sábado, 28 de noviembre de 2009

Hacer lo correcto no es siempre lo correcto

Me parece que lo que escribiré hoy está relacionado con el artículo del otro día "vive cada instante de tu vida" y además creo que es otro de esos artículos de "no sólo seducción".

No importa si tienes 20 o 40 años, si eres independiente o aún vives con tus padres (o familiares). Alguna vez fuiste (o eres) un adolecente ingenuo, y tus padres (o tutores) que te quieren, querían o quieren lo mejor para ti. El punto es que si fuera por ellos, en esa etapa y de por vida, elegirían a tu novia, elegirían cuándo es el día "adecuado" para perder tu virginidad, elegirían tus gustos, tu carrera, tu trabajo, tu ropa y todo lo que para ellos significara lo mejor para ti. Ellos no lo hacen con mala intención, pero a veces su buena intención se escapa de lo que realmente podría hacerte feliz y al contrario, estaría haciéndote miserable.

Hay errores que tienes que vivir en carne propia, hay una "actitud rebelde" que tiene que apoderarse de ti en alguna etapa de tu vida, tienes que ir contra el mundo por algún ideal que quieras defender con las entrañas. No significa que sea "lo correcto", es simplemente parte del crecimiento, desarrollo y el proceso de tu madurez. Tienes que aprender a creer en algo, a defender algo y luego poder argumentar con razones tus decisiones. Poder defender aquello en lo que crees, tener verdadera "pasión".

No solo pasa en la adolescencia, pasa todo el tiempo, en cualquier etapa de la vida. Hay decisiones que no son las correctas, pero sin ellas sentirías que te cortan las alas, y es mejor vivir y cometer un error a que alguien más viva por ti ¡Es tu vida!

Cuando desees algo con tanto fervor, cuando te produzca verdadera pasión, y cuando tengas que ir contra corriente porque eres el único que cree en ello, si sabes que eso lo que quieres en tu vida ¡Hazlo! No preguntes y no pienses más, sólo ¡hazlo! Si es una decisión propia que sólo afecta tu vida (porque también debes cumplir con tus responsabilidades y tu respeto hacia los demás) entonces ¡hazlo! Vale la pena porque es tu vida y las consecuencias (malas, regulares, buenas o excepcionales) las pagas tú, no dejes que alguien más viva tu vida y la dirija por ti.

¡La independencia es atractiva!

¡Éxito brother!

No hay comentarios. :

Publicar un comentario