sábado, 8 de septiembre de 2001

Como ligar a una chava con novio | Relato



Fue hace casi dos años y hoy sigo recordándola junto a esta canción: América / Razorlight.

La primera vez que la escuché fue con ella, viendo videos en la pantalla gigante de un bar… pero la conocí semanas antes.

No es un artículo instructivo ni ella la chica que más quise, sólo un relato personal para mi blog.

Se llama Valery y la conocí en seminario, no estoy seguro si la vi primero o fue hasta que un LifeStyle me pidió que le enseñara como la conocería, era linda, era mi tipo, me había gustado y ese día mostraba en campo lo que habíamos practicado días atrás. Iba acompañada de un chico que parecía su novio (era sólo un amigo).

Algo en ella me atraía más que otras mujeres: Sus ojos, su nariz finita, sus labios sensuales, su cadera y piernas, era todo, un semblante muy tierno, coqueto e inocente, parecía risueña e ingenua... pero no lo era, o al menos era más que eso y lo supe pronto… era soberbia, creída, orgullosa, segura de lo que podía conseguir de los hombres tan sólo con mirarles y hablarles lindo, era sensual y lo aprovechaba, caminaba y conseguía que los hombres voltearan a verla.

Ya no se trata de que una chica saque ventaja de su poder sobre los hombres, es más bien que no sabe otro estilo de vida, es cosa natural ese poder de seducir, enloquecer, cautivar y conseguir todo sin hacer mucho o prácticamente nada.

Había más, estudiaba una carrera con mayoría de hombres ¿sabes de lo que hablo? Clases con 50 hombres y ninguna, una o dos mujeres; una larga fila de pretendientes constantes y pacientes esperando y ganando su oportunidad.

¿La verdad? No la seduje, esta vez no, no como quería, en cambio ella sí lo hizo, llevó hasta el límite mi deseo de besarla por primera vez, de ver su piel desnuda debajo de la ropa, de sentir su cuerpo cálido sobre el mío y de escucharla decir palabras tiernas y mirarme enamorada. Esto último duró más bien poco y se limitaba a insinuaciones. Para ambos estaba claro que era sólo el momento y acabaría de pronto, súbitamente… era emocionante estar con ella y saber que cada vez podía ser la última. Una parte de mi deseaba sentirla segura y otra disfrutaba la incertidumbre.

La última vez que hablé con ella fue cuando quería darme una sorpresa, nunca la supe, deseaba verme y yo también, esperaba su llamada pero aquel día estaba ocupado y lo dejamos para luego, un "luego" que no llegó.

Recuerdo que estando acostados acariciaba su cabello pensando "¡Te quiero gatito! (así la llamaba)", pero no se lo dije... era entre nosotros más natural decir "¡deseo!", "¡me gustas!", "¡me excitas!", y todo lo propio de una aventura fugaz.

Primera cita

La primera vez que salimos la besé y enseguida le dije algo como esto:

"No voy a mentirte, no quiero ser tu amigo, si eso implica hacer cosas atrevidas y arriesgarme a que te enojes, lo acepto"

Supuestamente se molestó… y digo "supuestamente" porque volvió a mencionarme a su músico (el novio) pero aún caminábamos de la mano, la abrazaba por la espalda y besaba su cabello.

Segunda cita

En la segunda ocasión el plan era ver ropa, paseamos por todo el lugar probándonos prendas, estilos y accesorios, fuimos a por un helado de intercambio (un divertido test de compatibilidad), luego no había algo bueno en cartelera... en fin. Era bueno sólo estar con ella, platicar simplezas, un poco de nuestra vida, conocernos, culparla por cosas y meterme con ella, en aquel tiempo ponía estrellitas o "tachecitos" según ellas hacían cosas que me gustaran o no.


¿Qué hacia ella? Decía "me gustas", miraba mis ojos, mi boca, se acercaba lentamente para besarme... y justo antes de rozar mis labios con los suyos se alejaba de nuevo mirándome a los ojos... mordiendo sus labios...

"Es que no puedo hacerlo…"

… decía, sonreía pícaramente y me volvía loco, odiaba y disfrutaba ese maldito éxtasis…

"Pero... ¿por qué no? ¿No te gusto?..."

