sábado, 11 de noviembre de 2000

Respuestas Alfa a situaciones Beta

También se pueden hacer demostraciones de alto valor cuando logramos responder bien, de forma original y con humor a situaciones adversas.

Ejemplo: Va un chico por la calle y se le dobla el pie y trastabilles (a todos nos ha pasado), o en el peor de los casos, cae totalmente. La situación ya es graciosa y ridícula por si sola, y lo que el haga la hará mas ridícula y vergonzosa (me refiero a vergüenza ajena) o podrá ganarse unos puntos si su reacción es divertida, despreocupada y original.

Mal reacción:

El chico se tropieza y cae, entonces se levanta rápidamente queriendo evitar que lo vean, esconde la cara y se va caminando rápido y cojeando.

Claramente esta es una de las peores reacciones. Porque refleja mucho temor a hacer el ridículo y quiere u ocultarlo, lo que es peor porque obviamente hay gente que lo vio caer. Y aún peor, antes de percatarse si está bien o si el golpe sólo ha sido superficial, prefiere huir, lo que refleja que a él le preocupa más el temor a hacer el ridículo que su bienestar propio. Un tropiezo lo tienen todos, es vergonzoso y ridículo de forma normal pero lo que se desencadeno después fue una demostración intensiva de escaso valor.

Buena reacción:

Lo mismo que lo anterior. Va alguien caminando por la calle, de repente se tropieza y cae…

Se repone del golpe, averigua si no se ha hecho un daño grave. Se levanta y sacude la ropa, voltea a ver a su "público" y mientras empieza a caminar de nuevo, se dirige a ellos con una frase graciosa:

  • Frase 1: Así camino yo...

  • Frase 2: Así recojo yo las monedas

  • Frase 3: Me han movido el tapete

  • Frase 4: Si yo fuera ustedes ¡Me reiría!

No es que se deba dar explicaciones a gente desconocida (ni si quiera a la gente conocida), pero ha sido un accidente susceptible de ser ridículo y gracioso. El hecho de no querer aceptarlo lo hace más ridículo, mejor aceptarlo y reflejar que ha sido un tropiezo cualquiera y que además lo ha tomado sin preocupación. A esto me refiero cuando digo que "no te tomes nada demasiado en serio".

Espero que este ejemplo con este tipo de reacciones antagónicas ayude a dejar claro el artículo de hoy.

Responder bien, ya sea de forma elegante o divertida, a situaciones adversas es una cualidad que muy poca gente tiene. La mayoría de la gente se preocupa demasiado y quiere ocultarlo, lo que es peor, ya que la situación ha estado a la vista de todos.

Otro ejemplo es una pelea de box donde no tenemos favoritismo por ninguno y vemos al Peleador 1 caer dos veces ante el rival y reponerse con dignidad para seguir en la batalla. Este acto es admirable y hará que los espectadoras queramos verlo ganar. Porque le ha sido más difícil la pelea pero ha estado de pie como un buen guerrero. Aunque ha caído, nos demostrado cualidades que son dignas de admiración:

  • Valentía
  • Entrega
  • Ganas
  • Resistencia
  • Corazón

Así que, aun cuando no haya tenido toda la habilidad y talento necesarios, ha demostrado otras grandes cualidades.

Es la historia de cada héroe en cada país. La historia de alguien que se sacrifico por un objetivo. Se entrego y lucho hasta el final, ya sea logrando su objetivo o siendo el ejemplo y motivación para que otros, detrás y después de él, continuaran con su lucha.

Llevado todo esto a la práctica de la seducción: No es necesario que esperes a que algo malo te pase. Simplemente puedes recordar aquellas experiencias donde has hecho esto (responder de forma original y divertida a situaciones difíciles), o hacerte de una experiencia ajena que contar (preferentemente lo primero).

Si eres un buen expositor o tienes el don de contar historias y experiencias propias o ajenas interesantes, entonces tienes una gran herramienta en la seducción.

Y si no tienes ese don ¿Qué esperas a empezar a desarrollarlo? Podrías ver monólogos en televisión (un buen ejemplo es Adal Ramones en su programa "Otro Rollo") o teatro, o a comediantes. Incluso también puedes aprender de locutores de radio.

Un pequeño mal ejemplo de cómo contar una historia:

Tu: ¡Ah! Te voy a contar algo. Hace una semana me llamo mi amigo David. Quería que lo acompañara a su casting pero yo no tenía ganas, luego me insistió y al final acepté acompañarlo. Al principio no dimos con la dirección pero preguntamos y llegamos bien. Nos formamos y todo, detrás de nosotros estaban dos chicas, una de ellas le hablo a mi amigo y...

Ahora lo mismo en un buen ejemplo sobre cómo contar una historia:

  • : ¡Ey! Por cierto ¿Te conté lo de mi amigo David?
  • Ella: Mmm… No.
  • : Umh…
  • Ella: ¿Por qué? ¿Qué paso?
  • : Pues sucede que lo acompañe al casting de actuación y cuando estábamos formados, una chica le hablo para...

Analizando un poco:

En el primer ejemplo se cuenta la historia sin ni siquiera enganchar o crear curiosidad, sin hacerla caer en el cebo y preguntarnos.

En el segundo ejemplo se omite toda la información innecesaria y se dirije rápidamente al punto interesante de la historia. Además se crean "lagunas de información" que sirven para que ella tenga curiosidad y entonces interesada (o "enganchada"), haga preguntas.

El tema de la creación de historias interesantes y cómo contarlas vale para un artículo completo o más, así que lo dejare para otro día.

¡Éxitos chicos!

1 comentario :

  1. hola, bueno real mente teneis razon con este articulo ya que real mente personas suelen responder de manera un tanto informal,en ocasiones asta ofenden diciendo palabras como teparese chistoso,que me miras,etc, bueno en realidad nosotros por lomenos alos que nos gusta esto de la seducion no es bueno responder de mal manera ademas eso mancharia nuestra imagen.

    bueno chicos(a) cuidense.....see you soon

    aven_sdich_pua

    ResponderEliminar