viernes, 21 de abril de 2017

Psicología De Las Emociones Negativas - Felicidad, Autoconocimiento, Salud Y Superación Personal


Este tema no era prioridad, hasta hoy: Odio, rencor, y frustración. Odio y rencor tienen sutiles diferencias, pero, eso ahora no importa.

¿Recuerdas cuántas veces te caíste para aprender a andar en bicicleta? ¿Ves lo absurdo que sería, que odiaras las bicicletas porque cuando eras pequeño, alguna vez te caíste de una? De eso trata este video, de cuando las personas generan odio, y frustración, porque nunca entendieron qué pasó, y después, enseñan a otros, a sentir más odio, y más frustración.

Hace poco, hojeaba una revista para mujeres, y fue muy triste, por las lectoras de esa revista, saber qué es lo que están aprendiendo de ahí. En cierta sección, se hablaba especialmente sobre los hombres, lo cual me parece totalmente natural. Lo que no me pareció natural, ni mucho menos, útil, fue que publicaran algo cargado de tanto resentimiento.

La redactora, literal, aseguraba cosas como estas, sobre todos los hombres: Todos los hombres, buscarán aprovecharse de ti. Todos los hombres, quieren con tu mejor amiga. Todos los hombres, casados, siempre dirán que son solteros. O sea, que en esencia, no existen hombres capaces de enamorarse, de ser honestos, o de respetar a una mujer.

Según ella, lo único que los hombres desean, es estar casados, para estar con tu mejor amiga, y en el transcurso, si pueden, aprovecharse de ti.

Creo que no es difícil saber si la persona que escribió esto, ha tenido buenas, o malas experiencias con los hombres. Y una persona, no es capaz de enseñarte conscientemente, más de lo que ella misma sabe o entiende, pero, imaginemos que es verdad.

Imaginemos que la redactora, no se equivoca, y que sí, todos los hombres, todos, somos así. Qué triste, porque… ¿Sabes? Si alguna vez querías formar una familia, no puedes, porque el hombre es el enemigo, ¿recuerdas? ¿Con quién compartirías, en pareja, las mejores etapas de tu vida, si los hombres son la encarnación en vida de la maldad?

Si ahora mismo estás enamorada de un hombre y te gusta cómo es, aléjate, ahora, porque los hombres son peligrosos, y sólo van a hacerte daño. Si un chico te gusta, olvídalo, porque él sólo quiere casarse con alguien para estar con tu mejor amiga. Y después, estar con la mejor amiga de tu amiga, y después, con la mejor amiga de la amiga de tu amiga.

¿Tú creías que el sentido de la vida era lograr algo como, nuestra plenitud, éxito, ser felices? No, te equivocas. Nuestra misión es ir destrozando todo a nuestro paso, para estar con la mejor amiga de la chica que antes fue la mejor amiga de otra amiga. Ah, todo eso después de habernos casado, porque si no, no se puede. No destruiríamos todo, como es nuestro plan.

Si alguna vez has tenido una muy mala experiencia con hombres, lo cual, es muy probable que sí, entonces, puede que le encuentres sentido a todo esto. Pero, no creo que estés de acuerdo, cuando seas tú, y todo el género femenino, quienes sean juzgados.

Sí, hay gente mierda, y deshonesta, y miserable, pero no toda la gente es así. Y si tú crees que sí, no eres tú, sino tu rencor, dirigiéndote.

¿Qué pasa? Que cuando las personas generan odio, y frustración, sólo saben proyectar odio, y frustración, porque eso es lo único que conocen. Sí, claro, hay hombres que mienten, y mujeres que lo hacen, y niños que también, y viejecitos y viejecitas gandayas.

No es una cuestión de género, o de odio de género. Pero si lo ves así, o dejas que una persona tóxica, instale su odio, frustración, rencor, y sus complejos dentro de ti, eso, te va a hacer muchísimo daño.

Ahora, veamos el otro lado, porque también existe. ¿Sabes la cantidad de porquería, y maldad, que puede salir de los labios de un hombre frustrado, y misógino, hacia las mujeres? Ni siquiera voy a mencionarlo, pero ya te puedes imaginar lo que un hombre, frustrado, que le tiene rencor a las mujeres, podría asegurar sobre “todas las mujeres”.

¿Qué pasa si permites que las personas que sólo han tenido malas experiencias, instalen dentro de ti, su odio y sus prejuicios? Pues qué triste vida te espera, porque la mitad de tu familia, y la mitad de las personas trascendentes e importantes en tu vida, son mujeres, o son hombres. Y si dejas que ese rencor que instalaron en ti, dirija tus acciones, vas a hacerles daño, porque creerás que son el enemigo, y te harán daño de vuelta.

