viernes, 14 de julio de 2000

Sobre el tema: “Aven Fenix hace copy&paste”



Reedición en el 2011 de un artículo escrito varios años atrás |

"Brevemente", mi experiencia. Tengo que aclarar que sin importar si somos exitosos o no exitosos con las chicas, "Aven's" o chicos normales, nada de lo que aprendamos sobre seducción debe ser pretexto para lastimar, maltratar, humillar o hacer daño a cualquier chica.

Sólo pretendemos ser más atractivos a sus ojos, tener mayores y mejores oportunidades, compartir experiencias, diversión, y aprender junto a ellas. A fin de cuentas, llegaron a este sitio y leen esto por ellas.

Quiero advertir a quienes no conozcan sobre seducción, que aprenderán a sargear (salir únicamente a iniciar algo mujeres atractivas), y con ello, también psicología, relaciones, etc. Crearán una personalidad más fuerte e íntegra de la que tienen ahora. Aprenderán a ser líderes y aprovechar mejor cada situación, como una entrevista de empleo, manejar un negocio, relaciones familiares y con amigos, en fin, cualquier relación social.

Les contaré un poco de mi estilo de vida antes y después de aprender y empaparme sobre material de seducción, psicología, PNL, magia, marketing, relaciones, hipnosis, liderazgo, etc.


Siempre he amado a las mujeres y me cautiva la belleza femenina (o instinto sexual). Desde pequeño conocía chicas (a mis 9 tuve una novia de 13 años, la diferencia de estatura era enorme, bueno, supongo que yo era tierno y curioso para ella), y siempre, siempre lo intentaba, aunque a veces significara recibir malas y peores respuestas, hacer el ridículo, sentirme rechazado, o herir mi ego por la mala respuesta de ellas.

Me convertí en algo así como un "experto en técnicas primitivas de seducción", salía con chicas, era un "buen chico" ("Yo también te quiero / Youtube") demostrando interés desde el principio, haciendo una original labor de conquista, regalando flores, invitando a lugares. Y de hecho, nunca me atreví a robar un beso (ahora soy un especialista haciéndolo y me cuesta aceptar tantas oportunidades perdidas por timidez).

Sencillo, en el mejor de los casos, si quería un beso, lo pedía, o en el peor de ellos, esperaba impaciente hasta que la situación fuera propicia para ello (una clara señal de ella, una mirada, una insinuación), y perdí no una oportunidad, decenas, o quizá cientos, nunca lo sabré..

Mi frase "¿Te gustaría ser mi novia?" suponía por respuesta una sentencia para mí. Mi autoestima estaba en juego, eso dolía.

¿Suena mal? Era peor, olvidé mencionar que si tenían novio, yo como buen chico me apartaba. Fui preferido como amigo más veces de las que quiero recordar y con mujeres que de verdad me atraían, me hacían sentir emocionado, entusiasmado, y luego únicamente debía conformarme.

Tuve que esperar por "el favor" que ellas me hacían (así lo veía antes) todo lo que fuera necesario o mi paciencia pudiera soportar. Estar nervioso a su lado era normal, así como tratar de que siempre estuvieran a gusto, consentidas, atendidas, importantes, únicas, haciendo caso a los típicos consejos sobre ser detallista, ser fiel, ser constante, romántico, etc., que honestamente, sirven perfecto, para "no ligar".

No es que uno deba olvidarse de ello, es que debemos administrar lo que hacemos y cómo lo hacemos, la seducción es un juego o una estrategia, y debemos aprender a jugarlo, "siempre" de forma objetiva, consiguiendo resultados y disfrutando experiencias exitosas: sexo, romance, confianza, diversión, etapas junto a alguien, y estar enamorado.


Algunas veces caía en el típico error de querer "convencerla" de que yo la cuidaría, la amaría, y la valoraría más que aquel "patán" a quien ellas "tontamente" querían. Antes no lo entendía, ahora aprovecho eso que no entendía para ser yo ese "patán" a quien ellas querían, con la diferencia de que yo no las trato mal, hago que aprendan y junto a mí mejoren como mujeres y como personas.