… con gesto triste y perdedor, le habría contestado mi inseguridad años atrás, pero ahora sabía que eso nunca funcionaba, tenía que jugar su juego, seguir y ganar, así que unas veces le decía…

"Es verdad… ¡No puedes!", "Uy… ¡Qué tristeza que no puedas!" retándola…

… otras le decía "¡Cállate!" tomando su cabello y a veces conversábamos con nuestros labios apenas rozándose.

Nadie dijo las reglas, pero yo perdía en el juego de poder si volvía a besarla y ella se alejaba o no correspondía, así que tenía que hacer que ella me deseara al menos un poco de lo que yo la deseaba, no era fácil, pero era excitante, emocionante y divertido vivir esos instantes expectante de lo que pasaría.

Una "carta a mi favor"

Preselección y ese estimulo natural de competencia femenina.

Nos besamos por primera vez varias horas más tarde… ¿y cuál era esa carta casual a mi favor? Encontrarnos con una amiga muy atractiva, linda y de bonito cuerpo y su acompañante…

Sus muestras de cariño e interés despertaron en Valery el instinto natural de competencia, de mostrar que yo iba con ella, que estaba cautivado por ella; así son las mujeres.

No era casual que junto a mi amiga, Valery fuera más cariñosa e insinuante conmigo, que sus miradas fueran sensuales en medio de una conversación cualquiera o que apretara mi mano en el momento justo como en una comunicación secreta entre ambos… Un poco más tarde la escuchaba por primera vez entregada diciendo "… es que me gustas demasiado…" y por fin nos besábamos por primera vez, suave, lento, disfrutando sus labios, el sabor de su saliva, acariciar su mejilla y que ella pusiera su mano sobre mi pecho, dejándose llevar.

Decidimos ir a un bar los cuatro. Mi amiga y yo les platicamos cómo nos conocimos y algunas anécdotas de la universidad hacía algún tiempo, luego nos preguntó si éramos novios…

"¡Está embarazada, vamos a casarnos!"… respondí rápidamente, bromeando, y Valery me siguió el juego.

Después de un rato de seguir la broma e improvisar nuestra historia juntos y los planes de unión conyugal les aclaré que no estaba embarazada y que no nos íbamos a casar, pero que la verdad era que ella (Valery) estaba tratando de conquistarme y yo me lo iba a tener que pensar muy bien porque iba muy rápido conmigo.

La apertura

Cuando caminé hacia ella por primera vez no sabía que se convertiría en una mujer especial a quien recordaría varios años, era sólo un impulso físico, un deseo banal, un momento de improvisación, después una experiencia, y ahora una colección de ricos recuerdos… ricos… recuerdos…

Me acerqué y empecé a hablar con ella y su amigo, Valery aún me miraba expectante pero indiferente y déspota con ese gesto que expresa todo y nada, fui directo y persuasivo, ingenioso, sólo hice algo parecido a otras ocasiones, enseguida me dijo que tenía novio… una… dos… ¡tres veces o más!... pero no importaba, después de todo si una "chica prohibida" sale contigo es porque muy feliz no era, es frío pero es verdad.

Respondí algo insinuante y retador cada vez que lo decía, se trataba de mostrarle decisión por ella y seguridad para atraerla, empezó a sonreír porque no podía batearme sin que hubiera una réplica ingeniosa o inteligente y no fue hasta entonces que empezó a mostrarse interesada pero dejando muy claro "otra vez" que tenía novio: Un músico. Eso no me detendría, yo tampoco quería que ella fuera mi novia, en ese momento mi único objetivo era sólo hacer que todo sucediera, dar el siguiente paso.

Nos despedimos, le di la mano a su amigo, volví a mirarla a los ojos y quedamos en que le marcaría pronto y ella debía responder muy linda o yo podría entristecer, y entre el desconcierto aventarme desde el balcón de mi departamento en el 5to piso, cosa que arruinaría la vida de un atractivo chico prometedor y ella no podría cargar con ese remordimiento toda su vida. La teoría de las mariposas que dice que si no va a ser linda conmigo podría ser infeliz sin mí.

