones no he podido, pero ahora no dejaré pasar más tiempo... Todo esta listo!! Voy a ir!! :)

    Master_GARU

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Definitivamente me encanto¡¡

    Lo expresaste tan vividamente que me hizo recordar mi primer seminario, al igual que el tuyo fue increible y sigo todavia en contacto de los que podria llamar mis hermanos LifeStyle, ¡¡estas experiencias siempre valdran la pena¡¡

    Exito¡¡

    ResponderEliminar
  7. Pues yo no se, pero si Fenix no está en los siguientes seminarios no pienso ir. (Lo digo porque en un artículo pasado el mencionaba que dejará a cargo a otros seminaristas.)

    ResponderEliminar
  8. we quiero el seminario A QUIEN TENGO QUE MATAR ATT: gus_thomas69@hotmail.com ya deje solicitud epro nada o alguna persona que me pueda decir como le puedo hacer
    ¿?¿?¿?

    ResponderEliminar