En fin, las amaba… ¿las amaba? Las amo, y ahora que las entiendo, más, porque únicamente son personas que actúan dirigidas por estímulos atractivos, como yo, como tú, y como cualquier persona.

¿Debo decir que en aquel entonces mi éxito con las chicas se debía a mi continua persistencia y a que siempre lo intentaba?

Había mil cosas que no entendía, el famoso "cuando las quieres no te quieren", era una de las cosas que si bien daba por hechas, aún no entendía. No sabía que inconscientemente, cuando una mujer me interesaba en serio, era cuando de verdad, seguía los pasos perfectos… para ser un pobre y desilusionado fracaso.

Algunos errores básicos:

  • Demostrar mi interés sincero sin estimular emociones, tal como hace cualquier otro hombre.
  • Tratar de ser y convertirme exactamente en lo que ellas dijeran que les gustaba.
  • Intentar, insistir y estar allí constante, paciente, incondicional, desde la perspectiva del mendigo que se gana con sacrificios eternos miserias y migajas de atención de su princesa.
  • Enviar mensajes día y noche, llamar por teléfono y celular siendo "lindo" y "atento", estar allí siempre.
  • Regalar obsequios, rosas, cartas, discos, detalles románticos, etc., que sin saberlo solo cubrían mi carencia de valor propio, al menos así era para ellas, aunque tampoco estuvieran conscientes de que eso las hacía alejarse de mí, por mostrarme tan necesitado.

Y yo pensaba que al ser fiel, atento, sincero, constante, ella pensaría "¡Wow, qué chico! Él si vale la pena, estará cuando lo necesite, será paciente y comprensivo".

Pensaba:

"si tan sólo supieras lo que yo daría por ti, correrías feliz a mis brazos".

Estaba equivocado, todo lo que antes hacía, era enviar los mensajes incorrectos, y su respuesta que no parecía tener sentido. En realidad, si tenía sentido, completamente, pero yo no lo entendía, no estaba listo, y nadie me lo enseñaba.

Muchas veces no tenía éxito, algunas otras si, aunque sólo fuera por ser el que estaba siempre allí, no porque ellas lo desearan loca y apasionadamente.

Ahora me pregunto ¿Era realmente una buena inversión? No, no lo era, y la mayoría de las veces ni siquiera lograba saber lo que se sentía besarlas y ser el que ellas desean.


Imaginen un comercial de televisión, donde anuncian un producto que es verdaderamente valioso, útil y duradero pero está dentro de una caja que dice, "te suplico que me compres, soy barato". El vendedor parece extrañamente necesitado de vender su producto, ofrece regalos a aquel que lo compre, lo lleva gratis a domicilio el día q decidan comprarlo. Y como si no fuera suficiente, al terminar el comercial, aparece el mensaje "… este producto casi nunca se vende, así que usted no se preocupe, estará disponible cuando usted lo quiera".

Podría ser un producto valioso, útil y que valga totalmente su precio, pero no despierta en ti una emoción por comprarlo y tenerlo pronto, puesto tal parece que seguirá allí hasta que un día se te dé la gana tenerlo.

En la televisión verán, y a veces no se darán cuenta, estrategias de marketing muy bien diseñadas y estructuradas.

Toda la gente vende, toda, algunos una idea, un producto, una experiencia. La gente vende todo el tiempo. Y nosotros al relacionarnos con el sexo opuesto, también nos vendemos ¿cómo te vendes tú?

¿Eres un producto abundante, poco deseado y cotizado, de bajo precio, y poco atractivo? Si es así, no sería buena idea cambiar de estrategia, sería absolutamente necesario "cambiar de estrategia".

Tiene su mérito, su sacrificio, su costo, y debes prepararte, entrenar, debes aprender a desaprender años de comportamiento inútil al tratar a las mujeres, al final sabrás por qué valía tanto la pena, pero sólo tú sabrás cuánto más de lo que tú mismo creías.

El cambio que inicié

Curioseando, divagando, perdiendo el tiempo y buscando frases bonitas

... para mujeres en internet encontré un libro: "El Método | Neil Strauss".


