viernes, 10 de noviembre de 2000

La Anti-Seducción

(Véase el artículo para saber el motivo de esta imagen ¿Curiosidad?)

Hay dos habilidades muy influyentes en tu relación con las chicas, las dos son poderosas y las dos te conducen al éxito (cierres de beso, móvil y sexo, múltiples relaciones estables, novia, experiencias, etc.) o al fracaso (quedarte en el intento de todo lo demás):

  • La Seducción: Es la habilidad de ser atractivo y desarrollar una dinámica social que te permita venderte al mejor precio (no me remito a las definiciones de diccionario porque ya sabemos a lo que podemos llegar).

  • La Anti-Seducción: Es la habilidad innata de hacer todo lo más repulsivo para las chicas y aun así preguntarte ingenuamente "¿Qué estoy haciendo mal?".

Ejemplos de habilidades de seducción: Sólo lee otros artículos del blog.

Ejemplos de habilidades o acciones Anti-Seducción:

Nota: Si crees que algo de esto tú lo haces, lo harías, o es parte de tu personalidad, deberías pensar seriamente en corregirlo, porque obviamente no quieres seguir fracasando.

  • Muestras necesidad de afecto y necesidad de satisfacción sexual.

  • Tratas de convencer a las mujeres con razones lógicas, de que eres un buen hombre (véase la imagen principal del artículo).

  • Eres un pervertido y crees que una mujer es culo y tetas.

  • Eres chantajista para obtener algo de ellas.

  • Eres una persona sucia que no cuida su salud y aspecto físico.

La lista puede seguir pero el artículo no se llama "Lista enorme de acciones, hábitos o actitudes Anti-Seducción".

El punto de este artículo no es definir una nueva palabra: "Anti-Seducción", es en lugar de eso, mostrarte que no sólo debes tener buenas habilidades y buenas estrategias, también debes dejar muy atrás en el camino las malas. Aunque no lo queramos, las malas impresiones, malas acciones y malos hábitos son más poderosos frente a las buenas impresiones, acciones y habidos.

Algunas analogías que se me acaban de ocurrir y acomodan:

  • Se necesita una gota de agua sucia para contaminar litros de agua limpia, y ni con litros de agua limpia purificarías agua sucia.

  • En la sociedad (ya no hablando específicamente de seducción) pasa igual. En un equipo de trabajo, se necesita de todos para progresar al ritmo deseado, si uno falla, falla el equipo.

  • En el gobierno (de cualquier país), hace falta uno solo que sea corrupto o inútil en su labor para afectar a muchas personas.

Si nos enfocamos particularmente al arte de la seducción, claramente se cumplen esto, tanto que tengo certeza en lo que voy q decirte:

No hacen falta todas las habilidades seductivas que te aconsejo aquí. Si eres capaz tan sólo de eliminar tus hábitos anti-seductivos serás un hombre muy atractivo.

El trasfondo es: No se pueden simplemente borrar los malos hábitos, tienen que sustituirse por hábitos que los contrasten.

Veamos 3 hábitos demasiado simples que pueden ayudarte y empezar a cambiarte por completo:

  • 1. Critícate: Somos a veces nuestros mayores críticos, pero también los mejores, porque realmente nadie más sabe todo de nosotros y nadie más podrá criticarnos con todas las cartas en la mano. El problema de la autocrítica es que si la acompañas con "nada de actividad y voluntad", terminaras siendo un gran inseguro, mediocre, fracasado y descontento contigo mismo. Si acompañas la autocrítica con "acciones, voluntad y dedicación", cada día habrá algo mejor en ti y algo menos que puedas criticarte.

  • 2. ¡Vive!: Si te pones a pensar tranquilamente, reflexionas y recuerdas a detalle. Las experiencias más importantes de tu vida están llenas de emociones, locura, atrevimiento, espontaneidad y actividad. Eso es por lo que realmente vale la pena vivir. Nunca vivir será: estar inactivo torturándote mentalmente por no hacer nada y pensar (y pensar, y pensar…) qué después harás todo lo que ahora mismo, en este instante, estás dejando pasar (¡vale! Termina de leer mi artículo y luego ve directo a la acción).

  • 3. Práctica nuevas actividades: Dale la bienvenida a otras cosas a tu vida. No importa cuáles sean, si son aceptables (no lo explicaré, ya supongo de principio que mis lectores no son psicópatas que podrían estar malentendiendo cada una de mis palabras), hazlas, pruébalas, practícalas. Abre los ojos y empieza a descubrir todo de lo que te has estado escondiendo y todo lo que has perdido sin darte cuenta.

Se me ocurren esos tres. Ya después podrás centrarte en consejos más técnicos, específicos o avanzados. Sabiendo que muchos chicos aún no llegan a "eso" y necesitan de "esto", entonces vale la pena mirar un poco atrás y recordar que aunque muchos ya estamos "en el camino" también empezamos por el principio.

¡Éxito!

No hay comentarios. :

Publicar un comentario