Su estrategia de seducción

No estuve en México varios días, casi dos semanas y cuando volví la llamé, fue indiferente y eso no me gustaba, era desagradable su desinterés y la verdad me desanimaba, pero sabía que tampoco era un gran problema pues yo tenía un plan y en él contaba con que estar con ella no fuera tan sencillo…

Mientras tanto yo salía con otras personas y eso me evitaba obsesionarme o hacerme vulnerable a un mal resultado, pues Valery en verdad me atraía, porque me gustaba, porque me ignoraba pero también porque era sólo su pose: no iba a ser una mujer fácil y tampoco quería que yo lo pensara, por eso después me gustaba culparme por insistir y decirle "rompiste récord conmigo ¿cuántas veces me bateaste? ¿veinte?".

Ya se había convertido en reto, no estoy orgulloso de eso pero también soy estimulable, mi atracción no era una elección a voluntad.

Su estrategia funcionaba conmigo, por más que quisiera evitarlo no podía controlar el sentirme más atraído. Sonreía, era coqueta y acariciaba su cabello al mismo tiempo que decía algo sobre su novio, tenía bastante preselección a su favor, caminaba luciendo su cuerpo, miraba mis labios, luego sonreía, enseguida era indiferente, cambiaba de tema y después repetía el patrón.

Sabía cuál era su juego, sabía exactamente qué es lo que hacía para provocarme, sabía cómo todo eso funcionaba psicológicamente a su favor y aun así me podía, me hacía estar interesado y su ausencia por periodos me obligaba a elegirla a ella frente a otra mujer. Aun sabiendo todo eso y estando consciente de su juego, funcionaba en mí.

Esto no está ordenado, los recuerdos son desordenados.


Tercera cita

Ver películas en mi departamento

Si va a mi departamento es que ya le gusto, pasamos a la siguiente etapa, así ella percibe que soy detallista y hogareño. Sólo hasta hace poco recordé que entonces solía preparar gelatinas por la mañana para la primera cita en el depa.

Se llama cortejo, es parte de mi ritual de seducción: Un paseo por mi departamento, un poco de desnudez al ponerme cómodo, cepillarme los dientes y caminar por allí descalzo como si fuera mi amiga de toda la vida, ver mis videoclips preferidos en HD y 5.1, y horas después hacerle el amor…

Nuestra primera vez… juntos, excitarme además del placer y estimulo físico, también con la imagen mental de que esa chica desnuda junto a mí, con su piel húmeda y caliente, perdiendo la mirada de placer, mordiendo sus labios y gimiendo lentamente, días atrás estaba en algún lugar sin conocerme mientras yo caminaba hacia ella ingeniando "algo" para crear esa nueva historia.

La primera vez

A mí me pasa siempre, será porque soy alguien romántico… cuando beso por primera vez ese instante se transforma en la gloriosa sensación de saber que ella no me conocía pero ahora disfrutaba de mi tanto como yo de ella.

Lo mismo al hacer el amor, la primera vez es única, es la culminación banal de tu éxito con una mujer. Soy carnal, soy hombre y antes de hacerle el amor la imagine desnuda y la desee todo el tiempo hasta ese momento.

Siguiente deseo

Hacerla enamorarse de mí

Dormir juntos abrazados, bañarnos durante horas, pedir algo de comer, pizza o comida china y volver a salir, al cine, a caminar, a pasear o a una fiesta con sus amigas.

Estar del otro lado se siente bien, ser quien esta con ella bailando sensual y provocativamente frente a otros, disfrutando ese momento… Alejarte a por algo y ver cómo cada vez que te ausentas alguien se acerca a intentar conocerla.

A mí no me molesta, entrené muy bien aquello de no ser celoso y a menos que alguien le faltase al respeto, me agrada que otros hombres deseen a la mujer que me acompaña, otros sólo lo imaginan pero esa noche la pasa conmigo, luego, cuando ya no está conmigo, lo que haga no me incumbe.

Propias perspectivas filosóficas


Es parte de nuestro proceso de aprendizaje ilusionar y ser ilusionados, herir y ser heridos, equivocarnos o hacer lo correcto, luego es libre albedrío.