Ahora, olvidemos la cuestión de género. ¿Qué puede enseñarte una persona que se siente fracasada y frustrada con la vida?

Me imagino cosas como estas: La felicidad, y las experiencias maravillosas, no existen, y si existieran, no son para ti. Todas tus metas son imposibles, olvídalas. La vida, es una mierda, y sería mejor no haber nacido. Los demás son el enemigo, y quieren destruirte.

¿Sabes cuánto daño te haría tragarte su rencor y frustración, o sabes cuánto daño le haría a las personas que más quieres, creer en este tipo de cosas?

Si generas odio, y lo alimentas, serás agresivo porque estarás a la defensiva.

Si tú eres agresivo, los demás te van a responder igual, y entonces, creerás que tenías razón, que los demás eran tus enemigos. Como en cualquier discusión o pelea estúpida, de esas que surgen de manera estúpida. Cada uno creerá que fue el otro quien empezó. Y quizás, empezaron los dos.

Si permites que los demás instalen su odio dentro de ti, y ves tu universo a través de ese prisma, es bien probable que te vaya jodidamente mal en la vida. Porque una vez dentro de ese círculo de rencor y frustración, la inercia es hacer daño a los demás, que te lo hagan de vuelta, y que el círculo se realimente por sí mismo. Hay personas a las que sólo les hace falta una chispa para alimentar su rencor, y encender su odio.

El odio, el rencor, y la frustración, sólo son golpes de la vida que pudieron convertirse en experiencia, y sagacidad, y hacerte más listo… Pero no terminaron su viaje, enseñándote sobre la vida, sino que se quedaron ahí, quemándote por dentro. No superaste ese nivel, y te quedaste ahí, bloqueado, traumado, hecho pedazos.

El odio, el rencor, y la frustración, sólo son el resultado de una mala experiencia de la que no aprendiste nada.

Ibas a aprender una gran lección para tu experiencia y tu sagacidad, pero cerraste los ojos y te quedaste a la mitad, sufriendo, en el limbo. Ibas a aprender algo muy valioso para ti. Era tu oportunidad para ser más listo, más capaz, más fuerte, pero no aprendiste nada.

Te salpicaron, mierda, y en vez de moverte de ahí, y limpiarte, elegiste quedarte ahí y embarrarte más. Empezaste a salpicar a otros, y expandiste la epidemia de odio.

El odio, el rencor, y la frustración. Sólo son golpes que recibiste, y que sin duda, dolieron, pero de los que no aprendiste nada.

Si logras darte cuenta de esto, a tiempo, sal de ese círculo.

Estoy seguro que podríamos debatirlo, pero considero que tu mente es lo más valioso que tienes, y de lo que haya ahí, dependerá cada una de las experiencias que vas a vivir.

Tu mente, es poderosa. Es capaz de crear, interpretar, imaginar, resolver, aprender. Es un libro en blanco con un grandísimo potencial, en el que tú elegirás a qué le das vida y espacio.

Es como cuando estás teniendo un gran día, y se arruina porque una persona cualquiera, hizo un tonto comentario sobre tus zapatos. Tú aceptaste que un tonto comentario de cualquiera, tuviera vida, y espacio, y eclipsara y arruinara un gran día.

Tú eliges, a qué le das vida, y fuerza, en tu mente. Tú eliges, si son la frustración y el odio, quienes habitan tu mente, y crecen dentro de ti como una plaga, enfermándote. O, tú eliges si son las grandes personas, y las buenas experiencias, y el aprendizaje, quienes habitan tu mente y crecen dentro de ella.

¿Entiendes ahora lo absurdo que sería, que odiaras las bicicletas, porque cuando eras pequeño, alguna vez te caíste de una? No, no, no. No odies las bicicletas, mejor aprende a no caerte de ellas.

Dale vida, en el grandioso potencial que tiene tu mente, sólo, a todo aquello que te haga mejor, aunque a veces duela, y lo demás, ignóralo. ¡Arre!

Entra a mi página, si te interesa tomar un curso o entrenamiento con nosotros.

Comparte el video, si crees que es útil para alguien que estimas. Y suscríbete y activa la campanita si quieres que nos veamos de nuevo.

Deja tu “Me gusta” si quieres que hable más sobre temas como este. Y comenta, ya sabes que me gustaría saber qué piensas. Hasta pronto, y recuerda que todo lo que haces te convierte en quien verdaderamente eres.