Es catalogado por las librerías como una novela, pero se basa en hechos reales, en personajes reales de quienes puedes ver videos y leer sus propias teorías. Es un buen libro, motiva a cambiar o siembra en ti la inquietud por descubrir algo nuevo. Lo leí pronto, me sentí muy identificado y con cada capítulo no dejaba de pensar "ahora entiendo", "eso me ha pasado a mí", "eso es verdad", "esto lo voy a practicar".

Encontré, por así decirlo, las bases sobre seducción de las que alguna vez tuve una ligera idea que debían existir, y ahora forman parte de mí, de mi personalidad, y gracias a ello, mi vida cambió, radicalmente, en todos los aspectos y también por supuesto con las mujeres.

No había dejado de practicar la seducción, y ahora muchas cosas empezaban a tener un nuevo sentido, sabía lo que hacía, lo que funcionaba y lo que no. Entendí lo que pasaba con las relaciones, al principio torpemente. Hacía cosas nuevas, tenía una nueva actitud, y obtenía respuestas diferentes a las habituales, intentaba nuevas formas de reaccionar. Al principio lo medio hacía o lo hacía mal.

Eso me trajo cientos de oportunidades y experiencias nuevas, ahora han pasado años, y soy alguien diferente.

Leí varios libros y autores, Mystery, David DeAngelo, Ross Jeffries, y una larga lista de maestros de la seducción.

Un día, salí a la calle solo, decidido a practicar todo lo que había leído, preparado con dulces, cartas para hacer magia, chicles sabor menta, pluma, papel, rutinas, aperturas y frases. Mi ingenuo plan era hacer 100 aperturas en un día, conocer a 100 chicas en un día era mi ambicioso e inocente plan, tenía mucha experiencia por delante pues no logré más de 5 y terminé el día frustrado. Eso no era necesariamente malo, sabía que era el comienzo, que sería difícil, aunque no sabía que me tomaría varios años empezar a entender por mí mismo lo que los maestros de la seducción querían decir en sus libros, y poder adaptarlo a mi país, a mi cultura, a mi personalidad.


Empezando por el hecho de que olvidar el nerviosismo y la ansiedad no era tan fácil como me lo imaginaba.

Como sea, estaba preparado para enfrentar lo que viniera, y después de años aún lo estoy, porque estoy seguro y sé que nunca dejaré de aprender, encontraré nuevos retos, y subiré un nivel cada vez.

"Escalas a lo más alto de la montaña, y estando arriba, ves que detrás hay más, y que sigues teniendo que vivir para aprender."

Seguí intentándolo en la prepa, luego en la universidad, en el transporte, en la calle, en el supermercado, en el centro comercial, en zonas turísticas, en todos lados…

Un día fui a pedir trabajo en Greenpeace en el área de ventas. Me dieron el trabajo, y consistía en hablar con gente en los centros comerciales y convencerlos de hacer donativos para la organización. Esto se hacía mediante tarjetas de crédito (era difícil, la gente en mi país ya no confía y tampoco fluye en dinero), la gente tenía que firmar una donación de x cantidad mensual, me proporcionaban datos confidenciales personales, código de seguridad de su tarjeta de crédito, fecha de nacimiento y mi única herramienta era lo que yo lograra transmitir y el deseo que pudiera contagiar para contribuir a la causa.

Era difícil, lo era y mucho, significaba un reto y lo superaría, pero me entusiasmaba porque de una forma distinta, tenía que aprender a hacer algo que también me ayudaría en la seducción, utilizar herramientas personales como mi voz, mi forma de expresarme, mi sonrisa, mi imagen, un poco de psicología, estrategias de marketing, y mucha actitud.


Varios meses después logré romper el récord de ingresos económicos a la organización, y me satisfacía explicar a mis compañeros cómo es que yo lo hacía y como podían hacerlo ellos mismos.

No sólo eso, trabajaba en un lugar excelente, porque siempre había chicas guapas de todos tipos y clases sociales. Mi trabajo era un pretexto para conocerlas y practicar todo lo que aprendía en mis noches de insomnio leyendo sobre seducción. Todo, todo lo ponía en práctica, de tal forma que entendí que no todo funciona aquí como en Estados Unidos, Inglaterra o Europa, esto es América Latina.