A mí me han engañado, claro que tuve una novia y salió con otro, y lejos de estar resentido ahora procuro que toda mejoría personal sea consecuencia de buenas y malas experiencias. No importa lo que pase, sea lo que sea, hay una razón para caer y tres para seguir de pie (próximo artículo); o viceversa, tres para desistir y sólo una para permanecer en pie, es opción personal.

Cuando era más joven era más vulnerable e inestablemente emotivo, tenía menos experiencia para reciclar mis miedos, errores y frustraciones, y cuando una chica a quien sentía amar estuvo con otro, creí odiarla y la culpé sin saber que aunque de una forma más noble e inconsciente yo también fallaba. Me propuse hacer que se arrepintiera de su mala decisión, pero no le reclamaría, no diría una sola palabra con coraje, sólo me dedicaría plenamente a mí, a buscar algo apasionante para mí vida, a mejorar mi cuerpo y mi mente, a tratar de madurar y buscar expectativas más grandes.

Lo hice, al notar el cambio volvió a buscarme, no la odiaba, no la culpaba, no disfrutaba rechazarla, únicamente mis deseos y objetivos habían cambiado por otros cuando estuve listo para descubrirlos.

La mayoría de las parejas se equivocaron al elegirse o al adecuarse y lograr lo mejor de ambos y no son uno para el otro, fallarán y probablemente aprenderán, luego seguro seguirán buscando y formando nuevas parejas.

¿Hay culpables? ¿Quién?

  • ¿Él tercero por entrometerse? ¿Es entonces que debería renunciar a descubrir a alguien con quien podría transformar su vida sólo porque ya otro la apartó?
  • ¿El que es infiel es el culpable? Es malo engañar deliberadamente, pero es un derecho errar y estar confundido, después de todo ¿quién no se ha sentido atado a una persona que se quiere pero ya no se ama y precisamente por ese cariño no se tiene el valor a lastimarle de frente?
  • ¿El engañado es el culpable? ¿Cuántas personas después de haber enamorado se transforman y entregan a la dejadez mostrando únicamente a un nuevo desconocido mediocre y descuidado? Las relaciones se cuidan, y si no se cuidan, marchitan.

Más que culpables en las relaciones, hay cambios y para afrontar los cambios más radicales se requiere madurez.

Un ejemplo nuestra cultura, cuando somos conformistas y flojos, y con la cara empapada de mediocridad culpamos a otros por lo que no hemos logrado conseguir.

Es fácil culpar y señalar, es difícil mirarse a sí mismo y criticar. Pero vaya, es sólo mi punto de vista…

Y regresando al tema, estaré en "aquel" lugar y trataré de hacerlo como se debe porque…

"... a veces también quiero enamorarme..."

Cuando lo desee tendré una novia y pienso que será diferente porque será otra etapa de mi vida, cuando encuentre a esa mujer a la que no sólo deseo, sino a la que admiro, respeto, acepto y amo por ser quien es… Toda ella, cada centímetro y cada segundo…

A veces quiero enamorarme y decir a otras chicas "ella es mi novia", "es la mujer que superó mis expectativas" y tener el placer de elegirla siempre a ella cuando podrían ser otras.

Cuando es "elección" estar con una sola mujer vale mucho para ambos, cuando es por conformidad, incapacidad y/o ausencia de opciones, eso seguro va a terminar mal.

Quiero intensidad emocional, pero aún no conozco a mí chica, y aún no soy el mejor que puedo ser en todos los aspectos de mi vida para sentirme pleno, vivido y sin deseos secretos de ese "algo más" (que por apresurarme y no arriesgar) me quedé con las ganas de vivir.

Debo aprender más, crecer y mejorar, y debo disfrutar y llenarme de experiencias como esta, quiero hacerlo una y otra vez y que cada vez vuelva a ser diferente, excitante y única.

Tantas cosas deseo y el tiempo corre muy a prisa.

Te contaré una reflexión que será absolutamente trascendente en tu vida si logras recordarla siempre.

Si mañana al despertar apareciese junto a ti como por arte de magia un sobre con $86,400 pesos y pudieses hacer con ese dinero lo que desees: gastarlo, obsequiarlo, tirarlo, lo que sea, excepto conservarlo… Y así cada día, por el resto de tu vida…

¿Qué harías? Tómate un momento y piénsalo… ¿Qué harías?

