lunes, 20 de agosto de 2018

A veces… ¡Tú Eres El Jodido Problema!


¿Por qué no tomas acción?, ¿por qué no cambias?, ¿por qué no haces? Te lo diré.

Porque tienes una habilidad infinita para inventar excusas.

Porque eres experto en crear en tu mente la situación perfecta para no creer en ti, o para creer que no crees en ti.

Porque eres muy hábil encontrando la forma de hacerte sentir que no eres suficiente, que todavía no puedes, que te sigue faltado mucho.

Porque eres especialista en quedarte sentado, o acostado, inmóvil, haciéndote tonto, creyendo que así, esperando, un día llegará y por fin estarás preparado.

Pensar, planear, meditar, y seguir pensando, planeando, meditando… sobre tu historia, sobre tu pasado, sobre tu futuro, sobre qué acciones deberías tomar…

Eso, ese proceso infinito de pensar y planear, hace mucho ya no es pensar, en realidad es… hacerte bien pendejo.

¿Por qué? Porque bien sabes que sí puedes avanzar, intentar, arriesgarte. Todo eso, aun sin estar listo. Estar listo no es requisito para ir por más.

-

¿Qué harás? ¿Seguirás esperando a que creer en ti, merecer y estar listo aparezcan de repente porque a alguien le diste lástima, te los regaló y entonces puedas tomarlos?

¿Quién te hizo creer que así sería? ¿Por qué lo creíste? ¿Volverás a posponer acciones, decisiones, responsabilidades? ¿Hasta cuándo?

Ojalá que no estés esperando a que se acaben las excusas, porque no se acabarán.

Porque siempre puedes inventar más razones para posponer, para no creer en ti, para pensar que no estás listo, para sentir que algo falta, para decidir que el momento será luego.

Entiéndelo, por favor. Sólo una cosa te hace falta, una sola, y con eso puedes dejar de hacerte tonto. Acción, es lo único que falta.

Esa es la palabra que da poder, pero no se dice, se hace. No la pronuncies ni la prometas, sólo muévete.

-

Aunque… ¿qué crees? ¡Malas noticias!

La acción no evitará que caigas y te rompas una pierna, no evitará que te estrelles contra la pared y te rompas la nariz, no evitará que algo salga muy mal y después te sientas como un grandísimo fracasado.

La acción no evitará que duela, es más, la acción hará que duela. La acción no desvanecerá el temor, es más, es eso a lo que le tienes miedo.

Lo único que hará la acción, y por eso es lo único que necesitas, es que sólo gracias a ella podrás un día creer en ti, ganarte algo y merecerlo, comprobar que ahora sí estás listo.

¡Muévete! Con una jodida chingada, carajo, sólo muévete.

Levántate de esa pinche cama, mueve tus pálidas piernitas, sal de esa maldita espiral de daño.

Mientras no tomes acción, eso que quema, que lastima, que duele, que te detiene, seguirá quemando, lastimando, doliendo, te seguirá deteniendo… indefinidamente.

Es sólo a través de la acción que vas a descubrir algo nuevo, vivir algo diferente, saberte y sentirte digno y orgulloso.

Nadie va a hacerlo por ti, nadie vendrá a rescatarte, nadie puede, sólo tú, con algo que siempre ha sido tuyo, que siempre has tenido contigo: Tus acciones.

-

¿Que alguien te hizo daño?, ¿que nadie sabe qué sientes?, ¿que te maltrataron?, ¿que la vida sólo te ha mostrado su peor cara?

¿Te rompieron el corazón?, ¿te traicionaron?, ¿destrozaron tu confianza?, ¿te humillaron y acabaron con tu autoestima?, ¿te hicieron creer que no podías?

Todo eso, o algo de eso, puede que sea cierto, pero no eres la víctima.

Esto tiene fin y es totalmente reversible si la acción depende de ti. ¿Y qué crees?, que sí, y ningún pretexto va a cambiar eso.

Así que pudieras estar viviendo una situación difícil, trágica, conmovedora, el infierno mismo si tú quieres, y eso es tu problema porque de tus acciones depende que siga siendo así.

No eres la víctima, no estás atrapado, no eres el único que pasa por algo difícil. Todos alguna vez pasamos por algo muy cabrón que nadie más sabe.

Entonces, mejor que empieces a pensar distinto, proactivo, responsable. Si tú eres el jodido problema, y lo eres, tú eres la solución.

Tú sabes exactamente qué debes hacer, sólo tienes que hacerlo. ¡Acción! ¡Arre!

-

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.