A veces bien, a veces mal, otras peor, pero iba mejorando, cada vez más. Conocía sin exagerar a un promedio de 8 chicas cada día, durante mis cinco días de trabajo, durante muchos meses, y mis únicos dos días de descanso tenía citas, hasta el día en que conocía a más chicas que con las que podía salir.

Había un objetivo más grande que todo esto, una razón mayor, pero aún no la sabía, por el momento era aprender, divertirme y salir con mujeres, probar lo que aprendía en libros, descubrir y seguir mejorando.

Luego dejé de trabajar para Greenpeace, pero volví a trabajar siempre explotando mi personalidad y el arte no de la seducción, sino el arte de relacionarte con más personasy compartir con ellos lo que a ti te gusta.

También experimenté lo que era salir con una chica el mismo día de conocerla, o besarnos en muy poco tiempo, tener relaciones sexuales en la primera cita, escaparme toda la noche, hice muchas cosas y también me enamoré, y también volví a fracasar y tenía que seguir aprendiendo.

Es una mentira que alguien tenga éxito 100 de 100, porque en las relaciones sociales siempre habrá algo nuevo para aprender, una experiencia diferente y volverás a estar a prueba. Hay días malos, hay días difíciles, y hay días increíblemente excepcionales cuando te enamoras o conoces a una mujer que en ese momento supera tus expectativas y vuelves a entusiasmarte como un niño enamorado.


Pero hay un aliciente, y es la seguridad de que los días malos no son producto de la suerte, no, son el resultado de estar preparado o no estarlo, de tener experiencia o no tenerla, de tener una estrategia o caminar a ciegas. Lo que aprendes cambia tu vida, es como una maleta de respuestas que llevarás siempre y tendrás éxito.

A veces cuesta mejorar, más el hecho de cambiar de costumbres y hacer hoy algo diferente a lo que has hecho toda tu vida. A veces a la primera fracasas, y a la segunda, y una tercera, allí encontré mi pseudónimo, hay una leyenda sobre un ave de fuego, el "Ave Fénix" que resurgía de sus cenizas y siempre más fuerte y preparada que antes. Simboliza caer y levantarte, una vez más, siempre.

Guío a muchas personas en la seducción desde hace años con el Seminario Integral de Seducción ©, y hay comportamientos comunes, cuando las cosas no salen bien y pronto, se rinden, y aunque tenían ilusión, abandonan el juego, abandonan la ilusión de cambiar su vida para mejor y para siempre.

¿Y si fuera un videojuego? No lo habrían dejado, con seguridad lo habrían intentado y persistido hasta lograrlo, pero esto es más grande, la seducción que yo enseño y la que compartimos en la Comunidad LifeStyle es más que seducción, es seducción y el pretexto para cambiar tu vida, cuesta, siempre cuesta, pero las recompensas son invaluables, insuperables y cientos de veces mejores.

Somos el reflejo de lo que sentimos, saber que tenemos permitido rendirnos es aceptar que existe la posibilidad de fracasar para siempre. Tropezar está bien, caer está bien, fallar es algo normal, es natural, lo que es inadmisible es dejar de intentarlo.

Si han leído hasta aquí y piensan practicar, aprender y mejorar hasta conseguir perfeccionar, entonces los felicito, pueden lograrlo.

Convicción es lo único verdaderamente necesario, imprescindible, porque el dinero, la fama, el atractivo físico y ciertas ventajas ayudan, pero no definen el éxito, tu éxito.


No soy el estereotipo del que aparece estando en la cima, la gente me ha visto crecer, y mejorar sin olvidar que todo me ha costado trabajo, esfuerzo y perseverancia.

Cada quien tomará el camino que desea, hay quienes quieren una novia estable, varias citas, mujeres cautivadoras, sexo casual, lo que sea, pero terminará diferente, porque cuando cumples las primeras necesidades estás listo para las siguientes.

Al principio la idea de tener varias novias, relaciones estables y en general, abundancia, motivan, entusiasman, y uno de los primeros retos gratificantes será aprender a "administrar" y "organizar" las relaciones que tendrás, recordar detalles importantes de cada chica, fechas, lugares, no confundir nombres y anécdotas, no olvidar cosas.