Pues no aparecerá un sobre con $86,400 pesos, sino un obsequio de 86,400 segundos que deberás utilizarlos como quieras… ¿Qué harás con ellos cada día...? ¡Es imposible conservarlos!

Visto así es tu decisión más importante cada día.

Comercial original de Mercedes Benz

Escucha, esta canción me gusta: Hang With Me / Robyn, o esta otra: Inténtalo / 3Ball & América Sierra. Si confías en mi gusto también deberías ver pronto Limitless.

… y hasta la próxima.

17 comentarios :

  1. Wao! mano de verás te quiero conocer...lo complicado es ahorrar para el pasaje a méxico...En un año a lo mucho estaré estrechandote la mano...te lo prometo.
    Gracias por compartir
    Inspiras inmediatamente a seguir a pesar de los flakes o cualquier cosa que siquiera podría quitarme la sonrisa.
    Un abrazo
    Arcturus

    ResponderEliminar
  2. Mas preciso no puedes ser.......excelente......Eres el Mas grande Maestro de seducción...Mil gracias............

    ResponderEliminar
  3. eres grande canijo! gracias por esto

    ResponderEliminar
  4. muy buen post bro, me pagó tu reflexión! sigue asi, se te extraña! un abrazo y mucho exito hermanito!

    Aven Vertigo

    ResponderEliminar
  5. HErmano... me agrado este post. Tenia rato que no leia algo sobre seduccion y esto me agrado una reflexion de caso.
    Espero sigas con exito cuidate y un abrazo de tu amigo Sneijder

    ResponderEliminar
  6. Buen post. Me agrada saber más de las experiencias que haz tenido. Siempre aportas algo a todos.

    Y me recordaste algo, tengo que trabajar en mis celos.

    ResponderEliminar
  7. brother muy buen articulo gracias por compartirlo un abrazo buena vibra

    --> giacomoTBhunter <---

    ResponderEliminar
  8. Saludos Amigo Se te quiere,se te aprecia, y se aprende de tus experiencias. Un gran abrazo y enhorabuena por compartirlas con tal dettalle y dedicación.

    Felicidades por el estilo de escribir por la habilidad para comunicarnos lo que sientes y por la gran comunicación escrita que has desarrollado, estoy orgulloso de ti mi gtran amigo.... me alegra.

    Un abrazo.

    Gran COnvicción. Determinación y amor y pasión. Es Fenix LIfe Style.

    Amigo has crecido y has madurado mucho.
    Inovak Van Deluxe.

    ResponderEliminar
  9. extraordinario post, mi favorito saludos desde gdl hermano nos vemos en los panamericanos.

    ResponderEliminar
  10. Oye una pregunta ¿como reconocer una chica facil?

    ResponderEliminar
  11. hola me encanta tu blog hace poco lo descubrí y comencé a exprimirlo hasta el máximo
    tengo varias preguntas, te dejo de las q me acuerdo por ahora¡'
    1)como reconocer si una chica es fácil, y a q señales estar atento?
    2)en mi país suelen robar mucho en las calles, personas pobres armadas con navajas y pistolas ¿como evitar ser robado por estas personas, me refiero a como utilizar el lenguaje corporal para evitar se seleccionado por este tipo de personas, y en el caso de ser abordado por estas personas como actuar para persuadiros y evitar la perdida de objetos personales?

    ResponderEliminar
  12. me encanto tu post a pesar de la distancia somos latinos y la verdad que me agrada lo sincero de lo que acabo de leer sigue por el mismo sendero tienes mucho arte saludes desde Honduras

    ResponderEliminar
  13. exelentes aportes ojala y esto nos sirva a todos no solo de mexico sino de de america central sigue con tus aportes y seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  14. Me encantó, me encanta la manera en la que escribes!
    Att: Alexa

    ResponderEliminar
  15. excelente articulo muy buena ayuda.

    ResponderEliminar
  16. Wow me encanto,como contacto al autor????

    andreaa.1987@hotmail.com

    ResponderEliminar
  17. Oh maestro.... si alcanzo el nivel de controlar los celos lo habre alcanzado. jajaja. Excelente Blog.

    ResponderEliminar