Luego vas a enamorarte vagamente una y otra vez, habrá días que te enamores tres veces, habrá chicas que te hagan desear estar únicamente con ellas o con las que vas a involucrarte en serio y vas a dejar para siempre o por una etapa tus sueños de seductor. Es natural, estar enamorado y dar lo mejor de ti a una mujer especial.

Hace varios años, hablando con una amiga (que sabe sobre seducción) dijo algo que me hizo sentir muy bien.

Le pregunté qué haría si yo quisiera salir con su hermana, esperando que me dijera que no estaría de acuerdo. No dijo eso, dijo que me la presentaría con gusto, porque se divertiría, se la pasaría bien y aprendería junto a mí, porque sabe que la cuidaría.

Una conversación tan sencilla y me sentí muy bien.

¿El plan? Dar a las chicas la oportunidad de ser seducidas, entusiasmarse y vivir una hermosa experiencia, sorprenderse y sentir desear un beso, un siguiente paso y extrañar escuchar tu voz porque a tu lado se sienten especiales, vivas, capaces, sensuales y bellas. La relación termina, o al menos la mayoría de ellas, pero la experiencia se queda, son un recuerdo y tú eres su recuerdo para siempre.

Cuando tienes una manera de lograrlo, tienes poder, y es una responsabilidad.

Las reglas del juego son claras, descubrir, aprender, disfrutar, mejorar y vivir, una etapa a la vez.

Pasarán muchas cosas y vivirás procesos de madurez, lo que llama y atrae tu atención ahora, como ciertas banalidades, serán después únicamente parte de lo que deseas en una mujer, belleza, atracción, pero también buscarás inteligencia, pasión, calidad humana.

Sé sincero. Sientes miedo al rechazo, al cambio, también nerviosismo, ansiedad, vergüenza y no quieres hacer el ridículo al acercarte a una mujer y que te rechace o ser torpe. Es un paso y tienes que darlo.

Está bien, es normal, pero ellas también lo tienen difícil, se han topado con hombres ineptos, las han lastimado, engañado y a veces usado, siguen siendo frágiles tras esa atractiva apariencia, no son seres diferentes, no son diosas, sólo son mujeres y se enamoran también, seamos de quien se enamoren.

Cuando lo que hacía empezó a tener un propio camino y una esencia única, empezamos a llamarnos LifeStyler's, en esencia soy el mismo, pero hemos cambiado.

10 comentarios :

  1. amigo sos un grande gracias por la ayuda y estos articulos que publicas estan muy buenos, exitos gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias José...

    Éxito para ti tmb!!

    ResponderEliminar
  3. Despues de ver tu video en youtube, me pregunte si tenias pagina web y hoy por casualidad buala...

    con respecto a lo que mencionas de que Existe gente muy noble, con gran voluntad, con talento y con muchas ganas de contribuir, es totalmente cierto.

    Enhorabuena por tu pagina y por tu afan por hacer crecer la comunidad en mexico.


    pd. me he tomado la libertad de linkear tu blog desde mi pagina que tambien trata de lo mismo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Ey ¿qué tal paisano? (aunque veo que visitas desde España)

    Eso es verdad, he conocico a mucha gente genial!

    Gracias por contribuir también.

    Y permiteme regresar el link a tu página, enviame el título q quieres q ponga.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Amigo... mi pagina es

    http://elmexicano.blogia.com/

    Blog La Seducción del Mexicano

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué tal "El Mexicano"?

    He puesto ya tu link en la sección "Vínculos y Enlaces"...

    Éxito!

    ResponderEliminar
  7. k onda io soi felipe mtz
    kisiera saber mas sobre este tema
    xfa contesta

    ResponderEliminar
  8. muy buen blog... te felicito aven´s fenix

    ResponderEliminar
  9. Tengo dos anos q Ella se fue de mi lado y aun la amo ,,estamos casados aun t tenemos dos hijos ,q puedo hacer para olvidarla ..

    ResponderEliminar
  10. ey como ago para agregarlos. como amigos en fb para k m escuches lo k estoy pasando y m den una idea para superar esto nesesito ablarlo con alguien

    ResponderEliminar